Por segundo año consecutivo, Breguet gana el 1er premio en la categoría Montres Homme de la exposición The Watches Days, que reunió a cerca de cuarenta marcas de relojería en Ginebra del 10 al 13 de noviembre. El Gran Premio del Público 2011, otorgado por miles de votantes sin la intervención de ningún jurado, premió el modelo Classique Hora Mundi.

Así reza textualmente el primer párrafo de la nota oficial de prensa. Como no sabría expresar mejor la noticia, lo dejo tal cual, como introducción a este artículo. Lo que si haré, es aprovechar este pretexto para entrar muy placenteramente en la descripción de este fantástico reloj.

El Breguet Hora Mundi, de referencia 5717, fue presentado en marzo en la feria de Baselworld. Con prácticamente total unanimidad, opinión que suscribo, fue considerado una de las mejores novedades presentadas en el evento. Como en tal fecha aun faltaban bastantes meses para el lanzamiento de este blog, aprovecharé la ocasión para explicar el porqué de mi fascinación por esta pieza.

El primero de los motivos es su indudable atractivo estético. Esta cualidad se podría aplicar a prácticamente cualquier Breguet, pero en el caso del Hora Mundi llega a las cotas más altas, debido principalmente a su fascinante esfera. En la imagen superior apreciareis que, para reforzar su función principal de “Horas Mundiales”, Breguet ha realizado un precioso lacado traslucido con el gravado del mapa del continente americano. ¿Porqué elegir este continente y no otro?… de hecho no lo ha elegido. El Hora Mundi está disponible en tres versiones, representando cada una, una parte del mundo: el continente americano, los continentes europeo y africano y, finalmente, Asia y Oceanía. Una muestra de respeto por parte de Breguet hacia los orígenes o simplemente los gustos particulares de sus clientes.

Aunque a simple vista no lo parezca, la totalidad de la esfera es de oro macizo. Los océanos del mapa llevan varias capas de laca, mientras que los continentes están pulidos. El cielo, ubicado entre las tres y las cuatro, que sirve como indicador día/noche, está hecho de lapislázuli con engastes de pirita que, en forma de minúsculos puntos de oro, representan las estrellas. El sol y la luna son de oro macizo: oro amarillo para el sol, oro amarillo rodiado para la luna. El protector del disco, que representa una nube, lleva gravado el número de serie del reloj, y también está realizado en oro de 18 quilates plateado y totalmente grabado a mano.

Las indicaciones horarias se realizan mediante las famosas agujas Breguet, reconocibles por la pomme descentrada y vaciada. Estas agujas recorren una esfera de gran complejidad. La parte periférica, que lleva un disco horario con números romanos impresos, tiene un acabado plateado y satinado circular, una decoración guilloché con orla ejecutada a mano, así como índices en oro rojo o en platino, según la versión de la caja.

La caja del Hora Mundi se ofrece en dos versiones: oro rojo de 18 quilates o platino 950. Su diámetro, de 44 mm, es considerable para un reloj de corte clásico, pero que en esta ocasión considero justificado por la única y particular forma de expresar la función de horas mundiales. La hermeticidad es de 3 bares, más que suficiente para una pieza de este tipo. El bisel es particularmente fino, dejando todo el protagonismo a la esfera, y la carrura, como corresponde a todo Breguet, muestra su inconfundible acanalado. Por supuesto, el fondo de la caja utiliza cristal de zafiro para mostrar la maravilla mecánica que alberga.

Es realmente difícil no emocionarse con este reloj con solo contemplar los múltiples detalles de acabado que he descrito hasta aquí. Pero esto es solo culpable de la mitad de las cualidades realmente únicas de esta increíble pieza. La segunda mitad, tanto o más importante, es su implementación de la función de horas mundiales.

Por primera vez en un reloj mecánico, este Breguet dispone de una indicación de huso horario con salto instantáneo. Con esta función, su propietario puede ver la hora de dos ciudades distintas, preseleccionadas entre los 24 husos horarios disponibles. Para pasar de una a otra de forma instantánea, basta con accionar el pulsador situado las 8 horas. Además, el cambio de huso horario actúa no sólo sobre la hora sino también sobre la fecha, sincronizada por un sistema de calendario “seguidor”, y sobre la indicación de día/noche.

Además de las indispensables indicaciones de la hora, minutos y segundos, cuenta con una indicación de la fecha totalmente original que se muestra gracias a un disco. Este disco se muestra a través de una ventanilla situada sobre la esfera en las 12h, ventanilla lo suficientemente ancha como para que aparezcan tres fechas sucesivas. Para evitar cualquier confusión en su lectura, Breguet ha incorporando al sistema de calendario traînant una minúscula aguja retrógrada, oculta bajo la esfera y terminada en un círculo diminuto. Este círculo enmarca la fecha del día, desde que aparece en la parte izquierda de la ventanilla hasta que desaparece al final del día por la derecha de la ventanilla. A media noche, la aguja con su círculo volverán a la izquierda de la ventanilla y enmarcará la fecha del día que va a comenzar.

El culpable de estas indicaciones es el calibre mecánico de carga automática 777. Este calibre se sitúa en la vanguardia de la más avanzada tecnología relojera equipando un escape de silicio, lo que le convierte en inmune a variaciones térmicas y corrientes magnéticas. Durante su diseño, se registraron cuatro patentes: la primera se refiere a una pieza de relojería que incorpora un mecanismo con 2 husos horarios; la segunda, a la indicación de un huso horario a petición que se origina a través del sistema principal de agujas; la tercera, a la rueda de memoria mecánica programable y reprogramable para una pieza de relojería y, la cuarta, al dispositivo indicador de una dimensión temporal por medio de una aguja traînante.

 

Hablar del precio de esta joya artesana y de la micro-mecánica resulta casi de mal gusto, pero por desgracia es un factor que la apartará de las posibilidades de muchos de nosotros. Nos tendremos que conformar con admirar este fascinante Breguet Hora Mundi.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.