Royal Oak, Royal Oak y más Royal Oak. Audemars Piguet centró todas sus novedades masculinas del SIHH 2017 en este icono de la Alta Relojería, destacando el espectacular Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic.

El legendario Royal Oak fue el gran protagonista de Audemars Piguet en el SIHH 2017. Esta puede parecer una afirmación poco novedosa, ya que hace años que Audemars Piguet centra la mayoría de su potencial de diseño, desarrollo, producción y comunicación en esta colección, pero si bien en anteriores ediciones del SIHH veíamos novedades del Royal Oak, del Royal Oak Offshore e incluso del Royal Oak Concept, el año pasado la mayoría de los lanzamientos, salvo el Offshore Diver, se ha centrado exclusivamente en el Royal Oak.

El segundo titular sería que, ninguna de ellas es de carácter mayor, si por ello entendemos un reloj que aporta como mínimo un nuevo diseño y/o un nuevo calibre en su interior; todos ellos se sustentan en aspectos estéticos o de materiales.

Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic

Inicio el artículo con este Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic, porque considero que es la novedad más significativa. Ciertamente es un reloj que ya existía hace años en el catálogo de Audemars, y además podía presumir de ser uno de los escasos relojes en acero con calendario perpetuo que podemos encontrar en el panorama relojero mundial.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic

La novedad de este Royal Oak Perpetual Calendar reside en que su caja y su brazalete están totalmente realizados con cerámica. Obviamente ello representa un notorio incremento de precio con respecto a la versión en acero, que aun siendo un reloj de precio considerable, es bastante más asequible que las versiones de oro.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Perpetual Calendar Ceramic - dialLa cerámica negra transmite una imagen incluso más deportiva y extrema que la versión de acero, lo que penaliza su versatilidad, pero dada la extraordinaria delgadez de este reloj es difícil que deje de resultar elegante, independientemente del metal con el que esté elaborado. Por otra parte, la práctica inmunidad de la cerámica a los arañazos es un plus evidente para esta versión, especialmente tratándose de una caja y brazalete con acabados satinados, un tipo de terminación que hace mucho más evidente cualquier marca en su superficie.

La disposición y diseño de las indicaciones de la esfera no varían en absoluto con respecto a las variantes ya existentes de este reloj, salvo que se recurre al negro para los contadores y al gris pizarra para el fondo, dos tonalidades que conjuntan a la perfección con el negro de su caja y brazalete.

Como movimiento se mantiene el exquisito calibre de carga automática 5134, una evolución del famoso 2120, un calibre con la base mecánica mas longevamente activa de la historia de la relojería de pulsera. Los extraordinarios 4,31 milímetros de grosor del calibre 5134 permiten que el Royal Oak Perpetual Calendar presuma de una finura de 9,5 mm, una cifra extraordinaria tratándose de un reloj de carga automática con Calendario Perpetuo.

Royal Oak Chronograph

En el caso del Royal Oak Chronograph, las nuevas versiones que nos presentó Audemars Piguet en el SIHH 2107 estaban realizadas en acero u oro rosa, o sea, no hay diferencia alguna con los modelos actuales del catálogo.

Las diferencias las encontrábamosos en sus esferas, concretamente en el tamaño de los dos contadores del cronógrafo que se incrementan con respecto a los modelos anteriores. Puede parecer un detalle nimio, pero en un reloj tan emblemático como éste, cualquier detalle resulta trascendental. Por una parte, este aumento de tamaño de los contadores incrementa su legibilidad pero además, al diferenciarse notablemente en sus medidas con el sub-dial del pequeño segundero,  la diferencia entre las indicaciones del tiempo y las del cronógrafo se hace más intuitiva.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Chrono 2017 steelComo vemos en la imagen superior, Audemars ofreció tres nuevas variantes de este Royal Oak Chronograph con caja de acero, que se diferencian por la combinación de tonalidades del fondo de sus esferas y los contadores; fondo pizarra con contadores plateados, fondo azul con contadores plateados y fondo blanco con contadores negros. Cualquiera de las tres posibilidades es sumamente atractiva desde el punto de vista estético, pero personalmente, dada mi predilección por esta tonalidad en relojes de este tipo, me decantaría por la azul.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Chrono 2017 rose gold

Las mismas variaciones que en los modelos de acero las encontrábamos también en los cuatro nuevos Royal Oak Chronograph en oro rosa. De hecho son dos modelos, con esfera azul o marrón, que podemos elegir en versión con brazalete de oro rosa o con correa de piel de aligator. A diferencia de los modelos en acero, aquí los contadores están siempre realizados en oro rosa, y por tanto, comparten tonalidad.

Royal Oak Offshore Diver

En este caso las novedades fueron menores que en el caso del Royal Oak Chronograph, ya que siendo también de carácter estético solo afectaban al color de la esfera, aunque gracias a su colorido, su impacto visual resullta muy acusado respecto los dos modelos existentes con esfera blanca o negra.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Offshore Diver White 2017

La única excepción es la nueva versión del Diver con fondo de esfera blanca, que cambia el anterior color negro de agujas, indices, corona y escala de inmersión por el azul.

En el caso de los cuatro restantes nuevos modelos del Royal Oak Offshore Dive, la diferencia estética era más que notoria. Si ya de por sí el Offshore Diver es un reloj de aspecto acusadamente deportivo y por tanto no puede considerase como un reloj versátil, su carácter estético se llevó al extremo con las nuevas esferas de tono azul, verde, amarillo y naranja.

Estas variaciones coloristas del Offshore Diver no nos sorprendieron en exceso, ya que son exactamente las mismas que Audemars Piguet aplicó en 2016 con el Royal Oak Offshore Diver Chronograph. En cuanto al resto, mantenían las mismas dimensiones de caja y el mismo movimiento, el conocido calibre 3120.

Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked

Se trataba de un tourbillon extra-plano y además esqueletado, un conjunto de factores que fascinarían a cualquier apasionado de la alta relojería. Son dos las nuevas versiones: una con caja de oro rosa y otra con caja de acero. Se puede decir que se trata de los sucesores de la primera edición que lanzó Audemars en el año 2012 con caja de acero y de la segunda versión presentada el año pasado con caja de oro amarillo. Además, Audemars nos anunció que estas serían las dos ultimas versiones que se producirán de este reloj con y cito textualmente “este diseño esqueletizado exacto”.

Audemars Piguet en el SIHH 2017 Royal Oak Offshore Tourbillon Extra-Thin Openworked 2017

El Royal Oak Tourbillon Extra-Thin Openworked se emitió en una edición limitada a 100 unidades para la versión de acero y únicamente 50 para la versión con caja de oro rosa.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.