Abordamos en este artículo la segunda de las grandes novedades presentadas por A. Lange & Söhne durante el SIHH del pasado mes de enero, aunque en este caso lo haremos bajo la modalidad de test. De nuevo se trata de un guardatiempos alojado en una caja 1815 al igual que el Grand Complication sobre el cual os hablaba la pasada semana. De hecho, a simple vista y sin detenerse en los detalles que ofrecen tanto el dial como la caja de cada uno de los dos guardatiempos, podríamos pensar que se trata de dos piezas relativamente similares. Pero las diferencias existen y son, excepto aquellas de carácter estético como las dimensiones o la distribución de las indicaciones en el dial, prácticamente insalvables.

Con lo dicho en el párrafo anterior no pretendo subestimar, ni mucho menos, al nuevo 1815 Rattrapante Perpetual Calendar, puesto que tan sólo pensar en hacerlo supondría una verdadera herejía. Se trata tan sólo de un apunte previo a entrar en la exposición  detallada de esta nueva pieza dada la similitud inicial que pueda intuirse en un primer momento. A grandes rasgos, los cuales matizaremos a continuación en el cuerpo del artículo, se trata de dos guardatiempos completamente distintos por una sencilla razón: albergan calibres mecánicos de distinto desarrollo y que difieren uno de otro desde varios puntos de vista como su construcción, las complicaciones que albergan y la distribución o la manera en que éstas son llevadas al dial.

El 1815 Rattrapante Perpetual Calendar comparte las complicaciones de calendario perpetuo y cronógrafo rattrapante con el Grand Complication careciendo de sus sonerías, repetición de minutos y segundero fulminante y añadiendo la indicación de reserva de marcha.

LA CAJA.

Como os comentaba, la morfología de la caja responde a la histórica 1815 de la manufactura de Glashütte. Aunque si seguimos con la comparación con el Grand Complication es en este punto donde encontramos la primera gran diferencia entre ambos relojes. El principal parámetro que condiciona, o debería condicionar, las dimensiones de la caja de un guardatiempos es el volumen del calibre que alberga. Así pues resulta obvio que si ambos relojes integran movimientos distintos sus dimensiones serán también distintas.

En efecto, las diferencias dimensionales entre ambos relojes son más que considerables, ya que el diámetro de caja del 1815 Rattrapante es de unos excelentes 41,9 mm mientras que el Grand Complication presentaba un valor para este parámetro de 50 mm. Como ya comentamos al hablar del anterior, el concepto en el que Lange basa su creación impide aplicar los criterios convencionales en cuanto a las dimensiones del continente, sin embargo, no corremos ningún riesgo al afirmar que el 1815 Rattrapante presentará, sin lugar a dudas, una mayor comodidad de uso. Esta comodidad debida al diámetro de la caja se ve incrementada si tenemos en cuenta el segundo parámetro dimensional: la altura. Si en el Grand Complication el espesor de la caja era de 20,3 mm, en este caso se reduce hasta los 14,7. Aún resultando obvias las diferencias entre ambas dimensiones, 8,1 mm en diámetro y 5,6 mm en altura, resulta determinante el comparar los volumenes de ambas cajas y la conclusión a la que se llega después de realizar algunos cálculos: el volumen de la caja del 1815 Rattrapante es prácticamente el 50% del que presenta el Grand Complication.

Ref. 421.025 (Platino)                                                                               Ref. 421.032 (Oro Rojo)

El 1815 Rattrapante Perpetual Calendar estará disponible en dos versiones que, en principio, no serán ediciones limitadas como tales aunque el complejo proceso de su producción limitará por sí solo. La primera de estas versiones responde a un caja manufacturada en oro rojo (Ref. 421.032) cuyo precio de venta recomendado será de 160.000 € y, la segunda, con referencia 421.025, manufacturada en platino con un precio de venta recomendado de 180.000 €.

EL DIAL.

