BASELWORLD 2012 – Blancpain

\\ WT REF 222 Se lee en 4' 59''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Pocas pero notables son las novedades de Blancpain en este Baselworld 2012. La mayoría de ellas se centran en la colección Villeret, una de las cuales, el Segundero Retrogrado, ya os presentamos antes de la feria. La única novedad fuera de la clásica colección Villeret se va al otro extremo, ya que es un nuevo miembro de la gama Evolution, la más extrema y deportiva del catálogo Blancpain.

 

Villeret Calendrier Chinois Traditionnel

Probablemente la más sorprendente de las novedades de Blancpain.  Se trata de un Villeret con una complicación inédita en relojería mecánica: el Calendario Chino Tradicional. Es evidente que la crisis económica occidental y el pujante mercado chino han influido en la decisión de crear este modelo, pero no por ello deja de ser interesante. Lógicamente el cliente al que va destinado este reloj es necesariamente chino, aunque también, dada su rareza, puede interesar a clientes occidentales con importantes colecciones de relojes.

Lamentablemente desconozco la lengua china y su calendario, por lo que poco puedo opinar en este sentido. Por ello, lo más adecuado es publicar textualmente la explicación que da Blancpain de esta nueva complicación.

En su esfera se codean la hora, los minutos y el calendario gregoriano con las indicaciones del calendario chino: hora-doble tradicional, día, mes con las indicaciones de los meses intercalados, signo del zodiaco, así como los 5 elementos y los 10 troncos celestes. La combinación de estos últimos con los 12 animales del zodiaco que representan las ramas terrestres, sigue el ciclo sexagenario central de la cultura china. Las fases de la luna, elemento clave de los calendarios completos de Blancpain, también están presentes y desempeñan aquí un papel preponderante dado el vínculo entre el ciclo lunar y los meses chinos tradicionales.

Contrariamente al calendario solar gregoriano que utiliza el día solar como unidad de base, el calendario chino tradicional es un calendario luni-solar, es decir un calendario solar cuya unidad de base es el ciclo lunar (29,53059 días). Como un año de 12 meses lunares (354,36707 días) cuenta con aproximadamente 11 días menos que el año trópico (o solar, 365,242374), de vez en cuando se intercala un mes para preservar la correspondencia con el ciclo de las estaciones.

Como cada mes del calendario chino, incluyendo el mes intercalado, empieza el día de la nueva luna, su extensión es de 29 ó 30 días. Así, cuando un año incluye un mes intercalado, este año tendrá 13 meses y será más largo que el año trópico. Al contrario, cuando no se incluye un mes intercalado, el año de 12 meses lunares es más corto que el año trópico. Esta particularidad explica por qué la fecha del Año Nuevo Chino varía.

La caja de este Villeret, de 45 milímetros de diámetro, se ofrece inicialmente en platino y en una edición limitada a 20 ejemplares. Blancpain también nos anuncia que lanzará una segunda edición en oro rojo que estará disponible sin limitación. En esta edición limitada destaca su corona ornamentada con un cabujón de rubí. Los cinco correctores del calendario se integran bajo las asas.La esfera es esmaltada “Grand Feu”, un tratamiento que desconocemos si también utilizará la versión de producción regular. Los números romanos que nos indican las horas  están aplicados y realizados en oro. Su aplicación se realiza previamente al horneado del esmalte.El mecanismo encargado de esta original complicación es el calibre 3638, de carga automática y que ofrece una reserva de marcha de 168 horas. Su diámetro es de 32 milímetros y está compuesto de 434 piezas. 

Villeret Squelette 8 Jours

Blancpain también se apunta a la tendencia de relojes esqueleto, una complicación que había caído prácticamente en desuso y que parece resurgir.

Habitualmente, los relojes esqueleto ofrecen las indicaciones más básicas, muchas veces incluso sin segundero, ya que cualquier complejidad añadida de su mecanismo comporta una mayor dificultad en su esqueletizado para mantener la mínima estabilidad exigible. Este Villeret Squelette, aunque si cuenta con segundero central, también es básico en susfunciones, que se limitan a las horarias. Lo extraordinario, por inhabitual, es que su mecanismo cuenta con nada menos que tres barriletes montados en serie, que ofrecen una impresionante reserva de marcha de 8 días. Resulta fascinante observar estos tres barriletes, de los cuales después del esqueletizado solo se conserva su cara lateral, dejando a la vista los muelles que albergan.

El decorado de los puentes del calibre 1333SQ es el tradicional gravado de los relojes esqueleto, alejándose de los últimos relojes de este tipo que hemos visto, la mayoría con decoraciones más contemporáneas. El resultado es una esfera inexistente y una total visualización de prácticamente todos los elementos del mecanismo. Lamentablemente, este extremismo en el esqueletizado ha llevado a Blancpain a prescindir de cualquier tipo de índice, por lo que leer el tiempo en este reloj es una proeza digna de adivinos.

El Villeret Squelette es un reloj de producción regular y se ofrece inicialmente en caja de oro blanco, con un diámetro de 38 milímetros.

 

L’Evolution Chronographe Flyback a Rattrapante

Este nuevo modelo de la colección Evolution lleva todos sus elementos, tanto mecánicos como estéticos, al extremo. La lógica de la elección de materiales para su caja también es extrema, pero en lo absurdo. Tanto bisel como esfera están realizados en fibra de carbono, un compuesto muy costoso cuya virtud es ofrecer máxima resistencia con el mínimo peso. Hasta aquí, todo coherente con un reloj de corte deportivo, pero sorprendentemente nos encontramos con que la carrura de la caja y las asas están realizadas, dependiendo de la versión, en oro blanco o rosa. Conjugar un material caro (carbono), ligero y resistente, con otro aun más caro (oro) pesado y blando, solo puedo calificarlo de un auténtico despropósito.

Toda esta amalgama de materiales contrapuestos esconden el que debería ser el auténtico protagonista de este reloj: su mecanismo. El calibre 69F9 de este cronógrafo Blancpain nos ofrece dos complicaciones que muy raramente veremos juntas. La primera es la función Rattrapante, después de la Foudroyante, la segunda función más compleja de un cronógrafo. La segunda complicación, también referente al cronógrafo, es la función Flyback. Así, en un solo reloj podemos medir tiempos parciales sin detener la medición total de su cronógrafo, y al tiempo tenemos la capacidad de reiniciar la medición con una sola pulsación, sin pasar por las tres operaciones habituales de parada, puesta a cero y puesta en marcha.

El responsable de esta maravilla tecnológica es el calibre 69F9, compuesto de 409 piezas y que ofrece una reserva de marcha de 40 horas. Las operaciones del cronógrafo se gobiernan mediante rueda de pilares y se utiliza un embrague vertical para evitar el salto inesperado de la aguja trotadora al iniciar la medición.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

\\ WT REF 222
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta