Breitling conmemora el 60 aniversario de su reloj icono:
Navitimer Blue Sky 60th Anniversary

\\ WT REF 36 Se lee en 2' 36''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Breitling icónico por excelencia es sin duda el Navitimer. Creado en 1952, el Navitimer incorpora la célebre regla de cálculo que utilizaron los pilotos para las mediciones relacionadas con la navegación. Con el desarrollo de los sistemas electrónicos de navegación, esta utilidad ha perdido hoy en día su utilidad, pero aun y así, el Navitimer sigue siendo el reloj preferido para muchos amantes de la navegación.

Adquirir un reloj mecánico de nivel pensando en la máxima funcionalidad, precisión y cantidad de funciones no tiene sentido. Para ello existen hoy en día multitud de instrumentos electrónicos que le superan en todos los aspectos funcionales. La relojería mecánica tiene más que ver con el arte, con la increíble presteza que requiere elaborar y ensamblar a mano los centenares de piezas que componen estos relojes. También tiene mucho que ver con la tradición y con el respeto por la historia. Por todo ello, es lógico y esperado que Breitling conmemore el 60 aniversario de la creación del Navitimer para presentar una edición especial de este reloj: el Navitimer Blue Sky.
El nombre lo dice prácticamente todo de esta novedad. Blue por el azul de su esfera y Sky por el cielo que normalmente representa dicho color. Y no busquemos nada más. esta esfera totalmente azul es lo único que diferencia el Blue Sky de las otras variantes de Navitimer 01 que componen la actual colección de Bretiling.
BREITLING+Navitimer+Blue+Sky+LE+60th_02¿Es suficientemente significativa esta diferencia para crear una edición especial de este emblemático reloj? Pues depende del punto de vista con el que lo miremos y de las distintas opiniones al respecto, todas por supuesto respetables. Un color inédito de esfera puede ser banal en la mayoría de relojes, pero curiosamente acostumbra a ser determinante en relojes icónicos, en aquellos que no solo forman parte de la historia de una marca, sino que también lo son de la historia de la relojería en general, prolongándose a lo largo de los años con mínimas variaciones estéticas. Y es indudable que el Navitimer es uno de estos casos.
Desde su creación, el Navitimer ha conservado sus rasgos identitarios. A lo largo de estos 60 años ha mantenido de forma irrenunciable su característico bisel, su función básica de cronógrafo y su legendaria regla de cálculo. Dentro de esta colección, podemos optar por versiones como el Cosmonaute, el World o el 1461, todos ellos con funciones adicionales a su cronógrafo, como la indicación GMT o el calendario bisiesto. Pero la versión 01 es la que mejor conserva los rasgos primarios del modelo original de 1952, centrándose en la función de cronógrafo y por supuesto la regla de cálculo.
No está de más incidir en el significado de 01, que hace referencia al primer calibre totalmente desarrollado y manufacturado por Bretiling desde hace bastantes décadas, en las que recurría a suministradores externos, concretamente a ETA. Con este calibre, del que ya os hemos hablado en otros artículos sobre la marca de Grenchen, Breitling puso toda la carne en el asador, pues a medio e incluso corto plazo, equipará a la totalidad de cronógrafos de su catálogo, que es lo mismo que decir a la inmensa mayoría de los relojes que fabrica.
BREITLING+Navitimer+Blue+Sky+LE+60th_04
La producción de este Navitimer Blue Sky está limitada a 500 ejemplares, comprendiendo esta cifra todas las variantes de pulsera con la que estará disponible: piel de aligator y brazaletes metálicos Air Racer o Navitimer.

Los precios van desde los 7.110 € con correa de piel de aligator hasta los 7.990 de la variante con brazalete Navitimer, aproximadamente unos 400 euros por encima del Navitimer 01 de producción regular con esfera negra y plata.

\\ WT REF 36
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta