1,5 millones de francos suizos es lo que le han costado a Mark Hayek, presidente de Breguet, los tres relojes que ha adquirido en las subastas de Christie’s y Sotheby’s celebradas en Ginebra, respectivamente, el lunes 11 y martes 12 de noviembre. El objeto no es otro que aumentar en volumen y calidad el ya importante fondo del Museo Breguet.

El primero de los relojes, el nº 5015 fue adquirido el 3 de julio de 1833 por el Marqués de Abercorn. Esta pieza es uno de los primeros relojes de bolsillo sin llave de remontaje que se crearon. En su lugar utiliza una corona que se giraba de izquierda a derecha hasta alcanzar su tope. Por tanto, el 5015 es un prestigioso representante de una de las grandes invenciones de Abraham-Louis Breguet que, como tantas otras, supusieron una antes y un después en la relojería mecánica.

Breguet No 4420

El segundo reloj que ha adquirido Breguet para su museo es el nº 4420, que entra en la categoría de los denominados “relojes reales” ya que fue adquirido en 1825 por el rey Jorge IV de Inglaterra. Desde el punto de vista técnico se trata de un “regulador” ya que cuenta con ejes separados para las agujas de horas y minutos. El precio que ha pagado Breguet por este nº 4420 es de 240.000 francos suizos.

Breguet No 4691

El tercero de los relojes adquiridos es un extra-plano de bolsillo con la rara complicación de “repetición de medios cuartos”. Esta pieza, con el nº 4691, fue adquirida el 13 de octubre de 1831 por Lord Henry Seymour Conway. Además de la sonería, este reloj cuenta con las complicaciones adicionales de ecuación de tiempo, indicación de reserva de marcha, calendario y fase lunar. El precio en subasta de este 4601 ha superado el millón de francos suizos.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

 .

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.