Fiel a su cita anual con el día de los enamorados, Blancpain nos presenta su particular homenaje a San Valentín con el Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016, una edición especial del reloj creado por la firma de Le Brassus en 1956 y que actualmente es el modelo emblemático de la colección Women. Como suele ser habitual, este Ladybird elige como base una de sus referencias estandarizadas a la que se le aplican ciertos cambios estéticos que le confieren ese carácter único que toda edición especial requiere.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016

Indudablemente femenino, su pequeña y delicada caja de 21,50 mm en oro blanca incluye un bisel engastado con 32 diamantes, y luce un reducido grosor de 8,23 mm que lo hace acreedor del apelativo de ultra-plano. Para esta ocasión, Blancpain adopta una esfera nacarada con cuatro diamantes en las posiciones horarias cardinales, que enmarcan un corazón central que luce un engastado de diamantes y rubíes en su parte superior, y en cuyo centro se sitúa el eje de las dos manecillas esqueletadas de las horas y los minutos.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 crop esfera

Su estética amorosa se completa por un ornamento de oro blanco en forma de un corazón de rubí atravesado con una saeta con un diamante en su punta, que se une al reloj en la entre-asa a la altura de las 6 horas. Lanzados el año pasado específicamente para los Ladybird, los charms de Blancpain han sido creados especialmente para el Ladybird, y se pueden ubicar fácilmente a la altura de las 12 o de las 6 horas, según el deseo de su feliz propietaria. Podéis llamarme puntilloso, pero el hecho de que una parte del reloj vaya suelta me pone nervioso. Y no es por el movimiento en sí, sino por la certeza de que el constante golpeteo metal contra metal, o incluso peor aún, de un material excepcionalmente duro como el diamante o el rubí, pueda dañar el blando oro blanco de la caja y las asas.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 crop charm

Estamos habituados a que la inmensa mayoría de relojes destinados a la mujer implementan calibres de cuarzo, pero por suerte, la política de Blancpain va en sentido contrario, recurriendo a movimientos mecánicos para dar vida a todos sus guardatiempos. En el caso del Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016, el elegido es el calibre automático 6150. Este movimiento es, con sus 15,70 mm de diámetro, uno de los más pequeños del mundo, y está equipado con una espiral de silicio y disfruta de una reserva de marcha de 40 horas.

Bajo la referencia 0063F-1954-63A, esta edición limitada a 99 ejemplares se entrega con una correa blanca de piel de becerro.

Blancpain Ladybird Ultraplate Saint-Valentin 2016 trasera

.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.