En Watch-Test no nos cansamos de mirarlo. El 1815 Homage to Walter Lange es un regalo para todos los sentidos. Una exquisitez como pocas. Desde nuestro sitio web solo podemos ragalaros uno de esos cinco sentidos ... la vista.

Cierto. Ya hemos hablado en un par de ocasiones del 1815 Homage to Walter Lange que A. Lange & Söhne nos presentaba unos días antes de que el SIHH de 2018 abriera sus puertas. La primera vez aquí, para daros a conocer este sensacional guardatiempos en todas sus versiones. La segunda, en este artículo que dedicábamos al resumen de las novedades de la manufactura en el salón ginebrino.

Pero, a pesar de que todas y cada una de las ediciones limitadas del 1815 Homage to Walter Lange son, sencillamente, verdaderas bellezas, la que más expectación levantó fue la pieza única en caja de acero. Los aficionados a la alta relojería y, en particular los seguidores de la marca, sabéis de sobra que el acero en Lange está reservado para ocasiones muy (pero que muy) especiales. En este caso, probablemente uno de los más especiales sino el que más desde la refundación de la manufactura, la experiencia acabará en la subasta que se celebrará dentro de dos días, el domingo 13 de mayo, en el Hotel La Réserve de Ginebra según os hacíamos saber en este artículo.

Sea como sea y por mucho que nos empeñemos en contaros por escrito todas y cada una de las grandezas de los guardatiempos que tenemos ocasión de disfrutar en vivo, somos perfectamente conscientes de que nada puede compararse con imágenes que les hagan justicia. Y en este caso lo son, vaya si lo son. ¿Preparados?

10 elementos

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.