Chopard nos presenta dos versiones de uno de sus relojes más espectaculares tanto estética como técnicamente hablando, el L.U.C Perpetual Chrono, ahora con nuevas esferas plateadas.

Dos años después de su debut en Baselworld, Chopard nos ofrece dos nuevas versiones en oro gris y oro rosa de uno de mis relojes favoritos, el extraordinario L.U.C Perpetual Chrono, cuya principal novedad reside en sus esferas plateadas. Recordemos que los dos primeros modelos de 2016, en oro blanco y oro rosa, exhibían esferas grises, mientras que la referencia en platino presentada el año pasado recurría a un dial azul.

El Chopard L.U.C Perpetual Chrono reúne la gran complicación de calendario perpetuo con un cronógrafo flyback y la indicación de fase lunar.

No es tarea fácil ofrecer estas complicaciones bajo un diseño estéticamente agradable, equilibrado y con buena legibilidad, pero sin duda, Chopard lo ha conseguido con el L.U.C Perpetual Chrono.

Chopard L.U.C Perpetual Chrono 161973-1002

Estas dos ediciones limitadas cada una de ellas a 20 ejemplares mantienen uno de sus aspectos fundamentales: sus cajas están fabricadas con oro ético certificado FarminedDe hecho, Chopard es la primera empresa de relojería que se ha comprometido a utilizar el 100% de oro ético a partir del pasado mes de julio de 2018. Este certificado asegura que el oro se ha extraído de manera responsable en explotaciones artesanales, que los mineros y el medio ambiente reciben un tratamiento correcto y que los compradores pagan una prima, además del precio fijado para el oro, que se reinvierte en proyectos comunitarios.

Su caja de 45 mm y 15,06 mm de grosor encierra una esfera de oro de color plateado con satiné soleil y guilloché realizados a mano, con los rayos centrados sobre la doble ventana de fecha bajo las 12 horas, y grandes numerales arábigos aplicados. Las dos originales y subjetivamente atractivas subesferas bulbosas, incluyen la mayoría de la información; mientras la derecha incluye las indicaciones de año bisiesto, mes y el totalizador de 30 minutos cronográfico, el subdial izquierdo implementa las funciones de día-noche, día de la semana y el totalizador de 12 horas. Equilibrando el conjunto, la fase lunar, incluyendo un pequeño segundero, se ubica a las 6 horas. Por último, las agujas dauphines de horas y minutos comparten eje con la fina segundera del cronógrafo.

Chopard L.U.C Perpetual Chrono 161973-1002

En su interior late el calibre L.U.C 03.10-L, un movimiento de remonte manual que late a 28.800 alternancias por hora (4 Hz), y dispone de una excelente reserva de marcha de 60 horas. Adicionalmente a las funciones de calendario perpetuo y cronógrafo flyback, cabe destacar que el mecanismo cronógrafo implementa embrague vertical y rueda de pilares, dos elementos que le aportan rapidez y suavidad de activación.

Además de ostentar el certificado cronométrico C.O.S.C., el L.U.C Perpetual Chrono dispone del Punzón de Ginebra gracias al excelente nivel de sus acabados, tal como podemos observar desde el cristal de zafiro que cierra la trasera: «côtes de Genève», perlado, satinado y pulido.

Chopard L.U.C Perpetual Chrono 161973-5002

Elegante, rotundo, de fuerte personalidad, con un diseño clásico pero atrevido a la vez, calibre técnicamente impecable, calendario perpetuo y cronógrafo flyback… Sencillamente espectacular, y más aún con la nueva esfera plateada. Combinada con la caja de oro gris es mi versión favorita.

Más información: www.chopard.es

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.