Breitling sorprende presentando antes de Baselworld 2018 los Navitimer 8, una nueva colección que sin duda está destinada a ser la gran protagonista de su catálogo.

Navitimer 8 Day-Date

El Day-Date es probablemente el reloj más sorpresivo de los que componen inicialmente la nueva colección Navitimer 8 de Breitling. Lo es parcialmente por la complicación que aporta de indicación de la fecha y del día, pero especialmente por la forma de mostrar esta última.

El Navitimer 8 Day-Date nos presenta una esfera con agujas centrales para indicar las horas, minutos y segundos a las que añade una ventana rectangular ubicada a la altura de las 6 horas que nos muestra la fecha. Hasta aquí todo muy convencional.

Navitimer 8 day-date

Lo atípico viene por la ventana semicircular ubicada en la parte superior de la esfera en la cual se muestran los días de la semana con todas sus letras. Sorprende en un reloj de estas características ya que este tipo de indicación es más habitual en relojes de estética clásica que en los de carácter deportivo, como es el caso de los Navitimer 8. De todos modos, es indiscutible que la legibilidad de este sistema es mucho mejor que el habitual que abrevia el nombre del día.

El Day-Date reduce el diámetro de su caja hasta los 41 milímetros de diámetro, lo que le confiere un carácter más versátil que los cronógrafos o el Unitime. Inicialmente se ofrecerá con caja de acero y con la opción de brazalete o correa de piel para sujetarlo a la muñeca. También se podrá elegir entre una esfera de color negro o azul.

 

Breitling Navitimer 8 Automatic

Y llegamos al último de los relojes que conforman inicialmente la nueva colección Navitimer 8: el Automatic. Este modelo, con permiso de los cronógrafos, está destinado a convertirse en el bestseller de la colección ya que aporta lo esencial que buscamos en un reloj de uso diario y de carácter polivalente; horas, minutos y segundos pos aguja central a los que se añade un discreto fechador ubicado a las 6 horas.

Breitling Navitimer 8 Automatic

Básicamente se trata de la misma configuración de indicaciones que el Day-Date pero prescindiendo del día de la semana. En mi opinión ello hace que la estética de su esfera resulte más equilibrada y nítida. Esta nitidez, acompañada de la personalidad que le otorga su bisel acanalado, le convierten en un candidato muy serio para las personas que busquen un reloj de calidad para utilizar en cualquier ocasión.

Al igual que el Day-Date, su diámetro es de 41 milímetros, un tamaño perfecto para un reloj de estas características. Comparado con el de los cronógrafos y con el Unitime, su grosor de 10,74 mm también lo convierte en mucho más adecuado para ocasiones en las que se requiere cierta elegancia. El precio, aun no comunicado, también contribuirá sin duda a su previsible éxito en el mercado.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.