Longines nos ha presentado en Baselworld la evolución del HydroConquest, su reloj de buceo que implementa ahora un nuevo bisel cerámico junto a un leve rediseño de su esfera.

Lanzado en 2007, el HydroConquest es una rara avis dentro del catálogo actual de Longines. Ciertamente, la firma de Saint-Imier no se distingue precisamente por tener una gran oferta de relojes deportivos, sino por apostar por la tradición, la elegancia clásica y un diseño atemporal en la gran mayoría de sus colecciones. Incluso los Conquest, su línea más sport, tienen una imagen muy ponderada. Si dejamos a un lado algunas referencias de inspiración vintage de la exhuberante colección Heritage (me tiene el corazón robado), el HydroConquest es el reloj de submarinismo y el modelo más deportivo de Longines.

Pero diez años son muchos, y es ahora cuando la firma de Saint Imier nos ha presentado en Baselworld su evolución. No es ninguna revolución ni supone un cambio drástico en su diseño, pero sí que todos y cada uno de los pequeños cambios realizados aportan su grano de arena para que el HydroConquest dé un salto cualitativo, tanto estético como estructural, que lo sitúa en una excelente posición entre los divers de precio asequible. Respecto a su introducción en la colección, Longines nos ha confirmado que los nuevos modelos coexistirán con las referencias actuales.

Longines HydroConquest

Las nuevas versiones estarán disponibles en tamaños de 41 mm y 43 mm para los modelos con tres agujas con fecha, y de 41 mm para el cronógrafo. Todas ellas recurren a la misma caja de acero con acabado satinado y los flancos pulidos de las referencias actuales. En su interior también encontramos los calibres automáticos habituales de la colección: el L888.2 para los tres agujas (64 horas de reserva de marcha), y el L688 para el cronógrafo (54 horas de reserva de marcha, cronógrafo con rueda de pilares). Tampoco varían los elementos que lo convierten en un reloj de buceo: estanqueidad hasta 300 metros, bisel giratorio unidireccional, corona y fondo atornillados, protectores de corona, hebilla desplegable con doble cierre de seguridad y extensión para buceo integrada.

Longines HydroConquest

Pero vayamos con los cambios. El principal de ellos es que su bisel es totalmente diferente, ganando en resistencia, nitidez y usabilidad gracias a implementar la casi irrayable cerámica y optar por un diseño más simple. Resumidos, estas son las innovaciones respecto a los HydroConquest actuales.

Longines HydroConquest

Comparativa visual: a la izquierda, la versión actual. A la derecha, el nuevo modelo con bisel cerámico

• Anillo cerámico del mismo color que la esfera: negro, azul o gris.
• El dentado lateral de agarre abarca toda la circunferencia del bisel. Antes era plano entre las 10 y la 1, y entre las 5 y las 7, un diseño del cual nunca he entendido su objetivo.
• Prescinde de la minutera con grandes índices trapezoidales y pequeños puntos.
• Introduce la nueva escala con numerales más estilizados para las decenas alternados con índices de tipo bastón cada cinco minutos, y una graduación al minuto en los primeros 15. Su diseño me recuerda mucho al bisel de los Omega Seamaster Planet Ocean.
• Triángulo a las 12 indicador del tiempo de inmersión adopta la geometría regular de un equilátero.

Longines HydroConquest

La esfera es otro de los puntos de actuación, mejorando en nitidez, legibilidad y proporcionalidad:

• Segundera con círculo en su parte final (lollypop) con Super-LumiNova, sustituyendo la flecha de punta roja. Además, el contrapeso acorta su longitud.
• Prescinde del doble índice horario, quedándose sólo con los grandes círculos aplicados.
• Los 60 índices de la escala perimetral acortan su longitud a casi la mitad.
• El logo del reloj alado sube levemente su ubicación.
• Decoración rayon soleil sutilmente más marcada.
• Super-LumiNova azul en vez de verde.
• Ventana de fecha ligeramente más grande.
• La tipografía de los tres grandes numerales 6, 9 y 12 es un poco más estrecha.
• A las habituales esferas negra y azul, se añade una nueva versión en gris.

Longines HydroConquest

Por último, los nuevos HydroConquest implementan un nuevo brazalete, más sólido y que transmite mejor sensación de calidad. Más ergonómica y más cómoda, la correa también se ha actualizado, y se presenta en caucho del mismo color que la esfera.

Evidentemente, estas mejoras comportan que su coste se incremente unos cuantos cientos de euros. Si el actual modelo de 41 mm con bisel de aluminio tiene un precio de 1.070 €, las nuevas referencias con bisel cerámico alcanzan los 1.400 €. La ventaja para el comprador es que estarán disponibles ambas versiones, por lo que podrá optar por las ventajas del nuevo y más caro HydroConquest con bisel cerámico, un mejor brazalete y un diseño más moderno, o si por el contrario decide ahorrarse casi una cuarta parte y elige la version actual con bisel de aluminio.

Longines HydroConquest

Más información: www.longines.es

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.