Cuanto más nos acercamos a Baselworld 2013 más se incrementan los avances de novedades que las marcas presentarán en la feria suiza. Hoy es Bretiling quien nos adelanta uno de los nuevos relojes que veremos en Basel: el Light Body Midnight Carbon, que se encuadra en su colección Breitling for Bentley.

Dentro de esta colección, fruto del acuerdo con la marca de automóviles Bentley, existen diversas gamas y por sus características, aunque el nombre no lo denote, este Light Body Midnight Carbon es una variante de los “Bentley Motors”. Lo que sí indica, o más bien insinúa, su nombre son las características que lo diferencian del modelo actual del que deriva.

“Light Body” es una alusión a su ligereza, que le proporciona su caja realizada en titanio, un material que como ya sabéis aporta la misma dureza que el acero con la mitad de su peso específico. Tratándose de este modelo, las utilización del titanio es una muy buena idea ya que la disminución de peso y por tanto incremento proporcional de comodidad de uso son directamente proporcionales. Hay que tener en cuenta que estamos ante un reloj de 49 milímetros de diámetro, un tamaño que considero sinceramente desproporcionado, salvo para personas de tallas gigantescas, especialmente en lo que concierne al diámetro de la muñeca.

Midnight Carbon, la segunda parte del nombre, hace referencia al color dominante que es el negro. Este color, que técnicamente es ausencia de color, es predominante en su esfera, con la cual contrastan favorablemente los índices y números blancos de la mayoría de sus indicaciones. La salvedad son los números e índices perimetrales correspondientes a su contador de cronógrafo de 30 segundos.

Pero Bretiling va un poco más allá en su concepto de nocturnidad, aplicando una capa de carbono negro sobre el titanio de la caja y el bisel. Lo que la marca de Grenchen no nos concreta es la técnica que se utiliza para este revestimiento, lo que puede influir notablemente en su resistencia a los arañazos. Nos tenemos que conformar con la frase “revestimiento altamente resistente a base de carbono” que cita en su nota de prensa, y que con la fiabilidad y seriedad que merece Bretiling, nos tenemos que creer.

Lo que no difiere con respecto a los relojes de la gama Bentley Motors es su curioso y original sistema de cronógrafo. Al igual que la inmensa mayoría de cronógrafos tri-compax, encontramos una aguja central que cuenta los segundos y dos sub-esferas que totalizan los minutos y horas acumulados en la medición. La gran diferencia consiste en el total de las unidades que se miden en ellos.

La aguja central realiza su recorrido en exactamente la mitad del tiempo que un cronógrafo convencional, es decir, en lugar de totalizar 60 segundos contabiliza 30. Esta idea, que Breitling plasmó por primera vez en un cronógrafo en el año 1926, no es ninguna extravagancia ya que su funcionalidad y practicidad es evidente. En un cronógrafo convencional, aunque contemos con subdivisiones entre los índices de segundos, es realmente difícil, por no decir imposible, leer con precisión las fracciones de segundo. Al reducir a la mitad el número de unidades que se indican en el índice se duplica el espacio disponible entre ellas, lo que tambien duplica su visibilidad.

Por su parte, el total de las mediciones de los contadores de minutos y horas del cronógrafo, supongo que por cuestiones de mecánica de desmultiplicación, se reducen a la mitad con respecto a lo convencional. Así, el contador de minutos pasa de 30 a 15 unidades y el de horas de 12 a 6. En un principio puede resultar algo desconcertante, pero seguro que con el tiempo nos habituamos a tan peculiares totalizaciones.

En la colección Bentley ya teníamos algunas variantes de relojes con el concepto “Light Body”, es decir, realizados en titanio. También existen otras variantes con el concepto “Midnight Carbon” que hace referencia al tratamiento de carbono y a su color negro. Pero esta es la primera vez que un Breitling for Bentley aúna ambos conceptos. En lo que no difiere de ellos es que también se trata de una edición especial, en este caso limitada a una producción de 1.000 unidades.

En definitiva, se trata de un cronógrafo realmente atractivo por su estética y funcional en lo que respecta a su particular implementación de las funciones cronográficas. Mi único pero es su desmesurado tamaño. Estoy seguro que si Breitling lanzara un reloj de estas características con una caja de 42 o 44 milímetros tendría el éxito garantizado.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.


AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.