Bell & Ross BR 05 Chrono, debut en negro y azul

Presentado en dos versiones y caja de acero, el Bell & Ross BR 05 Chrono adopta las mejores virtudes del tres agujas para sumarle el cronógrafo y buen diseño de esfera.

\\ WT REF 70406 Se lee en 3' 54''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Cuando lanzan una nueva colección, y salvo contadas excepciones, las marcas acostumbran a elegir las versiones tres agujas como punta de lanza. Estas básicas referencias muestran la esencia de la nueva línea tanto en lo que se refiere al concepto como al diseño, formas, acabados o nivel mecánico. Posteriormente, y siempre manteniendo el ADN, la colección se va ampliando con nuevas referencias que implementan complicaciones añadidas como por ejemplo el segundo huso horario, reserva de marcha, un calendario o una de las más comunes y apreciadas tanto estética como mecánicamente hablando: el cronógrafo. Es por ello que no nos puede sorprender el anuncio de Bell & Ross, el debut del BR 05 Chrono. Manteniendo las bondades ya mostradas por el sólo hora con fecha presentado hace poco más de un año, le suma una esfera que me parece muy atractiva y ayuda a enfatizar su estilo retro de los años 70.

Bell & Ross BR05 Chrono

Diseño inconfundible: círculo dentro de cuadrado

Con la misma forma cuadrada típica de Bell & Ross, la caja de acero del BR 05 Chrono crece hasta unos lógicos 42 mm, un tamaño que a priori parece habitual pero que si tenemos en cuenta la geometría, vemos que, a pesar del redondeamiento de  las esquinas, su diagonal casi alcanza los 50 mm. Respecto a su grosor, los 13,5 mm (un buen registro para un cronógrafo modular) representan un incremento de 3 mm sobre el tres agujas.

Bell & Ross BR05 Chrono

Junto a su cuadratura, este reloj deportivo los elementos que son indisociables de la colección: el brazalete integrado, el ancho bisel con sus distintivos cuatro tornillos, y el acabado satinado general con los cantos pulidos. Pero sin duda, el cambio más relevante tiene lugar en la derecha de la carrura  con la inclusión de los pulsadores cronográficos pulidos. De estructura rectangular, están semi-integrados con los protectores de corona, de forma que su superficie de pulsación se mantiene paralela a la fluida linea inclinada que marcan dichos protectores y la parte terminal de la caja. Es un buen diseño, discreto y funcional que además mejora su facilidad de uso. Finalmente, incluso con el cronógrafo, el BR 05 sigue manteniendo una resistente al agua hasta 100 metros (10 bar).

Bell & Ross BR05 Chrono

Acertada esfera de look vintage con totalizadores cuadrados

La esfera del BR 05 Chrono mejora el minimalismo del sólo hora, adoptando un estilo más dinámico y vibrante que recuerda los relojes de carreras de los años 70. El secreto son las dos subesferas cuadradas de bordes redondeados del cronógrafo, un detalle que nos remite directamente a esa época dorada del diseño relojero y nos recuerda a relojes como el Heuer Monaco. Además de jugar con estas referencias vintage, Bell & Ross tiene plena potestad para utilizar esta forma con el válido pretexto de reproducir la silueta de la caja.

Bell & Ross BR05 Chrono

El hecho de que estén ligeramente encajados en la esfera (otro buen detalle) le aporta una profundidad de la que carece el tres agujas, apoyándose también en la escala de minutos serigrafiada en el realce perimetral y los índices metálicos aplicados. El pequeño segundero se sitúa a las 3 horas, mientras que el totalizador de 30 minutos se ubica simétricamente a las 9 horas. Con una tonalidad más pálida respecto a la esfera, ambos están decorados con un sutil acabado azuré y se rodean de un grueso anillo plateado que incluye parte de los índices de las respectivas escalas. Y por si no os habéis dado cuenta, el eje de las manecillas de la subesfera también se hace eco de la forma de la caja y los totalizadores: es cuadrado.

Como es habitual en la marca, la modesta ventana redonda de fecha se dispone entre las 4 y las 5 horas, y su disco es del mismo color de la esfera. Ya sea en azul o negro, la esfera está decorada con un suave acabado satiné soleil (más visible en la versión azul) y rodeada por una escala minutera/segundera, mientras que las referencias horarias quedan restringidas a los grandes numerales a las 12 y 6 horas. Puestos a elegir entre ambas referencias, la esfera azul me parece más atractiva.

Como cabe esperar de un reloj de Bell & Ross, su legibilidad es más que correcta, y su visibilidad nocturna queda garantizada por la abundante aplicación de Super-LumiNova en índices y manecillas de horas y minutos.

Bell & Ross BR05 Chrono

El calibre no es lo más relevante

En su interior late el calibre BR-CAL.301, que en realidad es un ETA 2894-2 adornado con un rotor circular calado fabricado en tungsteno. Con una reserva de 42 horas, el punto débil de este calibre es su fabricación modular, lo que significa que no esperemos ver los engranajes del cronógrafo desde el cristal que cierra la trasera.

Bell & Ross BR05 Chrono

En cambio, su elección me parece acertada (respecto a elegir por ejemplo el archiconocido cronógrafo integrado Valjoux 7750) por ser un movimiento relativamente delgado con 6,1 mm de grosor. No es que sea ninguna maravilla técnica pero sin duda es un calibre fiable que contribuye decisivamente a que el BR 05 Chrono sea un reloj bastante delgado y no se dispare de precio.

Bell & Ross BR05 Chrono

Los BR 05 Chrono de Bell & Ross se entregan con el mismo brazalete metálico integrado de forma cónica, eslabones en H y de acabado satinado y pulido que lucen los tres agujas, o podemos optar por rebajar su precio y peso con una correa de caucho estriado que coincide con el color de la esfera. Las referencias con brazalete cuestan 5.900 €, mientras que las que implementan la pulsera de caucho lo rebajan en 500 € para quedarse en 5.400 €.

\\ WT REF 70406
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta