Los nuevos relojes femeninos de Audemars Piguet – 2ª parte

\\ WT REF 6659 Se lee en 2' 20''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Seguimos hoy con las dos últimas presentaciones de Audemars Piguet dedicadas a su público femenino. Ambas piezas se sitúan, tanto estética como conceptualmente, en los extremos de los nuevo modelos lanzados en el pasado SIHH. Mientras uno representa un buen ejemplo de técnica relojera gracias a implementar un calibre extraplano en una caja de diseño sobrio, el otro utiliza un movimiento de cuarzo en una pequeña caja en la que se engastan la máxima cantidad de diamantes posibles. Supongo que no tengo que daros pistas sobre cuál de los dos sería mi favorito.

Jules Audemars Extraplano 41mm

Sin lugar a dudas, el reloj femenino mas bello de los presentados por Audemars Piguet durante la celebración del SIHH. La sobriedad de la caja y su delicado bisel de diamantes engastados, junto a la nitidez de la esfera le otorgan una elegancia atemporal.

La caja redonda de oro rosa tiene una generosa medida de 41 mm, una clara herencia del origen masculino del Jules Audemars. En su bisel encontramos 95 diamantes talla brillante con un total de 0,51 quilates, que le dan el toque femenino justo, discreto, sin caer en los excesos diamantíferos de sus compañeros de colección. La principal virtud que esconde este guardatiempos es su escaso grosor, comportando una facilidad de uso encomiable incluso con esos 41 mm que podrían parecer excesivos para una muñeca femenina.

Esta pieza enarbola una delicada esfera plateada con guilloché y con los índices horarios aplicados facetados y engastado a las 12 horas.

En el interior late el calibre 2120, el mecanismo extraplano de la manufactura que implementa en la línea masculina Audemars Extraplano. Este mismo movimiento pero con indicación de fecha, el calibre 2121, es el que utilizó en su debut en 1972 el legendario Royal Oak. Latiendo a 19.800 alternancia por hora, el 2120 mide sólo 2,45 mm, un grosor realmente escaso si tenemos en cuenta que, al ser un movimiento de cuerda automática, implementa la inevitable masa oscilante, realizada en oro macizo de 22 quilates.

Gracias al fondo de zafiro podemos admirar la esqueletización del rotor y el rail por el que se desplazan los cojinetes de rubí existentes en la parte más externa del rotor, una solución  muy característica de este movimiento. Los puentes están decorados con “Côtes de Genève”.

Este Jules Audemars viene acompañado por una correa realizada en piel de aligátor negra brillante con grandes escamas, que montada sin costuras realza su porte elegante y clásico.

Royal Oak Cuarzo 33 mm

El Royal Oak Quartz es el más pequeño de la colección en cuanto a diámetro se refiere. Su caja de 33 mm se presenta totalmente engastada por diamantes en las dos versiones existentes, enmarcando una esfera opalina con decoración «Grande Tapisserie»:

Oro blanco, con índices aplicados de oro blanco engastados. Brazalete de oro blanco totalmente engastado. En total, podríamos contar 676 diamantes de talla brillante, con un total de 4,90 quilates.

Oro rosa, con índices aplicados en oro rosa e índice engastado a las 12 horas. Correa de aligator blanco con cierre desplegable de oro rosa engastado.

Su movimiento de cuarzo es el calibre 2713, con las funciones de horas, minutos y fecha.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.
\\ WT REF 6659
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta