La colección Villeret es, en mi opinión, la que mejor representa la esencia de Blancpain. Para esta edición de Baselworld, la firma de Le Brassus nos ha presentado una pieza extraordinariamente bella, el Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde, acompañado del Villeret Grande Date Jour Rétrograde.

Comparativamente con la vorágine de novedades que la mayoría de marcas acostumbran a lanzar con motivo de Baselworld y del SIHH, Blancpain siempre pone un racional punto de pausa y coherencia. Este año han sido seis las novedades que nos ha presentado, de las cuales ya conocíamos el Blancpain Villeret Quantième Complet GMT (ver artículo aquí). Entre ellos, tres Fifty Fathoms y tres Villeret, una equilibrada proporción que nos indica cuales son las colecciones más importantes para la firma de Le Brassus.

Además del Quantième Complet GMT, la Villeret recibe el Grande Date Jour Rétrograde y el fascinante Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde, uno de los relojes que más me ha gustado de Baselworld. Por su parte, la gran fecha llega a los Fifty Fathoms con el Grande Date, acompañado por el vintage Bathyscaphe Day Date 70s y el Bathyscaphe Quantième annuel. Hoy os presentamos los Villeret, dejando para otro artículo los Fifty Fathoms.

Blancpain Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Un gran y agradable sorpresa ha sido esta reinterpretación del tourbillon volante de Blancpain, ofreciéndolo por primera vez con dos complicaciones mecánicas que personalmente me encantan: horas saltantes y minutos retrógrados. Con un diseño que no asociaríamos nunca con Blancpain y sí, por ejemplo, con un Jaquet Droz, su esfera de esmalte grand feu es absolutamente limpia, disponiendo dos y únicos puntos focales: la obertura del tourbillon ocupando la mitad superior e invadiendo ligeramente la subesfera de los minutos, que incluye la ventana digital horaria, ubicada en la inferior.

Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

La esfera grand feu se ha fabricado según el método tradicional del champlevé: los artesanos empiezan por esculpir la base de oro de la esfera tallando la materia; a continuación, se aplican varias capas de esmalte con un pincel en estos sectores y se cuece en un horno a casi 800 grados. Se da el toque final a la esfera con realces de oro diamantado alrededor de la jaula del tourbillon y de la ventanilla de las horas. Finalmente, se integra el contador de minutos en la esfera confiriendo, así, profundidad a la pieza.

Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde

Para el tourbillon volante, Blancpain ha eliminado el puente superior, mientras que el inferior lo ha sustituido por un disco de zafiro transparente. Con ello consigue que la jaula del tourbillon, su volante y su escape parece que estén flotando en el aire por encima de la rueda fija que está ligada al disco de zafiro.
La subesfera de minutos retrógrados muestra una simple escala chemin de fer de 240º junto a delicados numerales árabes cada diez segundos, y es en el cuadrante libre donde encontramos la ventana redonda de la hora saltante.

El nuevo modelo Villeret Tourbillon Volant Heure Sautante Minute Rétrograde está disponible en una caja de oro rojo de 42 mm con el tradicional bisel double pomme, pudiéndose elegir entre pulsera de piel de aligátor o de metal con hebilla desplegable. Disponible también en una edición limitada y numerada de 20 ejemplares en platino.

Blancpain Villeret Grande Date Jour Rétrograde

Blancpain nos presenta otro guardatiempo que recurre también a una complicación retrógrada, aunque esta vez desciende un peldaño o dos en cuanto a complicación mecánica, centrándola en el día de la semana y acompañándolo con una gran fecha en doble ventana.

Villeret Grande Date Jour Rétrograde

El desequilibrio visual de la esfera es uno de sus encantos. Blancpain optó por ubicar el día de la semana sobre un arco situado entre las 7 h y las 9 h, y las ventanillas destinadas a la gran fecha entre las 5 h y las 6 h.
Al llegar a las 12 de la noche la fecha cambia instantáneamente, mientras que la aguja retrógrada de acero azulado salta al siguiente dia de la semana. El momento culminante tiene lugar a medianoche del domingo, cuando efectúa un salto hacia atrás para indicarnos el inicio del lunes.
Agujas huecas en forma de hojas de salvia, numerales horarios aplicados y una aguja larga de los segundos con las iniciales de Blancpain en el contrapeso completan estas indicaciones.

Villeret Grande Date Jour Rétrograde

El nuevo movimiento 6950GJ que anima este mecanismo de calendario está realizado en base al calibre 1150, cuyos dos barriletes ofrecen una reserva de marcha de 72 horas. La utilización de un fondo de zafiro permite admirar la decoración de Côtes de Genève del movimiento y el motivo de nido de abeja de su masa oscilante de oro.

Con un diámetro de 40 mm, el modelo Villeret Grande Date Jour Rétrograde se presenta en oro rojo, con una esfera opalina color plateado, y en acero, con una esfera blanca. Las dos opciones están disponibles con pulsera de cuero o metal.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.