A. Lange & Söhne. Los matices de una perfecta simetría.

\\ WT REF 38898 Se lee en 2' 20''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Lange 1 y Lange 1 Daymatic son dos de los indiscutibles protagonistas del catálogo de A. Lange & Söhne. El primero de ellos es la leyenda, el icono y protagonista absoluto del renacer de la manufactura. Con un movimiento de remonte manual es el preferido por los más puristas, por aquellos para los que dar cuerda a un reloj supone una placentera experiencia. El segundo, apellidado como Daymatic, es la versión más práctica destinada a los que prefieren no preocuparse del tiempo restante hasta el próximo remonte, a los más pragmáticos que optan por ponerse en manos de un calibre automático.

A simple vista y a juzgar por la esfera de ambas piezas puede parecer que, dejando a un lado esta oposición en la filosofía de cada usuario, ambos guardatiempos muestran una simetría perfecta, que el Lange 1 Daymatic es el simple reflejo de su predecesor. Lo cierto es que hay otros matices.

Para ver los correspondientes al respecto de la disposición de las indicaciones en la esfera nos apoyaremos en la siguiente imagen en la que podemos ver el dial del Lange 1 a la izquierda y el correspondiente al Lange 1 Daymatic a la derecha.

Lange 1 vs Lange 1 Daymatic DialesResulta considerablemente obvia la simetría existente entre ambos. Los centros de todas las indicaciones implementadas en las esferas forman un triángulo cuyo vértice parte del eje en el que se ubican las agujas de horas y minutos. Desde aquí se proyectan dos de los tres lados del triángulo cuyos extremos mueren en la fecha panorámica y en el centro del dial subsidiario que alberga al pequeño segundero. El lado restante, el que forma una línea vertical, une las dos indicaciones anteriores y, justo en la mitad de su recorrido, pasa por el eje de la última de las indicaciones y que es distinta para cada uno de los dos guardatiempos.

En tanto que el Lange 1 es de remonte manual, los relojeros de la manufactura se decidieron por implementar una indicación prácticamente innegociable en este tipo de relojes: la correspondiente a la reserva de marcha. Obvia cualquier comentario a la utilidad aportada. Aunque disfrutemos de darle cuerda a nuestro reloj y lo hagamos a diario, debemos conocer la energía acumulada en el muelle real en cada momento. Por simple precaución y para evitar que, ante un posible descuido, el reloj llegue a detenerse.

Lange 1 vs Lange 1 Daymatic Front

En el caso de Lange 1 Daymatic y aunque también, en mi opinión personal, es de utilidad la información de la reserva de marcha en el caso de los relojes automáticos, la decisión fue la de sustituir esta indicación por la de los días de la semana retrógrados y de salto instantáneo. Así, en el lado izquierdo de la esfera y en lugar de la leyenda AUF/AB, nos encontramos con la correspondiente a las iniciales de los días de la semana, obviamente, en alemán.

¿Y vosotros? ¿Sois de los que disfrutan dando cuerda al reloj o de los que apostáis por el sistema automático? Cuestión de sensaciones. La calidad en los acabados, la mecánica y la excelencia de Lange la encontraréis por igual en ambas piezas. Para acabar, y extraído directamente de la nota de prensa, os dejo con una tabla en la que se detallan las diferencias existentes entre el Lange 1 y el Lange 1 Daymatic.

Lange 1 vs Lange 1 Daymatic Tabla

 

 

\\ WT REF 38898
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta