Audemars Piguet está de enhorabuena: el Royal Oak, su modelo más icónico, celebrará el próximo año su 40 aniversario. Este reloj, diseñado por Gerald Genta el 1972 ha dejado una huella imborrable en la historia de la industria relojera moderna. Fue el primer reloj deportivo de lujo, abriendo así un camino que ha sido seguido por otros, como el Nautilus de Patek Philippe, el Overseas de Vacheron Constantin o el Ingenieur de IWC, diseñados todos ellos por Genta.
Para celebrar este aniversario con la importancia que merece, la manufactura de Le Brassus presentará durante el SIHH 2012 el Royal Oak Esqueletizado Extraplano, una edición en platino limitada a 40 unidades. Su referencia es 15203PT.
Como especialista en movimientos ultraplano, Audemars Piguet ha elegido equiparlo con el calibre automático manufactura 5122. Al igual que el calibre 2121 de origen Jaeger que montaba el primer Royal Oak, mide sólo 3,05 mm de grosor a diferencia de calibre 3120 en la versión actual, que es 4,26 mm. Combinar en un mismo reloj las limitaciones que comportan adoptar un movimiento ultraplano y las exigencias del esqueletizado, demuestra una gran pericia relojera. Asimismo, su mínimo grosor comporta la ausencia de segundero. A mí es algo que no me importa lo más mínimo, aunque a mucha gente le resulte imprescindible.
Este calibre tiene una reserva de marcha de 40 horas. Late a 19.800 alternancias/hora correspondientes a una frecuencia de 2,75 Hz, igual que el calibre 2121 original frente a las 21.600 alternancias/hora y 3 Hz del calibre 3120 del Royal Oak actual.
Royal Oak Esqueleto Extraplano - frontAdemás del esqueletizado, realizado con un estilo muy moderno, el color antracita obtenido mediante tratamiento galvánico le confiere una estética contemporánea. La integridad de los acabados de los puentes y de la platina están realizados a mano. La masa oscilante monobloque, de oro de 22 quilates, lleva estampada la inscripción “AP Royal Oak 1972-2012” en relieve. Su segmento exterior está decorado con el motivo “tapicería” característico de las esferas de la colección Royal Oak.
La esfera, de un color gris pizarra cepillado, ofrece una impresionante visión del calibre. Para preservar la transparencia de este movimiento, el disco del calendario está realizado en cristal de zafiro. Mientras los dígitos y la fecha están transferidos en color negro, la fecha se hace visible gracias al fondo gris de la ventanilla. Lo que puede ser una buena solución en aras de esa mayor transparencia, personalmente no me acaba de gustar ver todos los dígitos mensuales alrededor del movimiento, ensuciando la nitidez pretendida, sobretodo porque la secuencia tiene una disposición vertical. Hubiera sido más acertado, en mi opinión, colocarlos en paralelo como por ejemplo hace Vacheron Constantin en ciertos modelos del Quai de l’Ile, también “apoyados” en un disco transparente.
Como no podía ser de otro modo, el bisel tiene forma octogonal, con ocho tornillos hexagonales (de oro blanco pulido, al igual que las agujas y los índices) atornillados por el lado del fondo por ocho pernos. Entre el bisel y la caja, la junta aparente, inspirada en los escafandristas, sigue siendo el principal signo distintivo del Royal Oak. Lo sorprendente es que Audemars Piguet haya utilizado el platino 950, cuando lo normal es que el metal escogido fuera el acero, como el original. Esto me lleva a pensar que habrá otros modelos aniversario en acero que serán presentados en el SIHH 2012, para conmemorar aún más el Royal Oak. El diámetro de la caja es de 39 mm, idéntico al original. Esta medida de tamaño contenido para la moda actual, era considerado de generosas dimensiones en su época. De ahí su denominación de “jumbo”.
Sin embargo, cabe señalar que el Royal Oak también le debe su prestigio a su caja totalmente integrada –una rareza en 1972– y a su brazalete construido “en caída” (cuyos eslabones de ancho decreciente son totalmente distintos). La nueva hebilla desplegable, igualmente de platino, se caracteriza por un sistema de cierre de doble seguridad.
Si queréis más información sobre el Royal Oak, estad atentos a un artículo que pronto publicaremos dentro de la serie de relojes legendarios.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.