Para ambas versiones el dial está manufacturado en plata maciza, con minutería “chemin de fer” y presentando exactamente la misma distribución de diales subsidiarios, en ligero bajorelieve, para albergar las distintas indicaciones implementadas. Entre ambas versiones, y por lo que respecta a este elemento del guardatiempos, las diferencias tan sólo son visibles en las agujas. Mientras que la versión en platino monta agujas de horas, minutos, contador de minutos del crono y de rattrapante en acero pavonado, las agujas correspondientes a las indicaciones del calendario perpetuo, pequeño segundero y reserva de marcha en oro rodiado y la trotadora central del crono en acero chapado en oro; la versión en caja de oro rojo lo hace en agujas de acero chapado en oro para las indicaciones de horas, minutos, reserva de marcha, indicaciones del calendario perpetuo, trotadora central del crono y pequeño segundero, mientras que las correspondientes a la aguja de la rattrapante y totalizador de minutos del crono están fabricadas en acero pavonado.

.

LAS INDICACIONES.

Las indicaciones de este nuevo 1815 Rattrapante Perpetual Calendar pueden segmentarse en tres apartados distintos fáciles de intuir por el nombre con el que Lange a bautizado este guardatiempos.

En primer lugar, resulta obvio que debemos encontrar las indicaciones indispensables en cualquier reloj, mecánico o no, las horas y los minutos. Ambas indicaciones adoptan la habitual configuración central con agujas manufacturadas según lo comentado en el apartado anterior dedicado al dial. Una tercera indicación de las que podríamos considerar como convencionales es la correspondiente a los segundos, aunque no necesariamente la integran todos los relojes. Valga como ejemplo muy cercano el Grand Complication, el cual como ya vimos en el artículo correspondiente, carece de segundero en cualquiera de sus implementaciones. En el caso del guardatiempos que nos ocupa, la información de los segundos del movimiento base la encontramos alojada en el dial subsidiario ubicado a las 6, compartido con la indicación de las fases de la luna.

Analicemos ahora las dos grandes complicaciones adicionales que integra el 1815 Rattrapante por separado: el cronógrafo rattrapante y el calendario perpetuo.

Cronógrafo rattrapante.

Las indicaciones del dial que corresponden a la función del cronógrafo se encuentran alojadas en dos zonas distintas. En primer lugar, la trotadora de los segundos y la aguja de la rattrapante presentan una configuración central, con su eje localizado en el centro de la esfera y compartido con las agujas indicadoras de horas y minutos, apuntando sus extremos a la escala perimetral del tipo ferrocarril. Por lo que respecta al contador de 30 minutos del cronógrafo se aloja en el mismo dial subsidiario que el destinado a la indicación de la reserva de marcha en la posición de las 12.

Detalle del dial subsidiario a las 12 con el contador de 30 minutos del crono y la indicación de reserva de marcha.

Los pulsadores del cronógrafo adoptan la posición más convencional en la carrura de la caja consistente en pulsador de inicio y paro a la altura de las 2 y pulsador de puesta a cero a las 4. Por lo que respecta a la operación sobre la aguja de la rattrapante, se realiza a través del pulsador ubicado también en la carrura de la caja y en la posición de las 10. Mediante la primera activación del pulsador se detiene la rattrapante mientras que la trotadora central del crono sigue su curso normal, en la segunda manipulación de este pulsador la rattrapante se libera y alcanza de manera instantánea a la trotadora de los segundos.

Calendario perpetuo.

Las indicaciones del calendario perpetuo están distribuidas entre los dos subdiales dispuestos en el eje horizontal de la esfera, en las posiciones de las 3 y las 9.

Diales subsidiarios del calendario perpetuo, a las 3 y las 9.

Al igual que sucedía con el Grand Complication, el 1815 Rattrapante Perpetual Calendar renuncia a la típica representación de la fecha panorámica por ventanilla de la manufactura por temas de espacio disponible. De hecho, y como ya comentamos en su momento, se trata de los dos primeros guardatiempos de la colección 1815 que no adoptan esta configuración. En esta ocasión la fecha la encontramos en en anillo exterior del subdial a las 9. El mismo dial subsidiario, pero en su anillo interior, alberga la indicación del día de la semana.

Las dos indicaciones restantes del calendario perpetuo, mes y ciclo de cuatro años, se alojan en el subdial a la altura de las 3. Mientras que la escala exterior corresponde a los meses del año, la interior representa los cuadrantes del ciclo con la indicación del año bisiesto en rojo.

