TEST – Breitling Transocean Chronograph Unitime

\\ WT REF 212 Se lee en 6' 45''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Transocean Unitime es sin duda la novedad más importante de las que ha presentado Breitling en Baselworld 2012. Los motivos de esta importancia son dos: la implantación de las horas mundiales, una complicación hasta ahora ausente en su colección y el hacerlo estrenando una nueva variante de su  calibre manufactura Breitling 01.

La función de horas mundiales no es nueva en la firma suiza, pues un reloj Breitling de la década de los 50, denominado Unitime, ya la incorporaba. Precisamente como homeneje a este modelo, toma su nombre el Transocean Chronograph Unitime motivo de este análisis.

La caja

El envoltorio elegido por Breitling para albergar este ingenio es la caja de la colección Transocean, sin duda la más elegante y versátil de todo su catálogo. Formas suaves, bisel estrecho y carrura de grosor contenido son los factores que le otorgan su versatilidad. En cualquiera de sus variantes de material de caja, con una pulsera de piel de aligator, transmite una imagen de reloj elegante. Si asociamos su caja (solo versión en acero) con el brazalete de acero trenzado, toma un aspecto más deportivo, aunque sin perder ese aire de clasicismo tan apreciado por los coleccionistas.
BREITLING+Transocean+Unitime+02b

Otro factor determinante que afirma su polivalencia, es una más que notable hermeticidad de 10 bares. Ello permite a su usuario utilizarlo en actividades acuáticas de poca profundidad sin riesgo alguno. El único factor que, en mi opinión, merma algo su versatilidad es el tamaño, ya que sus 46 milímetros de diámetro pueden ser excesivos para usuarios con muñecas finas. No es solo una cuestión estética, sino de comodidad, ya que obliga a vestir un puño de la camisa mucho más abierto que el otro. En descargo de este inconveniente hay que tener en cuenta que un reloj que aúne las indicaciones de cronógrafo y horas mundiales solo tiene dos opciones: encerrarlo en una caja de dimensiones contenidas y convertir muchas de sus indicaciones en casi ilegibles, o primar la legibilidad, aumentando el tamaño de la esfera y consiguientemente de la caja, opción que ha elegido Breitling.

Transocean Chronograph Unitime – Las funciones

Relojes con la función de horas mundiales hay muchos, prácticamente todas las marcas importantes cuentan con uno en su catálogo. Breitling, fiel a su ADN, conjunta esta función con la de cronógrafo, con lo cual nos viene inmediatamente a la memoria el ww.tc de Girard Perregaux, del que sin duda se convertirá en su rival más directo.

Breitling Transocean Chronograph Unitime indicacionesLa complicación de segundo huso horario (GMT o UTC) y aun más la de horas mundiales, conllevan dos desafíos importantes. El primero es coordinar su doble indicación con el calendario. El segundo es conseguir que el ajuste de un nuevo huso horario sea lógico, rápido y fácil de realizar. Muy pocos relojes en el mercado consiguen superar este desafío, pero este Transocean Unitime lo consigue de forma sobresaliente. De hecho no se me ocurre ningún otro reloj que lo haga mejor y de forma más fácil.

En la zona más perimetral de la esfera se ubican dos discos concéntricos independientes. El más externo alberga los nombres de  24 ciudades correspondientes a 24 husos horarios distintos. El segundo disco, emplazado en la zona inmediatamente inferior al primero, nos indica las 24 horas mediante índices y cifras árabes. Entre las 4 y las 5 encontramos la ventanilla del fechador. Estas tres indicaciones, junto con las agujas centrales, son las que nos proporcionan todas las indicaciones de la función de horas mundiales. Lo extraordinario, es que todas ellas se operan mediante una única corona y actúan de forma coordinada. Aún más, dicha coordinación es efectiva tanto si ajustamos el nuevo huso horario en un sentido o en otro. La mejor forma de plasmar esta facilidad de uso es con un ejemplo práctico.

Ante todo, puntualizar que la ciudad o huso horario en el que nos encontramos siempre corresponde a la que está situada a las 12 horas. Simultáneamente podemos leer la hora de los 23 husos horarios restantes. Dicho esto, vamos con el ejemplo.

BREITLING Transocean Unitime duo

Si observamos el reloj de la izquierda de la imagen superior, veremos que nos indica que nos encontramos en París (o ciudad equivalente en huso horario), que son las 2 horas y 15 minutos (agujas centrales) de la madrugada (disco de 24 horas) del día 19 (fechador).

Imaginemos que a dicha hora acabamos de embarcar en un vuelo que nos llevará a New York. Ahora nos disponemos a ajustar el reloj al nuevo horario de la ciudad de los rascacielos. Para ello utilizamos la corona en la posición adecuada y la giramos en sentido anti-horario 6 horas, hasta que la ciudad de New York quede ubicada exactamente a las 12.

Al hacerlo, de forma simultánea ocurre lo siguiente: el disco 24 horas avanza en sentido horario colocando la indicación 2 a la altura de la ciudad New York, la aguja central horaria retrocede 6 saltos hasta indicar las 8, y finalmente, el fechador retrocede hasta indicar el día 18. El resultado de todos estos movimientos conjuntos lo observamos en la esfera de la derecha de la imagen superior: en New York son las 8 y 15 minutos de la noche del día 18.

Más fácil imposible, pero no todo queda aquí. Mientras realizamos este simple ajuste mediante la corona, las agujas de minutos y segundos siguen activadas y en funcionamiento, sin perder su precisión, e incluso se mantiene activa y sin alterarse cualquier medición del cronógrafo que tengamos en curso. ¿Se os ocurre alguna forma de mejorar o simplificar el funcionamiento de un  reloj con horas mundiales? …a mi no. Por tanto, un 10 sobre 10 para la funcionalidad de este Breitling Transocean Unitime.

Transocean Chronograph Unitime – La esfera

La ubicación de las indicaciones de horas mundiales ya las hemos descrito en el apartado anterior. Por su parte, las indicaciones del cronógrafo siguen las disposición clásica tri-compax: contador de 30 minutos situado a las 3 y contador de 12 horas a las 6. Los segundos de la función horaria normal se indican mediante un pequeño dial ubicado a las 9 horas.

En cuanto al cuidado estético y a la sofisticación de la esfera, es evidente que Breitling ha realizado un esfuerzo cualitativo importante en este Unitime. Prueba de ello son los índices de las horas, que no son impresos sino aplicados y a los que se ha dado una compleja forma trapezoidal. En función del material de la caja, estos índices, al igual que las agujas, serán de oro o de acero.

BREITLING Transocean Unitime esfera

Independientemente del material de la caja, se puede optar por una esfera blanca o negra, dándole este último color un aspecto mucho más agresivo que el blanco, de carácter más discreto y elegante. Meramente decorativo, pero sin duda de gran atractivo visual, es el globo terráqueo que ocupa el centro de la esfera, realizado siempre, sea cual sea el color de la esfera, en tono azul. Otro detalle que delata el nivel cualitativo de la esfera son los contadores del cronógrafo y el pequeño segundero, emplazados en un rebaje, y por tanto a un nivel ligeramente inferior a la zona central de la esfera.

Las agujas de horas y minutos cuentan con inserciones de SuperLuminova. La misma sustancia se aplica mediante pequeños botones en el extremo de los índices de las horas. Ello nos permite leer el tiempo aunque las condiciones de luz sean escasas o inexistentes. Cuidando hasta el último detalle, Breitling ofrece las esfera del Unitime en diversos idiomas de escritura diferenciada, como son el ruso, el japonés o el chino.
Transocean Chronograph Unitime – El calibre

El mecanismo responsable de ofrecernos todas estas funciones es el calibre automático manufactura Breitling 05. Este calibre toma como base el magnífico cronógrafo integrado 01 y le añade un modulo de horas mundiales.

BREITLING+Transocean+Unitime+08

Como la mayoría ya conocéis, este reciente calibre desarrollado y manufacturado por Breitling, utiliza las mejores soluciones técnicas posibles, como es la rueda de pilares que gobierna la activación, parada y puesta a cero del cronógrafo. Su frecuencia de oscilación es de 28.800 alternancias por hora y su reserva de marcha supera las 70 horas. Además de todas las pruebas cronométricas a las que somete Breitling de forma interna, el calibre 05 cuenta con el certificado de cronometría COSC.

Transocean Chronograph Unitime – Consideración final

Este Breitling Transocean Chronograph Unitime lo tiene todo. Lo podemos adquirir en oro o en acero. La estética de su caja, junto con las variaciones de esfera y de pulsera le aportan un carácter camaleónico capaz de adaptarse a cualquier situación. Los acabados, aunque evidentemente sin llegar a niveles de Patek, Vacheron o similares, son muy altos para el segmento en el que se ubica. Su mecanismo, es un ejemplo de robustez y fiabilidad. Si a todo ello unimos su perfecta implementación de la función de horas mundiales, tenemos como resultado un reloj que roza la perfección. Normalmente no recomendaría una pieza tan complicada como único reloj, pero todas las cualidades mencionadas hacen que este Unitime sea una excepción.

Siempre queda la cuestión ineludible y altamente condicionante del precio. El Unitime en versión de acero y pulsera de cuero tiene un precio recomendado de 9.390 €. Teniendo en cuenta la calidad general del producto, es un precio más que razonable e incluso sorprendente, que le pone las cosas muy difíciles a sus competidores.

Sin duda, el Bretiling Transocean Unitime se sitúa en lo más alto de mi lista de deseados. El único aspecto que me frena es su diámetro, a todas luces excesivo para mi reducida muñeca (16,5 cm), pero este es un problema puramente personal.


PVP recomendado

caja oro rojo. correa cuero: 24.910 €
caja oro rojo. correa aligator: 25.190 €
caja acero. correa cuero: 9.390 €
caja acero. brazalete acero: 9.870 €


 

\\ WT REF 212
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta