Un Breitling es de los pocos relojes que se identifican con claridad incluso visto a una distancia considerable de su portador. Esto es algo de lo que pocas marcas pueden presumir y se debe, entre otras cosas, a una personalidad estética definida que los responsables de la marca no sacrifican en función de las tendencias y las modas.

Este “factor Breitling” se reafirma en las novedades que la firma de Grenchen ha presentado en Baselworld 2014. Nada de estridencias ni de inventos. Simplemente, aunque tiene poco de simple, perfeccionar y ahondar en las virtudes de sus colecciones ya existentes, con especial notoriedad en su legendario Navitimer, pero sin olvidar otras colecciones importantes como son la Chronomat o la Bentley.

Navitimer 01

“Un icono gran formato”, es como define Breitling al nuevo Navitimer en la nota de prensa oficial, y ciertamente es difícil definirlo con más exactitud. Su reloj más icónico, creado en 1952 y adoptado por la mayoría de pilotos profesionales en navegación aérea, crece en esta nueva versión hasta los 46 ! milímetros de diámetro. Cierto y sorprendente. En una época en que, después de una década de excesos, la mayoría de marcas inician un retorno a la racionalidad en el tamaño de sus relojes, Breitling se mantiene inmune a las tendencias.

Como no podía ser de otro modo, en nuevo Navitimer equipa el calibre manufactura Breitling B01, un movimiento que junto con sus variantes se sigue implantando progresivamente en su catálogo. La caja es de acero y aparte de su tamaño, al igual que su esfera, es prácticamente indistinguible de su hermano de 43 milímetros. Este crecimiento lo convierte en “no apto” para muñecas de tamaño reducido, pero también es cierto que incrementa la facilidad de lectura de su compleja esfera, que se ofrece con fondo negro o azul. Breitling nos anuncia una segunda versión en oro rojo con una producción limitada a 200 unidades.

Navitimer_01

La segunda novedad en la colección Navitimer es el GMT, que también incrementa el tamaño de su caja, en esta ocasión hasta unos impresionantes 48 milímetros. Equipa el calibre manufactura 04 y, siguiendo la estrategia de su compañero de presentación, se ofrece en producción regular con caja de acero y en edición limitada a 200 unidades con caja de oro rojo. En este caso las opciones de esfera son el negro y el plata.

Chronomat Airbone

Otra de las grandes novedades de Breitling en Baselworld 2014 se centra en su colección “bestseller”: el Chronomat. Se trata del denominado Airbone, que homenajea el 30 aniversario del lanzamiento de este reloj en una edición que Breitling califica de “especial”, pero que  de momento no nos concreta si se trata de una edición limitada en su producción. El Airbone se emite en versiones de 41 y 44 milímetros de diámetro, ambas con caja de acero. La primera ofrece una hermeticidad de 30 bares y la segunda de 50.

Chronomat 41 Airborne_02

Su esfera, que en cierto modo emula al modelo original de 1984, presenta una estética más clásica que el Chronomat actual, omitiendo su atípico cuadro central. En el fondo de la caja encontramos grabada la inscripción «Edition Spéciale 30e Anniversaire» junto con la silueta de un Aermacchi, uno de los aviones de la patrulla aérea italiana para la que fue creado el primer prototipo en 1982 . Al igual que el Navitimer, este Chronomat equipa el calibre de cronógrafo manufactura B01.

Bentley GMT Light Body B04

La tercera novedad destacable que nos ha presentado Breitling atañe a su colección dedicada a la firma automovilística Bentley. Su apelativo de “light body” es muy descriptivo y la ligereza a la que se refiere se obtiene  utilizando el titanio para su caja. Esta elección es casi obligatoria ya que con sus descomunales 49 mm de diámetro, si se utilizase el acero requeriría que sus propietarios fueran casi culturistas.

Bentley GMT Light Body B04_01

Como también indican el resto de términos de su nombre oficial, este Bentley nos ofrece la complicación GMT y para ello recurre al calibre Breitling B04. Este calibre, que también equipa al Navitimer GMT, destaca por la facilidad de ajuste de su función GMT, ya que mediante la corona podemos ajustar la aguja horaria del segundo huso a intervalos exactos de una hora. Lo mejor de todo es que se puede ajustar en ambos sentidos y que al hacerlo los minutos siguen su curso, sin perder la sincronización.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.