Audemars Piguet [Re]master 01, la remasterización de un clásico

Una inesperada interpretación moderna del cronógrafo bicolor ref.1533 fabricado en 1943 por Audemars Piguet.

\\ WT REF 65265 Se lee en 6' 48''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

La sorpresa es la emoción más breve de todas; se produce de forma repentina y desaparece con la misma rapidez, dando paso rápidamente a una reacción que será congruente con la situación. Y es precisamente sorpresa lo que me ha suscitado la noticia del lanzamiento del Audemars Piguet [Re]master 01, una edición limitada a 500 unidades que, por fin, reenfoca la atención de la firma hacia su excepcional legado histórico al recuperar el atractivo diseño de un cronógrafo de 1943. 

Audemars Piguet Remaster01

Con dos iconos como el Royal Oak y el Offshore acaparando la inmensa mayoría de sus ventas, Audemars Piguet no es una firma que estéticamente se caracterice por mirar a su pasado más allá de 1972, año en que nació el mítico reloj de caja octogonal. Su colección más clásica, la Jules Audemars, tiene una presencia casi testimonial a pesar de incluir bellezas técnicas como el cronógrafo tourbillon, el gran sonería carillón o el gran complicación. Y por si fuera poco, la gran novedad de los últimos años, los Code 11.59, tampoco adoptan un look de líneas tradicionales. Es por ello que la aparición del [Re]master 01 ha sido, efectivamente, toda una sorpresa.

La referencia 1533, el Audemars Piguet en que se inspira

« Con el [Re]master01, hemos querido explorar la fortaleza y la elegancia de uno de nuestros relojes de pulsera cronógrafos de 1943 desde la perspectiva del año 2020. No se trata de una reedición histórica: es una remasterización contemporánea de una de nuestras creaciones del pasado.» Estas palabras son con las que Michael Friedman, Director de Complicaciones de Audemars Piguet, resume la concepción del [Re]master01. Pero el original no hace mucho que pasó a formar parte de la Audemars Piguet Heritage Collection.

Audemars Piguet ref. 1533 (1943)

Audemars Piguet ref. 1533 (1943)

La ref. 1533 apareció por primera vez cuando fue subastado por Sotheby’s en 2013, siendo vendido por 115.000 CHF. Pero fue en 2015 cuando la firma de Le Brassus lo adquirió por 305.000 CHF al salir de nuevo en una subasta de la casa Phillips. Según rezaba la descripción, «el presente ejemplar realizado en 1941 es extremadamente raro, ya que es muy grande para esa época y está fabricado en acero y oro rosa. Según los archivos de Audemars Piguet, solo se fabricaron tres cronógrafos de pulsera en acero y oro con este diseño en 1941, vendiéndose en 1943, y el ejemplar que se ofrece aquí es el único con una esfera de color rosa champán.»

Subasta Phillips del AP ref.1533

Subasta Phillips del AP ref.1533

Todos los Audemars Piguet eran creaciones únicas hasta 1951. Los cronógrafos de pulsera se introdujeron en la firma en los años treinta, cuando la medición del rendimiento ya se había convertido en parte integrante de la sociedad. Durante la Segunda Guerra Mundial, momento en que nació el 1533, los cronógrafos de pulsera representaban tan solo una décima parte del conjunto de la producción de la compañía, por lo que actualmente son piezas realmente excepcionales: solo se hicieron 307 ejemplares entre las décadas los 30 y los 50. Su diseño era elegante y clásico, un reloj de vestir alejado del reloj deportivo que hoy conocemos, una categoría que nació con el Omega Speedmaster (1957) y el Rolex Daytona (1963). En su interior se alojaba el calibre Valjoux 13VZAH de cuerda manual.

«La esfera cuenta con un impresionante «12» art deco «, tres subdiales y una escala taquimétrica alrededor del borde exterior. Una preciosa sutileza es el número «45» impreso sobre el minuto 15 dentro del totalizador de 30 minutos para permitir al usuario cronometrar hasta 45 minutos. Las asas en forma de lágrima están elegantemente diseñadas, agregando contraste a la esfera y el bisel de oro rosa, pulsadores ovalados y corona

El nuevo Audemars Piguet [Re]master 01

Como indica su nombre, no estamos ante una reedición, sino ante una reinterpretación contemporánea. A pesar de que su filiación es evidente, presenta varios elementos que lo modernizan y adaptan al siglo XXI. En primer lugar, su tamaño crece hasta un diámetro mucho más actual, 40 mm, aunque personalmente tampoco me hubiera parecido descabellado si hubieran optado por mantener los históricos 36 mm.

Audemars Piguet Remaster01

Una de la principales características de su caja es que está fabricada en dos metales: la trasera, carrura y asas en acero, mientras que el bisel, pulsadores ovalados y corona son de oro rosa. El otro elemento definitorio son las asas en forma de lágrima, que confirman el toque Art Deco de esta pieza.

La esfera tiene un color entre dorado y champán, está rematada con un suave cepillador vertical y mantiene intactos casi todos los elementos del vintage. Rodeada por una escala taquimétrica azul perimetral y una de minutos/segundos en negro, la esfera tri-compax está presidida por el estilizado y gran numeral 12, acompañado por el resto de índices horarios en forma de bastón, las dos delgadas manecillas de horas y minutos en oro rosa y la trotadora central azulada.

