Bell & Ross BR 01 Laughing Skull White

Bell & Ross nos presenta su calavera más realista con el BR 01 Laughing Skull White, que incluye un autómata en su calibre esqueletado de forma.

\\ WT REF 62797 Se lee en 3' 6''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Pocos símbolos han tenido tanto éxito en la historia y son tan universales como la calavera y las dos tibias cruzadas con que se han identificado a los piratas, un sangriento emblema que se ha acabado asociando, además de al mundo militar, como una manifestación más del espíritu emprendedor y libertario moderno, especialmente en el ámbito anglosajón, bajo la denominación de Jolly Roger. El mercado relojero no ha sido ajeno a ello, y son numerosas las firmas que la implementan en sus creaciones. Si bien ahora moda, el uso del Jolly Roger en  Bell & Ross comenzó hace una década con el BR 01 Skull.

Bell & Ross BR 01 Laughing skull

Los relojes calavera de la marca han proliferado desde entonces, pero la evolución había sido puramente estética hasta el año pasado cuando la marca presentó un reloj más complejo tanto por su mecánica como por su diseño: el BR 01 Laughing Skull. Ese guardatiempo está impulsado por un movimiento de forma que incluye el peculiar movimiento autónomo de su mandíbula, que simula una sonrisa. Un año después, Bell & Ross presenta el BR 01 Laughing Skull White, una versión caracterizada por el cráneo lacado en un color similar al del hueso.

Bell & Ross BR 01 Laughing skull

Al igual que todos los relojes BR-01, la caja de acero tiene 46 mm de ancho. Debido al requisito funcional marcado por la inclusión del autómata en el movimiento, su grosor es ligeramente superior al de los relojes con calavera estática. De acabado pulido con chorro de arena, su característica más destacada es el guilloche en Clous de Paris que exhibe su parte superior, un motivo que se repite en la corona. Los cuatro habituales tornillos que ensamblan la caja, ubicados en las esquinas, forman parte de las dos tibias que cruzan la caja en diagonal, componiendo junto a la calavera la célebre Jolly Roger. Su bisel en forma de doble lóbulo incluye la escala minutera.

Bell & Ross BR 01 Laughing skull

La esfera esqueletada está claramente presidida por la calavera. Estampada en latón, ha sido lacada en blanco mate y sombreada para crear un efecto de profundidad. El resultado es sorprendente por su realismo, y a cierta distancia el cráneo parece sobresalir de la esfera.
Si bien el acabado del cráneo es nuevo, el diseño es idéntico al del primer Laughing Skull, con una abertura circular en la frente que revela el volante. Y de acuerdo con el tema Jolly Roger, las manecillas tienen forma de machete y están llenas de Super-LumiNova negra que no brilla mucho en la oscuridad, pero por contra ofrece un mayor contraste a la luz del día que el «lume» blanco.

En su interior se encuentra el BR-CAL.206, un movimiento de remonte manual desarrollado por Concepto, un especialista en complicaciones que suministra una amplia gama de movimientos a numerosas marcas independientes. Este mecanismo de forma ha sido concebido a partir de cero, con el puente y la placa base en PVD negro y  forma de calavera.

Bell & Ross BR 01 Laughing skull

El movimiento se presenta verticalmente: el barrilete se encuentra justo detrás de las mandíbulas del cráneo, mientras que el volante está a las 12 en punto. Como la rueda de trinquete del barrilete está a las seis en punto, con la rueda de la corona justo arriba, facilita convenientemente un mecanismo simple que impulsa el movimiento de la mandíbula a través de dicha rueda. Cuando se remonta el movimiento, las mandíbulas del cráneo se abren y cierran en un movimiento continuo y una velocidad proporcional a la que se giramos la corona. Por el contrario, las mandíbulas se mueven lentamente durante el destensado a velocidad normal del muelle.

Además del autómata, este calibre es inusual por disponer de dos trenes de engranaje. Visible a través de la caja de zafiro, el primero corre a lo largo del borde del cráneo, uniendo el barrilete con el volante. Para facilitar este diseño, se requiere un tren de engranajes secundario, oculto bajo el puente, que mueve las manecillas en el centro de la esfera.

Bell & Ross BR 01 Laughing skull

Dado que tiene un nuevo movimiento de forma que incluye un autómata, el precio es bastante razonable: 8.900 €, sobretodo si tenemos en cuenta que son 2.000 € más que la versión «estática básica» con movimiento Sellita.
El Bell & Ross BR 01 Laughing Skull White es una edición limitada a 99 unidades, y se entrega con una también impactante correa de piel de cocodrilo de color marfil que combina a la perfección con el cráneo.

\\ WT REF 62797
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

  1. Sólo como una curiosidad adicional, este inconfundible símbolo compuesto por esa calavera y un par de tibias cruzadas, también se ha empleado mucho, y me parece que todavía es así, para advertir acerca de la peligrosidad (potencialmente mortal) de algunas sustancias. En ese sentido, yo pienso que ese símbolo, pierde un tanto su asociación con la muerte, y más bien, ofrece una oportunidad de vida, precisamente por ese significado de advertencia mortal para evitar ingerir (o tocar) aquella sustancia que lo posea.
    No cabe duda de que este reloj de Bell & Ross, expresa literal y prácticamente lo que quiere decir un reloj esqueletado… Si le añaden un brazalete o correa metálica con eslabones en forma de vértebras, se coronan.
    Lo más intrigante en esa calavera, a mi parecer, son sus dientes tan únicos e irrepetibles en su forma y posición, que empiezo a creer que una calavera humana real se utilizó como referencia para este diseño.
    Si una imagen vale más que mil palabras, una buena descripción puede otorgarle vida y movimiento a esa imagen… La muy buena descripción del movimiento del reloj, fue capaz de infundirle movimiento a esas imágenes, aunque creo que la única mandíbula capaz de moverse, es la inferior, y en algunos casos, hasta es capaz de caérsenos hasta el suelo, sobre todo en verano, en la playa y entre un mar de bikinis. 😉

    Saludos. 🙂

Dejar una Respuesta