“Terraluna”. Ese es el término que, sin lugar a dudas, un abrumador porcentaje de aficionados y coleccionistas de Alta Relojería devolverían si tuvieran que definir las novedades de A. Lange & Söhne en este 2014. Mentiría si negara que me sentí ciertamente impresionado en todos los aspectos por esta magnífica pieza albergada en una caja de la colección Richard Lange y, de hecho y como no podía ser de otro modo, estoy preparando el correspondiente artículo dedicado a este guardatiempos, artículo que, por supuesto, superará la extensión de incluso muchos de los artículos más largos escritos en Watch-test. No obstante y a título personal, dudaría en mi definición y probablemente mi respuesta sería “1815”.

Pienso justificar mi respuesta en las próximas líneas dedicadas a las dos novedades que, dentro de esta colección, A. Lange & Söhne presentó en el pasado SIHH, cada una de ellas con su propia razón de ser y representando la excelencia a la que esta manufactura germana nos tiene acostumbrados.

1815 TOURBILLON.

2.ALS1815-2014Aunque por motivos que radican en los conocimientos técnicos necesarios la mayoría de aficionados a la relojería desconocen el complejo funcionamiento del tourbillon de manera detallada, me atrevo a afirmar que la mayoría de vosotros sabéis de la utilidad de este mecanismo y que coincide con la necesidad que lo originó hace ya más de 200 años. Debido a que la mayor parte del tiempo la posición que ocupaban los relojes de bolsillo de la época era la vertical, la fuerza de la gravedad afectaba a la oscilación del volante y, con ello, daba lugar a importantes desviaciones en la marcha del reloj. La solución aportada por Breguet fue tan simple en su concepción como compleja en su diseño y ejecución: el órgano regulador debía cambiar constantemente de posición en el espacio para ir compensando los efectos nocivos de cada una de sus posiciones por la diametralmente opuesta. De este modo, el conjunto volante-espiral se ubicaba en el interior de una jaula que giraba 360º sobre un eje en un tiempo que, normalmente, era de 60 segundos. Queda patente, como ya sabíamos, que el tourbillon consigue aumentar la precisión y la estabilidad en la marcha del órgano de regulación del guardatiempos y, por tanto, del movimiento mecánico en su conjunto.

Paradójicamente, la precisión y estabilidad en la marcha del tren de engranajes aportada por el tourbillon no se veía complementada en el momento de sincronizar el reloj, es decir, en el momento de ponerlo en hora. El motivo era sencillo: no se podía detener el tourbillon. Fue en el año 2008 cuando Lange patentó un mecanismo al que bautizó con el nombre de “stop seconds” que permitía detener el volante de manera que el reloj podía ser ajustado de manera más precisa.

3.ALS1815-2014No obstante, generalmente los guardatiempos equipados con un mecanismo de tourbillon implementan el pequeño segundero del movimiento base gracias a una pequeña aguja que se sirve del movimiento rotacional de la jaula para su conducción. Así pues, aunque el proceso de sincronización se vió considerablemente mejorado con el dispositivo de parada del volante, se debía complementar con un ejercicio de precisión “manual” para conseguir que, en el momento de extraer la corona, la aguja del pequeño segundero se encontrara en la posición de las 12.

Ha sido de nuevo A. Lange & Söhne en este 2014 y gracias a una segunda patente consistente en aplicar el ya existente Zero-Reset de sus movimientos convencionales a aquellos que implementan el tourbillon el que ha mejorado el mecanismo de sincronización de los guardatiempos. Así pues, y con este 1815 como pieza pionera, al extraer la corona y gracias a la acción combinada de los mecanismos de “Stop Seconds” y “Zero-Reset”, se detiene el volante de manera instantánea en el interior de la jaula y la aguja del segundero se desplaza de manera inmediata hasta la posición de cero. Aportar precisión a la precisión, esa es la razón de ser de este primer 1815 que ve la luz en este 2014.

Puesto que hemos empezado la exposición del nuevo 1815 Tourbillon por su principio de funcionamiento, seguiremos el artículo comentando que el movimiento mecánico albergado en su interior y que permite las funciones comentadas es el de remonte manual L102.1 con una frecuencia de oscilación del volante de 21.600 alternancias por hora y una reserva de marcha de 72 horas. Como culminación a la artesanía de este calibre, a las habituales características implícitas a los movimientos de Lange como los decorados y grabados a mano, se le añade el contrapivote del puente del tourbillon que sustituye el habitual rubí sintético por un diamante.

