El Cartier Santos ha sido el gran protagonista del SIHH 2018. Es un reloj que puede competir por prestigio, calidad, prestaciones y precio para convertirse en uno de los selectos candidatos a liderar el exclusivo sector de reloj universal perfecto.

El nuevo Cartier Santos es un serio candidato a convertirse en el reloj del año 2018, me atrevería a decir que incluso de la década. Cierto es que aun nos falta conocer las novedades de las firmas que expondrán en apenas un mes en la feria de Baselworld, pero el Santos de Cartier ha puesto el listón muy alto.

Antes de continuar con el análisis de este Cartier, resulta muy conveniente aclarar mi concepto de “mejor reloj” o “reloj del año”. Con estos términos no pretendo afirmar que el nuevo Santos sea mejor, ni siquiera compita, con monstruos de la relojería ultra-complicada como los que nos ofrecen en sus catálogos Patek Philippe, Vacheron Constantin, Audemars Piguet,  A.Lange & Söhne, Breguet… por citar las más altas cumbres de la relojería de estilo clásico. Tampoco puede competir con especialistas en complicaciones concretas, como podrían ser los ultra-planos de Piaget o lo autómatas de Jaquet Droz. Obviamente tampoco lo estoy comparando con piezas de MB&F, Urwerk, Greubel Forsey, etc., especialistas en relojes contemporáneos ultra-avanzados.

Mi afirmación se centra en el sector más extenso y paradójicamente más complejo de la relojería de alto nivel. Me refiero al segmento que abarca a toda persona que desee adquirir un reloj de calidad con un precio que oscile aproximadamente entre los 4.000 y los 8.000 euros. Dentro de este rango de precios, me refiero concretamente a los compradores que no poseen ningún reloj de este nivel y que desean adquirir uno que cubra todas las circunstancias de su vida diaria. En otras palabras; el reloj de uso universal.

Cartier Santos 2018

¿Que define a un reloj de este tipo?. Pese a la complejidad total de la respuesta, el resumen es relativamente sencillo: versátil, elegante, funcional, fiable, preciso y antimagnético. Si un reloj deja de cumplir con una sola de estas premisas ya no se puede considerarse candidato a pertenecer a esta categoría.

¿Que relojes entran en esta categoría?. Los reyes indiscutibles son el Rolex Submariner y el Omega Seamaster 300. Son los relojes a los que aspira toda persona que sueña con un gran y único reloj para toda la vida. Curiosamente, no son el reloj universal perfecto para ningún apasionado de la relojería. Se trata de dos relojes claramente deportivos y además diseñados inicialmente para el submarinismo profesional, lo que conlleva una serie de características (bisel giratorio) que los descarta estéticamente como reloj elegante a ojos de cualquier aficionado entendido. Ello lo compensan con el prestigio y el aura que han adquirido con el paso de las décadas como reloj aspiracional.

Rolex Submariner vs Omega Seamaster 300

Rolex Submariner vs Omega Seamaster 300

Si nos vamos al extremo más elevado de la Alta Relojería, los referentes indiscutidos son el Nautilus, el Royal Oak y el Overseas, que sí cumplen sin excepciones con todos los requisitos. Pero, su precio se aleja muchísimo de lo planteado y además no reflejan la imagen que quieren transmitir la mayoría de los potenciales compradores. Salvo los aficionados y coleccionistas, casi nadie conoce Patek Philippe, Audemars Piguet ni Vacheron Constantin.

Una vez realizadas las necesarias aclaraciones, vamos a entrar en los detalles del nuevo Cartier Santos, donde intentaré razonar porqué lo considero como probable mejor novedad relojera del año 2018 y como firme candidato a disputar el trono de esta categoría.

 

Cartier Santos – un poco de historia

El Santos de Cartier está considerado el primer reloj masculino de la historia creado específicamente para ser portado en la muñeca. Para ser justos, el mérito de este reloj histórico debemos atribuirlo a parte iguales a Louis Cartier y a su gran amigo Alberto Santos-Dumont.

Santos de Cartier (1915)

Santos de Cartier (1915)
Santos.N. Welsh, Collection Cartier © Cartier

Alberto Santos-Dumont era toda una celebridad a principios del siglo XX por su carácter aventurero y especialmente por ser uno de los pioneros de la aviación. De hecho, fue el primer aviador en realizar un vuelo “consistente” sin utilizar una rampa de despegue.

Fue en 1904 cuando Louis Cartier tuvo la genial idea de que su amigo Santos Dumont controlaría con más comodidad y seguridad  el tiempo con un reloj ceñido a su muñeca que con el típico reloj de bolsillo de la época, que necesitaba de una mano para ser consultado.

Pocos años más tarde, Louis Cartier tuvo la visión de que el prototipo creado especialmente creado para Santos Dumont podía tener demanda e imponerse como el reloj moderno masculino, desplazando a los relojes de bolsillo. Así, en 1912, se inició la producción regular del Santos y nació una leyenda que cambió los hábitos relojeros de la humanidad.

A lo largo de estos más de 100 años, Cartier no ha cesado de producir y evolucionar el Santos. Enumerar y describir las distintas variantes que ha creado Cartier de este reloj podría llenar un libro, pero en este artículo, a efectos comparativos, nos centraremos en tres de ellos. El histórico de 1912 y los dos modelos actuales presentes en el catálogo de Cartier; el Santos Dumont y el Santos 100.

Continua leyendo este artículo. Páginas: 1 2 3 4

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.