El Breguet Classique Phase de Lune 7787 con caja de oro blanco y esfera esmaltada “Grand Feu” es la última versión de este exquisito reloj perteneciente a la colección Classique de Breguet. esta pertenencia a la colección Classique puede resultar un tanto confusa ya que, dejando aparte colecciones minoritarias (en volumen de referencias), la mayoría de relojes se agrupan en las colecciónes Classique y Classique Complications, términos que si los tomamos estrictamente no atienden a la realidad.

En el mundo de la relojería se han normalizado dos grandes categorías de complicaciones a las que atienden la totalidad de marcas; las complicaciones medias y las grandes complicaciones. Es cierto que hay ciertas complicaciones que en función de su configuración se sitúan en el límite divisorio y que por tanto, en función de la percepción de cada aficionado, pueden inscribirse en cualquiera de las dos categorías. Pero, de forma universalmente consensuada se consideran complicaciones medias el GMT, las horas mundiales, la indicación de reserva de marcha, la gran fecha, la indicación de fase lunar, el cronógrafo y otras menos habituales que pueden ser muy numerosas. También de forma consensuada se considera que la puerta de entrada a las grandes complicaciones es el calendario perpetuo y se extienden hacia arriba con el cronógrafo rattrapante, el tourbillon y las sonerías, para citar las más habituales

Breguet Classique Phase de Lune 7787 - faceCuriosamente, Breguet agrupa prácticamente todas las complicaciones en su colección Classique y las grandes complicaciones en la colección Classique Complications. Por ello, este Breguet Classique Phase de Lune 7787, a pesar de ofrecer dos complicaciones, la de fases lunares y la de indicación de reserva de marcha, se inscribe en la colección Classique.

Centrándonos en este reloj en sí, ofrece todas las características que históricamente han formado parte del ADN Breguet: estética clásica, elegancia, números y agujas “tipo Breguet” y asimetría en la distribución de las indicaciones en la esfera.

Esta última característica, de la asimetría en su esfera, ya la encontrábamos en los relojes Breguet del siglo XVIII, como es el reloj de bolsillo No.5, que ofrecía exactamente las mismas complicaciones y en el que evidentemente se ha inspirado Breguet para este 7787.

Como ya he comentado al inicio, no estamos tratando una novedad absoluta sino una nueva variante, que por primera vez aúna una caja de oro blanco con una esfera esmaltada,  una combinación que en mi opinión encarna de forma óptima un reloj que privilegie exquisitez y discreción. es el reloj perfecto para aquellos que quieren disfrutar íntimamente de una obra de arte en su muñeca sin que las personas de su entorno perciban en él nada de especial. Además de la discreción que siempre otorga el oro blanco en una caja de reloj, el gran plus de este Breguet Classique Phase de Lune 7787 es su esfera esmaltada “Grand Feu”. No sería disparatado considerar este sofisticado esmalte como una complicación por si misma, incluso me atrevería a afirmar que es más compleja en su implementación que cualquiera de las complicaciones mecánicas que nos ofrece este 7787.

Breguet Classique Phase de Lune 7787 - esmalte

El resto de características de este reloj, su diámetro de 39 milímetros y el calibre de carga automática 591 DRL que alberga en su interior son los mismos que la variante de oro blanco con esfera guilloché que ya existía en el catálogo Breguet. El precio de esta nuevo reloj, cuya referencia exacta es 7787BB/29/9V6, es de  29.700 €. Por supuesto estamos hablando de una cifra importante, pero muy comedida si lo comparamos con el precio de relojes más o menos equivalentes de sus marcas competidoras por naturaleza, como pueden ser entre otras Vacheron Constantin o Patek Philippe. Aunque para realizar una comparativa objetiva de este importante parámetro calidad/precio, tendríamos que estudiar y analizar simultáneamente los relojes de estas tres marcas, un ejercicio prácticamente imposible de realizar en este sector, principalmente debido al bajo grado de disponibilidad de este tipo de piezas.

 

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.