De sobra conocidos los parámetros morfológicos de la caja de la Colección 1815 en este caso las dimensiones, como siempre contenidas, son de 39,5 mm de diámetro por 11,1  de altura. En cuanto al material de fabricación dos serán las referencias que, inicialmente, se lanzarán de este modelo: una en producción regular de oro rojo combinada con una correa de aligátor rojiza (Ref. 730.032) y una segunda en Edición Limitada a 100 piezas en caja de platino combinada con una correa, también en piel de aligátor, pero en color negro (Ref. 730.025).

4.ALS1815-2014El dial es idéntico para ambas versiones de modo que, sobre el fondo manufacturado en plata maciza y respetando el color original de este metal, se disponen los habituales números arábigos de la Colección 1815 en negro al igual que la discreta escala minutera del tipo ferrocarril que recorre el perímetro de la esfera. Sobriedad, máxima legibilidad y elegancia son sus tarjetas de presentación. Las agujas de horas y minutos, de morfología lanceada, son de acero pavonado al igual que la correspondiente al pequeño segundero alojado a las 6, en la jaula del tourbillon, aunque esta última en forma de hoja estilizada con un contrapeso en forma de pica.

Respecto de los precios de venta recomendados, el correspondiente a la versión en caja de oro rojo y de producción regular es de 132.500 €, en tanto que el de la Edición Limitada a 100 piezas en caja de platino será de 162.500 €.

aa

1815 REF.235.

5.ALS1815-2014Así de “fría” suena la nueva denominación de la segunda novedad de esta Colección para 2014. Lo cierto es que existían pocas opciones en cuanto a su bautizo y, en mi opinión, concretamente dos: la primera de ellas la escogida por Lange y que responde, sencilla y llanamente a la referencia de la caja y, una segunda, que bien hubiera podido ser 1815 38,5 mm en alusión al diámetro de la caja de este nuevo guardatiempos y sobre la que recae la novedad en cuestión.

Sea como sea, el nombre con el que cada manufactura decide bautizar a sus relojes es una cosa y, otra muy distinta, lo que cada uno de estos guardatiempos representan en el seno de cada marca y en el panorama de la Alta Relojería Suiza. En este caso, sin lugar a dudas, responde a un ejercicio de perfeccionismo y autoexigencia de A. Lange & Söhne. Afortunadamente, parece ser que en cierto modo los tamaños descomunales de caja empiezan a no justificarse a cualquier precio. Y es que cajas grandes permiten que en su interior se alberguen calibres grandes, cuando lo realmente complicado es la manufactura de calibres mecánicos de reducidas dimensiones, aquellos que permiten que sean alojados en cajas de tamaños contenidos, máxime si se pretende fabricar un reloj de cariz elegante.

6.ALS1815-2014Así pues, el histórico 1815 que hasta ahora estaba disponible en caja de 40 mm de diámetro por 8,9 mm de altura respondiendo a la referencia 233, este 2014 se presenta bajo la nueva 235 con unas todavía más ajustadas dimensiones de 38,5 mm de diámetro y 8,8 de altura. Puesto que el calibre alojado en el interior de esta nueva referencia permanece invariable respecto de la anterior, el L051.1 de remonte manual y 55 horas de reserva de marcha con unas dimensiones de 30,6 mm de diámetro por 4,6 de altura, queda pues patente que el nuevo 1815 Ref.235 es una excelente demostración de como adecuar la envolvente de un reloj al corazón que late en su interior.

7.ALS1815-2014En cuanto al dial y sus indicaciones son idénticas a las del 1815 Tourbillon, y a las de esta Colección en general, a excepción del dial subsidiario a las 6 que alberga al pequeño segundero sustituyendo al tourbillon. Esta nueva caja de 38,5 mm se manufacturará en tres versiones de producción regular y tomando siempre el oro – amarillo, blanco o rojo – como material de base. Los precios de venta recomendados para cada una de estas versiones serán de 20.000 € para las cajas de oro amarillo y oro rojo, en tanto que el correspondiente a la caja de oro blanco será de 21.000 €. Sin duda alguna y por lo que a mí respecta, se trata del guardatiempos que presenta una de las mejores relaciones calidad-precio bajo todos y cada uno de los puntos de vista que pueden aplicarse.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.