Audemars Piguet Remaster01

El diseño de los tres subdiales es exactamente igual, aunque como veremos, su calibre ha comportado una disposición diferente: totalizador de 12 horas a las 3, pequeño segundero a las 6, y totalizador de 30 minutos a las 9. Estos dos últimos lucen una escala chemin de fer y la misma tipografía, mientras que el contador de 12 horas prescinde de dicha escala y recurre a una fuente más abierta. Esto conlleva cierta pérdida de equilibrio y simetría. Puede ser un detalle de poca importancia para la mayoría, pero personalmente, a mí me molesta un poco. Esto no ocurre en el original 1533, donde la disposición de las subesferas mostraba una simetría estética perfecta, con el totalizador de 30 minutos a las 3 horas, el de 12 horas a las 6 y el pequeño segundero a las 9. En ambos relojes, las manecillas de la función cronográfica están azuladas.

Audemars Piguet Remaster01

Con todo, el [Re]master01 ha mantenido la indicación 4/5 original sobre la marca del minuto 15 en el contador de 30 minutos para permitir así registrar hasta 45 minutos. Esta indicación fue una petición expresa de Jacques-Louis Audemars (1910-2003), miembro de la tercera generación de la familia fundacional de Audemars Piguet y apasionado del fútbol que quiso disponer de una indicación del tiempo de juego para su deporte favorito.

Otro pequeño pero acertado detalle a tener en cuenta, es que el nuevo [Re] master01 presenta la firma «Audemars Piguet & Co. Genève» en la esfera, a pesar de que está fabricado en Le Brassus como todos los relojes de la marca. Lo que no sabe mucha gente es que hasta mediados de la década de 1970, Audemars Piguet tuvo un taller en Ginebra para estar más cerca de sus clientes y facilitar la distribución. Como homenaje a la pieza en que se inspira, la marca eligió mantener este histórico logotipo.

Audemars Piguet Remaster01

Calibre 4409, un cronógrafo flyback de remonte automático

Como cabía esperar, en su interior no late el calibre Valjoux 13VZAH de cuerda manual de la referencia 1533. En su lugar encontramos el calibre 4409, un cronógrafo flyback de remonte automático que deriva del calibre 4401 que vimos debutar el año pasado con los Code 11.59. Con una frecuencia de oscilación de 28.800 alternancias por hora (4 Hz) y una reserva de marcha de 70 horas, este cronógrafo integrado cuenta con embrague vertical y rueda de pilares. En esta versión se ha eliminado la complicación de la fecha y el rotor esqueletizado se ha cambiado por otro con un elegante Clous de Paris.

Audemars Piguet Remaster01

Pero el hecho de ser automático es un punto de desencuentro con los que pensamos que la mejor opción hubiera sido un mecanismo de remonte manual que mantuviera al máximo el espíritu histórico de esta pieza, y más aún si tenemos en cuenta la competencia. ¿Cuál es en este nivel de calidad y diseño?. Sin ir más lejos, relojes como por ejemplo el Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955, el Patek Philippe 5172G o el Lange & Sohne 1815 Chronograph. Aunque para ser honrados, Audemars Piguet tampoco ha tenido más alternativa, ya que actualmente no dispone de un cronógrafo manual (vale, tiene el 2936 pero es un tourbillon). Si vemos los cuatro relojes por detrás… sinceramente, el espectáculo que despliegan los cronógrafos manuales es inigualable.

De izquierda a derecha: Vacheron Constantin Historiques Cornes de vache 1955, Patek Philippe 5172G y Lange & Sohne 1815 Chronograph

Calibre 1142 (Vacheron Constantin), Calibre L951.5 (A. Lange & Söhne) y Calibre CH 29-535 PS (Patek Philippe)

Hemos de esperar a verlo en directo, ya que es la única forma fehaciente de valorar una combinación cromática tan variada como esta de oro rosa, acero y esfera dorada. Si nos guiamos por las siempre perfectas imágenes, el resultado es impecable, un reloj espectacular, bien ejecutado, con una esfera vintage ciertamente hermosa, un excelente calibre y un código cromático ecléctico muy particular que no dejará a nadie indiferente. Quizás el color dorado de la esfera sea el elemento crítico: creo que una esfera en color salmón combinaría mejor con el oro rosa. Si miráis de nuevo la ref. 1533, su esfera ya lucía este color.

Audemars Piguet Remaster01

Agradezco que Audemars Piguet haya mantenido la caja bitonal original, aunque puestos a elegir y soñar, me gustaría ver una versión con una caja entera en oro rosa u oro blanco (aún mejor). Esperemos que este [Re]master 01 sea, como indica su número, el primero de una serie de relojes que recuperen el extraordinario legado de Audemars Piguet. Y a poder ser, bajo otro nombre. Es un simple detalle, pero sinceramente, me parece que no está a la altura.

Limitado a 500 unidades, el precio del [Re]master 01 es de 49.500 CHF antes de impuestos.

\\ WT REF 65265
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta