Como es habitual año tras año, la gran mayoría de marcas también se toman su agosto vacacional en cuanto al lanzamiento de novedades de refiere. Este calmo paréntesis nos permite retomar algunos de los relojes presentados durante la primera mitad del año que, por una razón u otra, se quedaron en el tintero. Este es el caso del Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT, un guardatiempo que fue una de las novedades de la firma de Le Brassus durante la pasada edición de la feria de Baselworld. ¿Y porqué precisamente este modelo?. Todo surge a raíz de una charla con uno de nuestros lectores, durante la cual surgió una duda sobre un detalle muy concreto de este Blancpain.

Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT - crop esfera

¿Porqué el segundo huso horario muestra una escala tan inusual?. En ese momento no me acordé de nada raro, pero al mostrarme las fotos en su móvil, vi inmediatamente a lo que se refería, y me sorprendió enormemente no haberme dado cuenta en la misma feria cuando o tuve en mis manos: la escala mostraba las horas mediante pequeños numerales arábigos, en múltiplos de tres, o sea, las 3, 6, 9, etc., hasta las 24 horas. Lo extraño es que las horas intermedias no eran las esperadas, ya que sólo mostraba un índice en vez de los dos esperados, como si los intervalos fueran de hora y media. Inmediatamente busqué el presskit correspondiente, y en todas las imágenes salía este mismo diseño. No me cuadraba en absoluto; ¿podría ser que a Blancpain se le hubiera pasado por alto este imperdonable “detalle”?. Evidentemente no. Simplemente, un error en la edición de todas las imágenes facilitadas a la prensa, y de ahí el porqué de no haber advertido fallo alguno en Basilea, ya que el reloj que tuve en mi muñeca, sí implementaba correctamente la escala, tal como podéis ver en el artículo dedicado a las novedades de Blancpain, y tal como ya aparece en la web de Blancpain.

Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT

Pero no nos quedemos en esta simple anécdota, y profundicemos un poco más en este guardatiempo. Preguntando a varios de mis amigos (también “enfermos” de los relojes) sobre la particular distribución de las ventanillas, todas agrupadas formando un arco en la parte derecha de la esfera, no puedo decir que goce de mucha aceptación, ya que “desequilibrado” fue la descripción más recurrida. Pues lo siento, pero a mí no me disgusta en absoluto la supuesta falta de equilibrio de los Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT. Es más, creo que le aporta un valor añadido que pocos relojes pueden lucir: si lo vestimos con traje, el complemento natural de este reloj de corte elegante, solo necesitamos doblar ligeramente el codo para conocer rápidamente el día de la semana, la fecha y el mes.

Otro aspecto a destacar es la nitidez, minimalismo y simplicidad de dicha esfera, un aspecto que retoma los códigos estéticos más contemporáneos que rigen el diseño de los Villeret lanzados estos últimos años. A ello se une una tendencia que ya es común entre las grandes marcas: el uso del acero en sus colecciones de más prestigio, consiguiendo así acercar la Alta Relojería a un público que hasta ahora, veía inalcanzables muchas de sus piezas preferidas.

Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT - 1

Sobre el resto de elementos de la esfera, cosas positivas y negativas, por todas ellas subjetivas; la tipografía utilizada en los numerales romanos aplicados no acaba de gustarme. Lástima que Blancpain no se haya decantado por los delicados números pintados que luce el Villeret émail, que en mi opinión mejoran la esfera tanto en estética como en legibilidad.
Las preciosas manecillas lanceoladas y esqueletadas me parecen perfectas en cuanto a su diseño, y el único “pero” que les encuentro es utilizar el logo de la marca como contrapeso de la segundera central: no coincide con la sencillez de la esfera.

Respecto al continente, ya hemos avanzado que es de acero. Los 40 mm de diámetro de su caja doble pomme  resultan ideales para un reloj eminentemente clásico y elegante, y se complementan perfectamente con la ocultación bajos las asas de los correctores de las funciones del calendario, una excelente manera de ofrecer una imagen mucho más limpia respecto a los habituales pulsadores ubicados en la carrura. Con una simple manipulación, el corrector situado a la altura de la una permite modificar el día, mientras que el situado a la altura de las 5 horas permite corregir el mes. Las correcciones rápidas del GMT, de la fecha y de la hora se realizan mediante la corona.

Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT - esfera

En su interior late el calibre manufactura 6054F, un mecanismo automático con las funciones de calendario anual, GMT y segundero central, y que ofrece una reserva de marcha de 72 horas. El fondo de zafiro de la caja permite contemplar la masa oscilante guilloché realizada en oro.

Entregado con una correa de aligator negro, el Blancpain Villeret Quantième Annuel GMT tiene un precio de 25.000 CHF, unos 23.000 €.

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.