Audemars Piguet lanza tres nuevas versiones del Royal Oak Offshore cerámico

La colección más deportiva de Audemars Piguet se actualiza con tres coloridas combinaciones de cerámica, oro rosa y esferas ahumadas.

\\ WT REF 68168 Se lee en 2' 6''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Nacido en nuestro olímpico 1992, el entonces controvertido Royal Oak Offshore se ha convertido en uno de los modelos más populares de Audemars Piguet. Con 28 años de historia, la evolución deportiva del icónico Royal Oak lanzado en 1972 sigue ampliando su ya extensa colección con tres llamativos relojes caracterizados por su caja y biseles cerámicos (o en oro rosa) y esferas ahumadas.

El verde, el azul y una combinación de oro rosa sobre gris son las tres combinaciones cromáticas, exhibiendo una estética de lo más llamativa pensada para atraer miradas, sean discretas o no. El nexo común es su caja de 44 mm fabricada en cerámica negra cepillada y ángulos pulidos, mientras que el bisel es cerámico, azul o verde, o de oro rosa. En las dos primeras versiones, el color se repite en los pulsadores y la corona (también cerámicos), mientras que los protectores son de titanio. En cambio, en el modelo más lujoso son de color negro y los protectores cerámicos son reemplazados por oro rosa.
Su trasera de titanio incluye un cristal de zafiro que abre una ventana a su mecanismo y asegura una hermeticidad de 100 metros. Rematando su deportividad, se entregan con correas de caucho texturizado con el mismo color de la esfera.

Audemars Piguet Royal Oak Offshore cerámico

Combinando a la perfección con su imponente cromatismo exterior, los tres relojes lucen nuevas y originales esferas.

Manteniendo su tradicional patrón «Mega Tapisserie», los clásicos índices aplicados de tipo bastón han sido sustituidos por grandes numerales arábigos rellenos de Super-LumiNova, una combinación que ya encontramos en algunas de las versiones de 42 mm del RO Offshore. Pero sin duda, lo más destacado es su acabado ahumado o fumé que oscurece los colores verde, azul y gris hacia el borde de las esferas en un sutil degradado más propio de relojes más clásicos y elegantes que parece haber entrado con fuerza en la firma de Le Brassus. Recordemos sino las últimas versiones de los Code 11.59 que os presentamos hace unos días.

Audemars Piguet Royal Oak Offshore cerámico

La arquitectura tri-compax de su esfera se mantiene invariable, con el totalizador de 30 minutos a las 6 horas, el de 30 minutos a las 9 y el pequeño segundero a las 12. Equilibrando el conjuntos, a las tres horas encontramos la ventana circular de fecha.

Tampoco hay ninguna sorpresa en su interior: el calibre 3126/3840, un mecanismo modular de remonte automático que late a 3 Hz y tiene una reserva de marcha de 50 horas. El 3126 es el calibre base manufacturado por Audemars Piguet, mientras que el 3840 es el módulo cronográfico suministrado por Dubois-Depraz.

Audemars Piguet Royal Oak Offshore cerámico

Los modelos verde (Ref. 26405CE.OO.A056CA.01) y azul ( Ref. 26405CE.OO.A030CA.01) tienen un precio de 37.900€. Por su parte, la versión en oro (Ref. 26405NR.OO.A002CA.01) sube hasta los 46.600 €. Resulta curioso pero acostumbrados a que las referencias en oro sean estéticamente las más llamativas y ostentosas, en esta ocasión el lujoso oro rosa palidece ante el fresco cromatismo casi integral de los otros dos componentes de este trío cerámico.

\\ WT REF 68168
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta