Como hemos venido diciendo, estas fechas son días de novedades y avances del próximo SIHH 2012 que se celebrará en próximo mes de enero en Ginebra y vistas las alturas del mes de diciembre en las que estamos, a las puertas de Navidad, echábamos en falta el correspondiente anuncio de A. Lange & Söhne.

La manufactura germana ha hecho pública la novedad, o por lo menos una de ellas, con la que nos obsequiará (no tomar esta palabra en su estricto sentido) el próximo año 2012: el Datograph Up/Down.
En ocasiones, las manufacturas, quizás presionadas ante la celebración de eventos de la envergadura del SIHH, tienden a lanzar novedades que se podrían definir como “trampa” ya que se trata de modelos que incorporan simples variaciones estéticas que pueden considerarse superfluas y sin ningún valor añadido al carácter técnico del guardatiempos. Afortunadamente, y salvando la dificultad que suponía mejorar un hito relojero como el Datograph, no es el caso y podemos afirmar sin paliativos que A. Lange & Söhne se ha superado en la manufactura de esta nueva versión.
Durante toda una década, el Datograph ha sido considerado por un gran número de aficionados y coleccionistas como uno de los cronógrafos más completos. Dos han sido los motivos de este calificativo; por un lado las ventajas técnicas que implementa y, por otro, la exquisita armonía y sencillez de las indicaciones, tarea harto difícil al tratarse de un cronógrafo.
Iniciemos el análisis de este guardatiempos a la vez que lo vamos comparando con el anterior modelo.

Para empezar, una caja de 41 mm frente a la anterior de 39 mm. En un primer momento este incremento puede llevarnos a pensar que ocasione cierta pérdida en la elegancia implícita del modelo original. En mi opinión nada más lejos de la realidad puesto que no hay que olvidar que, aunque se trata de un reloj al que podemos calificar de elegante y ciertamente versátil en su uso, sus genes son de carácter deportivo dada la incorporación de la complicación de cronógrafo, gobernado con rueda de pilares, y función flyback. Esta nueva versión se entrega, inicialmente, solo en caja de platino, frente a las distintas opciones que existían en el modelo anterior: platino y oro rojo.

Sigamos con el dial. En el anterior modelo las posiciones de las 2, las 6 y las 10 venían indicadas con números romanos mientras que en esta ocasión se representan mediante índices aplicados en forma de barra y en oro rodiado siguiendo la misma grafía que las posiciones de las posiciones a la 1, a las 5, a las 7 y a las 11. Las agujas mantienen su forma y construcción original mientras que la configuración del dial se limita a la opción negro con subdiales plateados que es la que corresponde a la caja de platino de la versión anterior. La combinación correspondiente a dial plateado con subdiales rodiados que se implementaba con la caja de oro rojo del modelo anterior no existe. La configuración de los dos subdiales no varía. El nuevo Datograph, al igual que el anterior, incorpora la gran fecha característica de Lange y, para ser coherente con el aumento del diámetro del dial, se ha incrementado la dimensión de las ventanas en un 4% lo que pone de manifiesto el compromiso del detalle con el que la manufactura germana ha tratado a este nuevo modelo. En el perímetro del dial se mantiene la escala taquimétrica que comprende las velocidades entre los 70 y los 400 km/h.

Puesto que las cosas bien hechas no dejan lugar a los detalles superfluos y sin sentido, es lógico que busquemos el significado del término añadido al nombre de esta nueva versión del Datograph: Up/Down.

El motivo de este adendum se debe a la incorporación de una función suplementaria respecto del modelo anterior de carácter técnico pero que se ve, a la vez, reflejada en el dial de esta novedad. En la posición de las 6 encontramos un pequeño indicador de reserva de marcha circular. Pero la complejidad técnica no se ha limitado a la incorporación de este indicador sino que, en una mejora más que considerable, se ha pasado de las anteriores 36 horas de reserva de marcha a un valor de 60 lo que supone un incremento de 24 horas (1 día) adicional o, dicho de otro modo, un aumento porcentual del 67% respecto del valor anterior. La solución adoptada ha sido la de incorporar un barrilete de mayor diámetro, quizás aprovechando la oportunidad que ofrece el ligero aumento en las dimensiones de la caja.

El anterior Datograph latía gracias al calibre manufactura L951.1 de carga manual mientras que el actual lo hace bajo las órdenes del calibre, también manufactura, L.951.6 a 18.000 alternancias/hora (2,5 Hz). De la estabilidad de la marcha de este guardatiempos se ocupa el gran volante, además de su espiral, desarrollado y fabricado en Lange dotado de un total de seis pesos excéntricos para la regulación.

En resumen una novedad para el próximo 2012 que puede ser considerada como tal, tanto a nivel estético como, y más importante, a nivel técnico y de funcionalidad. Obviamente habrá que esperar a conocer su precio, pero teniendo en cuenta el de las ediciones anteriores, unos 50.000 € la versión en caja de platino con correa de cocodrilo, y dadas las mejoras incorporadas, no creo que esté por debajo de los 55.000-60.000 €. Bueno, siendo el día que es, quizás alguno de vosotros sea agraciado con algún dinero extra que podáis invertir en esta extraordinaria pieza.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.