Este año se cumplen 95 años de la creación en 1917 del primer prototipo del Tank de Cartier. Este legendario reloj, que no inicio su producción regular hasta 1919, no fue el primer reloj Cartier de pulsera, dicho honor lo ostenta el Santos creado en 1904, pero el Tank se ha convertido con el paso del tiempo en el mayor icono relojero de Cartier.

Cualquier novedad dentro de esta colección siempre es de destacar, pero si además nos referimos a un nuevo diseño, merecedor de inaugurar una nueva denominación, su lanzamiento es aun más relevante. Así, después de dos Tank con referencia a países, o más concretamente a los tanques que utilizaban los ejércitos de dichos países durante el conflicto bélico: Tank Américaine y Tank Française, ahora llega el turno del Tank Anglaise.

Como todo Tank, el Anglaise mantiene sus códigos estéticos: caja rectangular o “de forma”, número romanos para indicar las horas, índices tipo ferrocarril y la característica corona con cabujón de zafiro. Pero aun y manteniendo esta estética inconfundible, el nuevo Tank Anglaise representa un mundo aparte por un pequeño pero relevante detalle: la integración de bisel y corona.

No es la primera vez que vemos esta solución en Cartier, que ya empleó en el innovador Ballon Bleu. Pero así como este implementaba la corona en una protuberancia de su caja redonda, el Tank Anglaise la integra sin alterar la forma de su caja. A primera vista ya se aprecia que el bisel longitudinal del Tank Anglaise es más grueso de lo habitual en los demás Tank, y el motivo es bastante obvio, ya que ello permite realizar la hendidura rectangular a través de la que asoma la corona.

La parte final de la corona y su cabujón sobresalen ligeramente de la caja, pero visualmente la imagen que transmite es como si careciera de este imprescindible elemento, dando al conjunto un carácter sólido y de robustez mayor que en los demás Tank. Al sobresalir los cantos de la corona, tanto por la cara de la esfera como por la del fondo del reloj, nos permite asirla para realizar las operaciones de ajuste y carga del reloj.

De momento no disponemos de datos más exhaustivos sobre este nuevo Tank y el corto periodo de tiempo en el que lo tuvimos en las manos tampoco permite muchas conclusiones. Los responsables de Cartier nos han confirmado que en breve dispondremos de más detalles y ello nos permitirá elaborar nuestro característico test en profundidad.

Solo queda mencionar que inicialmente el Tank Anglaise se ofrece en tres tamaños de caja. La caja del modelo grande, destinado aun público masculino, mide 36,2 por 47 milímetros y de momento solo estará disponible en oro blanco.

El modelo mediano (imagen derecha), con un tamaño de 29,8 x 39,2 milímetros, se ofrece también en oro blanco, pero con la adición de diamantes talla brillante que cubren totalmente su caja, su bisel, su brazalete e incluso su esfera.

El tercer tamaño (imagen superior), de 22,7 x 30,2 milímetros, se lanza en oro rosa y también incorpora brillantes engastados, aunque solo en su bisel, lo que lo hace un poco más discreto y menos ostentoso que el anterior.

Salvo el modelo pequeño, que alberga una maquinaria de cuarzo, los modelos mediano y grande utilizan un movimiento mecánico de carga automática. El del modelo masculino es el calibre 1904 MC y el del modelo mediano, totalmente engastado, es el calibre 076.


Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.