Una anotación un tanto curiosa respecto de las escalas referidas a las indicaciones del calendario perpetuo. Si recordáis, cuando hablábamos del Grand Complication os comentaba el gran acierto que, en mi opinión personal, suponía el haber incluído las leyendas de meses y días de la semana en el idioma propio de la manufactura. No sucede así en el guardatiempos de este artículo en el que la manufactura recurre de nuevo al inglés (aunque las leyendas correspondientes al indicador de reserva de marcha sí que están en alemán) y, sinceramente, desconozco el motivo. Quizás no sea otro que el otorgar otro rasgo distintivo al Grand Complication.

EL CALIBRE.

El movimiento mecánico que late en el interior del 1815 Rattrapante Perpetual Calendar es el octavo calibre de cronógrafo, de nuevo desarrollo, de la manufactura y que tiene por referencia la L101.1. Con un remonte de tipo manual ofrece una considerable reserva de marcha, dadas las complicaciones que alberga, de 42 horas, latiendo a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora (3 Hz).

El calibre se adapta perfectamente a la caja 1815 que lo contiene. Con unas dimensiones de 32,6 mm de diámetro y tan sólo 9,1 mm de altura, el fondo de la caja presenta un anillo de tan sólo 4,65 mm entre la carrura y el cristal de zafiro. Baste la imagen superior para apreciar la perfecta proporción entre continente y contenido, uno de los aspectos más apreciados por aficionados y coleccionistas. En cuanto a la altura, el espacio interior de la caja no ocupado por el calibre es de unos escasos 5,6 mm que reflejan el savoir faire de la manufactura dada la dificultad que implica montar en un espacio tan reducido el dial y todas las agujas indicadoras, más aún teniendo en cuenta la existencia de la rattrapante.

Calibre L101.1

De las 636 piezas que lo integran, más de 100 responden a los mecanismos necesarios para el funcionamiento del calendario perpetuo que reúne particularidades mecánicas similares a las comentadas en el caso del calibre L1902 alojado en el interior del Grand Complication, aunque difiera en la configuración de las indicaciones llevadas al dial. Como dato adicional, y que no comentamos en el artículo anterior, indicar que la complicación de fases lunares precisa tan sólo de la corrección manual de un día al cabo de 122 años.

Las partes del calibre que integran la segunda gran complicación de este guardatiempos son perfectamente visibles a través del fondo visto. El organo de gobierno del cronógrafo está constituido por la tradicional y precisa rueda de pilares. Aunque es este caso no es una, sino dos, las que alberga el movimiento: una para el cronógrafo convencional y la otra para gobernar el funcionamiento de la aguja rattrapante.

Rueda de pilares del crono a la izquierda y de la rattrapante a la derecha.

.

CONCLUSIÓN.

Espero, por todo lo que os comentado sobre esta pieza, haya podido transmitir la excelente impresión que provoca más aún si se tiene la oportunidad de disfrutarla en directo. Sin lugar a dudas, la Alta Relojería da un paso adelante con la incorporación de este guardatiempos que la eleva, una vez más, a la categoría de arte en toda su definición. Es cierto que su precio es asequible tan sólo para unos pocos bolsillos, pero no lo es menos que está totalmente justificado.

El carácter del nuevo 1815 Rattrapante Perpetual Calendar es, íntegramente, elegante. Aunque no por ello deja de ser un reloj de relativa polivalencia, es decir, aunque difícilmente se adapte a una indumentaria radicalmente deportiva sí lo hace a una de tipo “casual”. En mi opinión, la versión que más polivalencia presenta es, precisamente, la de mayor precio de las dos. La tonalidad del platino, más similar a la del acero, atenúa la seriedad de la pieza.

Finalmente, os dejo con la habitual tabla de valoraciones con la que cerramos nuestros artículos del tipo test. Me gustaría comentar un matiz al respecto de esta tabla, puesto que en referencia al conjunto de parámetros que valoramos en ella, veréis que hay uno que quizás pueda sorprenderos: la hermeticidad.

La valoración de la hermeticidad en esta tabla corresponde a términos absolutos, es decir, a la estanqueidad de la caja en cuanto a bar, atmósferas o metros se refiere. Este nuevo Lange presenta un valor para este parámetro de 30 metros (o 3 bar). Obviamente en términos absolutos se trata de un valor bajo (y de ahí la valoración que observaréis en la tabla) aunque sin lugar a dudas sea un valor excelente dado el tipo de reloj del que se trata. No creo que a ninguno de sus posibles futuros poseedores se les pase por la cabeza practicar cualquier tipo de deporte acuático, menos aún el submarinismo, con él en la muñeca.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.