De las ocho novedades que este año ha presentado Audemars Piguet en el SIHH recientemente celebrado, justo la mitad corresponden a modelos femeninos: tres modelos con calibres mecánicos y uno de cuarzo. En todos ellos encontraremos, en mayor o menor medida, una gran profusión de brillantes engastados. Hoy os presentamos los dos primeros.

Puede que el eslogan “un diamante es para siempre” acuñado en 1948 por la compañía  diamantífera De Beers, sea uno de los mejores y más efectivos de la historia de la publicidad al conseguir que el regalo de esta variante alótropica del carbono se convirtiera en la mayor demostración de amor que una mujer podía recibir, al mismo tiempo que sus precios desafiaban las convenciones de la ley de oferta y demanda.

El deseo y admiración de las mujeres por este mineral se ha mantenido inalterable desde su masificación a finales de la segunda mitad del siglo pasado hasta la actualidad. Por tanto, es lógico que las marcas relojeras utilicen la atracción de los diamantes para implementarlos en sus colecciones destinadas al público femenino, logrando que se interesen por los relojes, aunque sea gracias a sus versiones joya, y así poder llegar a un público generalmente poco interesado en estos prodigios de la micromecánica.

Royal Oak Offshore Chronograph Ladycat

Tomando como base el Royal Oak Offshore Chronograph ya existente en la colección de mujer, la marca de Le Brassus lanza esta variante que adopta los colores negro, verde y oro del catamarán de regata patrocinado por la manufactura, la única embarcación de esta categoría en competición con una mujer al timón, Dona Bertarelli.

Se edita en serie limitada de 150 ejemplares para la versión de acero y 10 para la versión en oro blanco. La versión en acero presenta la caja adornada con engastes en bisel y pitones, sumando un total de 64 diamantes. El bisel, pulsadores y corona están recubiertos de caucho negro. En cambio, la caja de oro blanco  presenta un total de 323 diamantes engastados en bisel, caja, y cierre desplegable.

En la esfera negra, decorada con motivo “Méga Tapisserie”, encontramos el resto de colores de la embarcación; el oro en las agujas horarias y cronográficas, y el verde en la aguja de la subesfera de segundos situada a las 6 horas.

El fondo está grabado con los logotipos Royal Oak Offshore y Ladycat junto a la inscripción “Edition limitée”. Una correa de caucho negro es la elegida para acompañar la caja Royal Oak Offshore de 37 mm que alberga el calibre manufactura 2385, un movimiento cronógrafo de carga automática con una reserva de marcha de 40 horas, ya utilizado en los 12 modelos de la gama Offshore 37 mm de mujer.

Royal Oak Automatic 37 mm

Por primera vez, Audemars Piguet reúne el calibre manufactura 3120 con la caja Royal Oak de 37 mm. Fabricada en oro blanco, está adornada con 152 diamantes de talla brillante, con un total de 2,46 quilates. Esta referencia también está disponible en oro rosa con esfera gris. La esfera, también de oro blanco y con pavé de diamantes, combina perfectamente con la correa de aligator azul, cosida a mano, y el cierre desplegable también engastado.

El prestigioso mecanismo es visible desde la trasera a través de su cristal de zafiro. Recordemos que el calibre 3120 de carga automática, el mismo que utiliza el Royal Oak 41 mm de la colección masculina, tiene una buena reserva de marcha de 60 horas.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.