Cuando Audemars Piguet lanzó varias versiones en 44 milímetros del ilustre Royal Oak Offshore diseñado originalmente por el talentoso Emmanuel Gueit en 1993, pensé que los 42 mm originales de este deportivo guardatiempos podrían ser pronto un objeto del pasado. Afortunadamente, Audemars Piguet decidió no sólo mantener este tamaño en la colección, sino incluso introducir seis nuevas referencias para el 2014, un año después del 20 aniversario de su lanzamiento, en las que introduce modificaciones que conllevan una mejora tanto estética como funcional. En este artículo nos limitaremos a “diagnosticar” esta evolución, sin entrar a describir los componentes que repiten su presencia, como por ejemplo la caja o el calibre.

Antecedentes

140228-10El primer Royal Oak Offshore fue lanzado en 1993 como una evolución más deportiva y robusta del Royal Oak diseñado por Gerald Genta en 1972. La primera idea de la firma de Le Brassus era presentarlo para conmemorar el 20 aniversario del Royal Oak, pero varios atrasos atribuibles a elementos innovadores y a ciertas reticencias internas sobre su éxito, demoraron su salida un año: no todo el mundo tenía claro que un reloj de ese tamaño y contundencia recibiera una buena aceptación del público. Los 42 mm del primer Royal Oak Offshore no significarían hoy en día un tamaño disparatado, sino más bien todo lo contrario, una medida totalmente estandarizada y normalizada, pero hace 20 años sus dimensiones bien podían ser catalogadas como exageradas.

Esta era la segunda vez que Audemars Piguet se la jugaba con el Royal Oak… y también la segunda vez que acertó. Al igual que el Royal Oak Jumbo original debe ser acreditado como el primer reloj deportivo de lujo, el Royal Oak Offshore resultó el referente primigenio para una próxima generación de consumidores, inaugurando una categoría totalmente nueva: el reloj deportivo de lujo de gran tamaño.

Convertido en un icono por derecho propio, se han fabricado un número casi incontable de versiones en los últimos 20 años, ya sea en conmemoración de las colaboraciones con músicos, actores, deportistas, eventos, países… Independientemente de la opinión particular sobre el Royal Oak Offshore, no hay discusión sobre el significativo impacto e influencia que ha tenido en el diseño de los relojes deportivos posteriores, siendo un modelo en el que se han inspirado muchas marcas en su intento por captar parte del éxito de Audemars Piguet. Curiosamente (o no), vemos como se repite el mismo efecto que causó el Royal Oak en 1972.

140228-03

Pero el espectacular éxito de la colección Offshore y sus imitadores ha provocado que muchos coleccionistas huyeran de los grandes relojes deportivos de lujo. Después de todo, nada mata tanto a una tendencia como un exceso de popularidad. Por otra parte, su creciente asociación al star system, famosos del deporte y estrellas musicales puede llegar a ser un poco agobiante para aquellos coleccionistas más contenidos. Evidentemente, nada de esto tiene que ver con la calidad que ofrece Audemars Piguet, sino simplemente que su propia evolución ha conllevado versiones con tamaños más grandes, combinaciones de colores muy llamativas, piezas con caja y brazalete en oro, e incluso con pedrería, que se han convertido por su vistosidad y exclusividad en un símbolo de lujo ostentoso. A raíz de ello, han ido surgiendo voces que proponían o sugerían cierto retorno a la discreción original… aunque quizás éste no haya sido nunca uno de sus principales valores. Por suerte para todos nosotros, las nuevas referencias mantienen intacto el espíritu y carácter con el que nació el Royal Oak Ofshore, sumándole una puesta al día de estética impecable.

