La crisis de Baselworld, acto II

Después de las quejas públicas de los expositores, Baselworld responde y no varía ni un ápice sus propuestas iniciales de reembolsos parciales.

\\ WT REF 65535 Se lee en 5' 42''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Hace escasos días, publicamos este artículo sobre la crisis abierta entre los organizadores de Baselworld y las firmas expositoras debido a la propuesta de reembolsos que MCH les había planteado a raíz de la cancelación de la edición 2020. En la carta enviada por Hubert J. du Plessix, el presidente del comité de expositores, amenazan con abandonar la feria si no reciben el reembolso íntegro de los pagos iniciales aportados. Unos días después llega la respuesta pública del director general del evento, Michel Loris-Melikoff, en una entrevista publicada por Le Temps.

Michel Loris-Melikoff

Michel Loris-Melikoff, Director General de Baselworld

La esencia de la respuesta es bien simple: el reembolso total es prácticamente imposible. Las devoluciones parciales ayudarán a Baselworld, ahora en modo de supervivencia, a cubrir parte de los gastos incurridos. Una devolución íntegra de los importes pondría en peligro Baselworld, sobretodo si tenemos en cuenta que ya viene de sufrir pérdidas sustanciales en 2019. Permitir que las marcas transfieran las tarifas pagadas hacia la edición 2021 es la mejor opción para permitir que las marcas continúen participando en el evento, y a la vez garantizar la supervivencia de Baselworld, algo positivo para la industria relojera en su conjunto.

También afirmó que, aunque Baselworld 2021 tendrá lugar en enero y Watches & Wonders (anteriormente conocido como SIHH) será en abril, sería ideal que ambas ferias coordinasen sus fechas a partir de 2022 .

Aquí tenéis la transcripción de la interesante entrevista:

Le Temps: La amenaza articulada por los expositores suizos y europeos es muy concreta. Mencionan en sus cartas el final «puro y simple» de Baselworld. ¿Cómo reacciona a esta foto grupal?.

Michel Loris-Melikoff: Para mí, estas reacciones son positivas en el sentido de que demuestran que a todos les importa Baselworld. Pero también veo un malentendido: no se trata de oponer el gran MCH a los pequeños expositores. Todos estamos en el mismo barco.

Hay una gran distancia entre su discurso, en el que ustedes dicen ser generosos, y la sensación que tienen las marcas.

Primero, hablemos de números. Ciertamente, nuestro grupo ha presentado recientemente resultados en los que informamos de una liquidez de hasta 140 millones de francos (tal como las firmas expositoras exponen en su carta), pero también una disminución prevista en la facturación 2020 cifrada entre 130 y 170 millones debido a la Covid-19 (de un total de 445,2 millones en 2019). Ante esta situación debemos actuar con mucha precaución. Nuestra responsabilidad con la industria es tomar las decisiones correctas para asegurar y guiar el funcionamiento de MCH a través de esta crisis y así poder continuar organizando Baselworld.

Pero, ¿cómo puede explicarse esta diferencia de percepción?.

Es posible que no me haya explicado lo suficiente sobre las dos opciones que ofrecemos a nuestros clientes. En esta situación no queríamos aplicar nuestras condiciones generales de forma rígida (las regulaciones de Baselworld teóricamente no prevén el reembolso de los costes ya incurridos). Es por eso que hemos propuesto dos soluciones, la primera de las cuales nos parece la mejor, ya que permite a los expositores traspasar más del 85% de las cantidades invertidas a la próxima edición y solo mantenemos el 15% para cubrir parcialmente nuestros costes. En la segunda, los expositores obtienen un reembolso en efectivo de hasta el 30% de sus pagos iniciales, mientras que el 40% se traslada a 2021 y el 30% restante se destina a cubrir los costes de MCH. Pensamos que teníamos una solución que haría que nuestros clientes perdieran una cantidad mínima de dinero y a la vez asegurara el futuro de Baselworld. Además, si una gran mayoría elige la opción 1, nos permitirá apoyar a los pequeños expositores en dificultades para asegurar su participación en 2021.

Baselworld

Los costes ya incurridos para 2020 ascienden a 18,36 millones de CHF. Suponiendo que todas las firmas aceptan esa primera opción, ¿significará que MCH recuperará su inversión?.

