Nos llegan buenas noticias para la manufactura de Le Brassus: el Audemars Piguet Millenary 4101 ha sido galardonado con el primer premio dentro de la categoría “Premio del Público” en la edición 2011 del Grand Prix D’Horlogerie que tuvo lugar el pasado sábado 19 de noviembre en el Grand Théâtre de Genève.
El CEO de Audemars Piguet , Philippe Merk, habló con estas palabras en la ceremonia de los premios: “Es un gran honor recibir este premio para el Milenary 4101 en nombre de la marca Audemars Piguet. El premio reconoce el espíritu de excelencia y la independencia de la marca y su larga tradición de la alta relojería y meticulosidad. Esto demuestra que la marca está en constante cambio por el crecimiento de su tradición de excelencia”.
Cuando uno piensa en Audemars Piguet, las creaciones que nos vienen a la mente son el Royal Oak y el Royal Oak Offshore. Su sombra es alargada, provocando que las otras colecciones queden en segundo plano para el público en general. La colección Millenary apareció por primera vez el año 2006, destacando por la fuerte personalidad que le imprime la característica geometría oval de la caja. Siguiendo con este concepto, en el SIHH de este año fue presentado el Millenary 4101, esqueletizado y con el movimiento vuelto “del revés”. Con su típico dial descentrado y la caja de forma oval, el Millenary era un candidato ideal para un reloj esqueleto con una muy buena legibilidad.
La caja tiene las típicas medidas de la colección Millenary: 47 mm x 42 mm., y un grosor de 7,46 mm. Presenta la carrura satinada, contrastando con el bisel pulido. Dentro del dial, encontramos el disco de las horas descentrado hacia las tres horas. En su interior, el eje de las agujas también se encuentra descentrada, esta vez hacia las nueve. El disco muestra las horas en una gradación de números romanos en diferentes tamaños, creciendo hacia las tres horas y disminuyendo hacia las nueve horas. Situada en el lugar de las 8 horas, encontramos el pequeño disco que marca los segundos. Las agujas en forma de hoja también están esqueletizadas. Si estuvieran recubiertas con Superluminova ganarían en visibilidad.
El mayor encanto que le puedo encontrar a un reloj mecánico es observar el movimiento. En el nuevo calibre manufactura 4101 de carga automática, Audemars Piguet nos permite admirar la maquinaria sin tener que quitarnos el reloj y darle la vuelta, desarrollando el movimiento con los componente en la parte superior. En esta nueva concepción, el disco ofrece un telón de fondo para recrearnos en la oscilación del órgano regulador. El volante de inercia variable impone por su presencia, con sus ocho contrapesos en forma de herradura, anclado al movimiento por un puente de generosas dimensiones. Doce puentes más han sido cuidadosamente dispuestos sobre la superficie del movimiento. Además de su valor arquitectónico y funcional, todos ellos son elementos de diseño, formando tres bellas curvas. Con una decoración con Côtes de Genève horizontales y perlado, juegan con las diferentes alturas del movimiento y acentúan los efectos de contraste y profundidad.
Desde la trasera, y gracias al cristal de zafiro, podemos ver la masa oscilante de oro montada en rodamientos cerámicos, profusamente decorada con los escudos de familia de Audemars y Piguet, junto al logo AP. La decoración de la platina es con Côtes de Genève circulares en el diámetro ocupado por la masa oscilante, y perlado en el resto. La energía transmitida al barrilete por dicha masa, corresponde a una reserva de marcha de 60 horas.
El Millenary 4101 viene en dos opciones: en acero, con correa de cocodrilo negra, y en oro rosa, con correa de cocodrilo marrón. Personalmente, prefiero la caja en acero, presentando un aspecto más deportivo y “consistente”. La mezcla de estilos está muy bien solucionada; los números romanos clásicos conforman un conjunto armónico con el carácter futurista de este movimiento.
Dentro de la colección contemporánea Millenary encuentro muy acertados los movimientos destinados a lucir en superfície: el MC12 Tourbillón con sus reminiscencias automovilísticas del Maseratti, el Calendario perpetuo Nº5, y el Segundero Muerto (estos dos, con escape AP). A este elenco viene a sumarse el 4101, con dos grandes ventajas: utilizar el acero para una de sus dos versiones (los modelos antes citados están construidos en oro o platino), y tener un precio mucho más contenido que los modelos con escape AP de los cuales proviene, gracias al acero y a ser un movimiento solo hora con segundero. El único “pero” que le pongo, totalmente subjetivo, es debido al descentrado excesivo del disco horario respecto al eje de las agujas y la diferencia de tamaño entre los números. También encuentro cierta dificultad cuando buscamos rápidamente la hora, aunque sea un detalle inherente a la mayoría de los relojes esqueletizados.
Con esta nueva interpretación del Millenary, Audemars Piguet ha vuelto a demostrar su habilidad técnica “enseñando” el corazón del calibre, y envolviéndolo en un atractivo conjunto en acero. A estas características debemos sumar su atractivo precio de 14.000 €.  En definitiva, un gran acierto de Audemars Piguet, premiado ahora por el público.

Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.