140228-04

Los cambios, todos a mejor

Con el número de referencia 26470, la nueva generación se centra exclusivamente en un restyling externo, manteniendo el calibre 3126/3840 modular que latía en el interior de los 26170 a los que sustituyen. La novedad que más destaca en su anverso son los nuevos pulsadores y corona de cerámica negra, sustituyendo así al caucho vulcanizado utilizado hasta ahora como revestimiento. Siempre había considerado esta “goma” como uno de sus componentes a mejorar. Pues bien, aquí tenemos la respuesta, y gracias al uso de la ultra-resistente cerámica podemos tener la seguridad de que su aspecto se mantendrá inalterable a lo largo de los años. Complementariamente, los protectores de corona han sido rediseñados, resultando más prominentes que los anteriores.

140228-08

La otra modificación principal atañe a su trasera, que implementa por primera vez un cristal de zafiro, sin que ello suponga la pérdida de ni uno solo de los 300 metros de estanqueidad que presentaban los ROO 26170 con fondo ciego.

En la esfera, la evolución también es patente, aunque hemos de rebuscar un poco más, ya que no son tan evidentes como las anteriores:

  • Agujas afacetadas cuyo diseño nos recuerda a las del ROO Diver, aportando una mejor legibilidad.
  • Nuevas combinaciones de colores entre el dial, subesferas, manecillas y bisel interno.
  • Numerales ligeramente más pequeños.
  • Filos decorativos pulidos rodeando los índices, los contadores y la ventanilla de fecha.
  • Nuevo revestimiento luminiscente.
  • Logo e iniciales de AP aplicados.
  • El color del disco de la fecha es el mismo que su fondo, ganando en coherencia visual.

140228-09

Un acertado cambio al que doy mucha importancia afecta a la correa: la sustitución del cierre deployante por el cierre de hebilla le confiere una mayor ergonomía, confort y facilidad de uso, además de aportar una imagen más deportiva acorde con el carácter del Royal Oak Offshore.

Respecto a los materiales utilizados para fabricar las cajas, Audemars Piguet se ha limitado a recurrir al acero y al oro, un guiño a los dos metales más tradicionales en la historia de la relojería que alcanza también a su icónico bisel octogonal, reservando la cerámica, composite, titanio, carbono, cermet, etc, para posteriores modelos y versiones.

Las nuevas referencias

Enumeramos a continuación los números de referencia y sus características principales, limitándonos a materiales y colores utilizados en ellos.

26470ST.00.A027CA.01: caja de acero con correa de caucho azul. Esfera azul Royal, contadores plateados, numerales arábigos blancos y bisel interno azul. Manecillas cronográficas y escala taquimétrica en naranja. El nuevo Navy.

26470ST.00.A101CR.01: caja de acero con correa de aligator “Hornback” negra de pespunte rojo. Esfera negra, contadores negros, numerales arábigos blancos, bisel interno negro. Manecillas cronográficas y escala taquimétrica en rojo.

140228-05.

26470ST.00.A104CR.01: caja de acero con correa de aligator “Hornback” gris. Esfera color pizarra, contadores negros, numerales arábigos negros, bisel interno negro.

26470ST.00.A801CR.01: caja de acero con correa de aligator “Hornback” marrón con pespunte blanco. Esfera color marfil, contadores, numerales y bisel interno en color marrón.  Toma el nombre popular de “Safari Vintage”.

140228-06

.

26470ST.00.A002CR.01: caja de oro rosa con correa de aligator “Hornback” negra. Esfera con tonalidad de oro rosa, contadores negros, numerales arábigos blancos, bisel interno negro. Manecillas de la función de horas, minutos y segundos en oro rosa.

26470ST.00.1000OR.01: el mismo diseño anterior pero con brazalete de oro rosa..

140228-07

.

Valoración final

Aparte de las preferencias personales en cuanto a colores se refiere, no hay duda de que el acierto de Audemars Piguet ha sido completo. Destacando mi subjetiva predilección por el azul royal del Navy, todos y cada uno de los cambios efectuados representan una evolución positiva respecto a sus antecesores. Pero a pesar de ello, nos queda una espina clavada: esperemos que su próxima actualización se base en la implementación de un nuevo y moderno calibre integrado que nos permita gozar del reloj deportivo casi perfecto, y que conste que escribo “casi” porque la perfección absoluta no existe.

140228-20


Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

2 comentarios

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.