Por supuesto que no, tal vez solo un tercio. Los expositores ciertamente están ayudando a cubrir los costes, aunque únicamente lo esencial. A MCH le costará uno o dos años compensar este ejercicio y recuperar la rentabilidad. ¡Date cuenta de que Baselworld también está en modo de supervivencia!

¿Cómo justifica esta factura de 18,36 millones?.

No puedo revelarle los detalles. Pero comprenda que la decisión de cancelar el evento se produjo tres días antes del inicio del montaje, y ya se había generado casi todo los costes. En términos generales, este importe corresponde a los costes de montaje del salón, los salarios y el alquiler de los pavellones.

¿Qué parte de esos 18,36 millones corresponden al alquiler?.

Es un elemento importante que representa casi 9 millones.

Baselworld

Las marcas exigen el reembolso completo de sus pagos iniciales. ¿Cuánto pagaron en total?.

En total, más de 20 millones. Es imposible reembolsar la cantidad total. Si lo hago, pondré en peligro a Baselworld. Sin embargo, después de este año horrible la industria seguirá necesitando una plataforma para ofrecer sus productos. Por lo tanto nuestra responsabilidad es garantizar su sostenibilidad.

Estos pagos iniciales representan sumas significativas para ciertas marcas pequeñas …

Sí, conozco a los pequeños relojeros que pusieron 30.000 o 40.000 francos en su stand, una cantidades que prácticamente representan todo su presupuesto anual de marketing. En su carta, el comité de expositores suizo escribe que «esta falta de consideración por parte de los gerentes del Grupo MCH lamentablemente recuerda una era que pensamos que había terminado». Este comentario me hirió personalmente. Podría haber sido criticado si hubiera aplicado el reglamento al pie de la letra, pero no es así. Hago todo esto para lograr la sostenibilidad del evento y proteger la industria.

Dice que no se ha comunicado lo suficiente con las marcas. La falta de diálogo también es un reproche que algunos de ellos le hacen …

Cuando tienes 600 clientes no puedes hablar con todos, especialmente cuando la crisis cambia las cosas día a día. De todos modos, conoce el problema: con 600 expositores, obtendrás 650 opiniones diferentes.

Ha presentado dos opciones que los expositores consideran que no son adecuadas. ¿Está listo para negociar una posible tercera vía?

Seamos claros, el reembolso total es prácticamente imposible.Pero nunca digas nunca, mantente abierto a la discusión y, si vemos viable otra solución, la tendremos en cuenta.

Baselworld

Baselworld ya está considerablemente debilitada por el abandono de Swatch Group, las tensiones con las marcas restantes, los cambios estructurales en la industria… Si combinamos las ganancias obtenidas por MCH de Baselworld en los últimos veinte años, podemos fácilmente imaginar que está muy por encima de esos 18,36 millones. ¿No deberíamos simplemente trazar una línea, evitar negociaciones tediosas y pasar a la edición 2021?

El año pasado, MCH invirtió más de 10 millones en el nuevo modelo de Baselworld a pesar de una situación financiera complicada debido a los cambios mencionados en su pregunta. Este año, poco menos de 10 millones. Paralelamente, redujimos el precio del metro cuadrado, lo que implica una descenso en la facturación. Además, perdimos una gran cantidad de stands con la partida de Swatch Group. Creo que yendo mucho más allá de las condiciones generales, las dos propuestas son, en el contexto actual de Baselworld, más que correctas.

Finalmente, el año pasado Baselworld y el Salón de Ginebra lograron sincronizar fechas, a fines de abril, para los próximos cinco años. Sin embargo, su edición 2020 se pospuso para enero de 2021, mientras que Watches & Wonders Geneva, que lamenta haber conocido su decisión mediante un comunicado de prensa, se mantiene en abril de 2021. ¿No resulta increíble que el diálogo sea tan difícil entre ambos equipos?

Entre el Año Nuevo chino, los salones de piedras preciosas, Ramadán, carnavales, otras ferias, salas de alquiler… estas fechas son un verdadero dolor de cabeza. Pero es cierto, es esencial que los dos eventos se coordinen lo mejor posible. Es bueno para todos. Al parecer, Fabienne Lupo (presidenta de la fundación que organiza la feria de Ginebra) y yo tenemos una lectura diferente. Pero sea como sea, la situación es la que es. Nuestra decisión de elegir enero es solo para 2021. Todavía creemos que la coordinación debe restablecerse lo antes posible.

\\ WT REF 65535
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta