Completando a los L.U.C Lunar One, Mille Miglia Classic Chronograph y Happy Ocean que os avanzamos en el artículo dedicado a los pre-Baselworld de la firma, Chopard ha lanzado siete nuevos modelos entre los que destacan las cuatro nuevas referencias XP y XPS. A ellas se une una nueva versión del excepcional Perpetual Chrono y dos ediciones especiales Mille Miglia, que si bien no incorporan novedades importantes, no hacen sino reafirmar y consolidar el trabajo bien hecho por parte de Chopard. Además, hemos de tener en cuenta el enorme esfuerzo realizado por la marca con las últimas y extraordinarias presentaciones lanzadas durante el último trimestre del 2016: los L.U.C Full Strike, L.U.C Time Traveler One y L.U.C GMT One.

L.U.C Perpetual Chrono

Lanzado en Baselworld el año pasado, el L.U.C Perpetual Chrono reunió por primera vez la gran complicación de calendario perpetuo con un cronógrafo flyback y la indicación de fase lunar. No es tarea fácil ofrecer estas complicaciones bajo un diseño estéticamente agradable, equilibrado y con buena legibilidad, pero sin duda, el L.U.C Perpetual Chrono posee todas estas cualidades. Ofrecido en dos versiones en oro rosa y oro blanco, ahora es el turno del platino,  también en edición limitada a 20 unidades, que sigue la misma combinación con esfera azul del anteriormente citado pre-Basel L.U.C Lunar One.

Su caja de 45 mm y 15,06 mm de grosor encierra una esfera azul con satiné soleil y guilloché realizados a mano, con los rayos centrados sobre la doble ventana de fecha bajo las 12 horas, y grandes numerales arábigos aplicados. Las dos originales y subjetivamente atractivas subesferas bulbosas incluyen la mayoría de la información; mientras la derecha incluye las indicaciones de año bisiesto, mes y el totalizador de 30 minutos cronográfico, el subdial izquierdo implementa las funciones de día-noche, día de la semana y el totalizador de 12 horas. Equilibrando el conjunto, la fase lunar, incluyendo un pequeño segundero, se ubica a las 6 horas. Por último, las agujas dauphines de horas y minutos comparten eje con la fina segundera del cronógrafo.

En su interior late el esperado calibre L.U.C 03.10-L, un movimiento de remonte manual que late  28.800 alternancias por hora (4 Hz), y dispone de una excelente reserva de marcha de 60 horas. Adicionalmente a las funciones ya comentadas, cabe destacar que el cronógrafo flyback implementa un embrague vertical y rueda de pilares, con los consiguientes beneficios en cuanto a la rapidez y suavidad de activación se refiere. Además de presentar el certificado cronométrico C.O.S.C., el L.U.C Perpetual Chrono dispone del Punzón de Ginebra gracias al excelente nivel de sus acabados, tal como podemos observar desde el cristal de zafiro que cierra la trasera.

Chopard L.U.C Perpetual Chrono

L.U.C XP

El reloj más nítido y minimalista de Chopard recibe un esperado restyling que afecta tanto a su diseño como al calibre que le da vida. Aunque crece ligeramente en ambas dimensiones (su diámetro pasa de 39,50 mm a 40 mm y su grosor aumenta de 6,98 mm a 7,20 mm), no es esta la principal novedad de su caja: el papel más relevante se reserva para el hecho de que este XP está fabricado, por primera vez, en acero.

Estéticamente mucho más moderna que sus antecesoras, la esfera muestra un fondo plateado decorado con un sutil satinado vertical sobre el que se disponen los cuatro grandes numerales arábigos aplicados azulados, el mismo color que tienen las manecillas dauphine. La esfera se completa con el nombre de la colección, ocho índices aplicados rodiados y una minutera serigrafiada.

Chopard L.U.C XP

 

En su interior debuta el calibre L.U.C 96.53-L, que sustituye al habitual L.U.C 96.17-L. Este mecanismo ofrece pocas novedades, y mantiene tanto sus medidas (27,40 mm x 3,30 mm) como su arquitectura, sistema de carga mediante micro-rotor, número de piezas (172), frecuencia de 28.800 alternancias por hora, y tecnología Twin® de dos barriletes. Entonces… ¿en qué se diferencian?. Pues principalmente porque su micro-rotor está fabricado en tungsteno en vez de en oro, además de alguna pequeña variación en la geometría de los puentes, dos rubíes menos (27 frente a 29), letras grabadas en negro y una disminución de la reserva de marcha del 10%, que pasa de 65 a las 58 horas del nuevo XP.

Elegancia, minimalismo, legibilidad, nitidez, elegancia, modernidad, tamaño ideal, un muy buen calibre… Sin duda, una buena actualización que marca la línea a seguir por los futuros XP. Con referencia 168592-3001, se entrega con una correa de cachemir azul con forro de cocodrilo azul, un hecho muy poco usual en Chopard, o con una correa de aligator también azul. Tanto por estar fabricado en acero como por la mínima complicación de sus funciones, este XP seguramente marcará el nivel de entrada a la colección de Alta Relojería de Chopard.

Chopard L.U.C XP

Chopard L.U.C XP - Calibre L.U.C 96.53-L

L.U.C XP Esprit de Fleurier Peony

Siguiendo la estela de los L.U.C Esprit de Fleurier presentados en 2015 y 2016, Chopard ofrece en esta pieza toda una exuberante demostración de pericia artística destinada a la mujer mediante el grabado fleurisanne, la técnica decorativa que forma parte del patrimonio artístico de Fleurier. Este año, el elegido es el L.U.C XP de 35 mm.

Su caja de oro rosa presenta un engastado de diamantes en el bisel, carrura y asas, completándose con una esfera perforada de oro con grabados fleurisannes realizados a mano con motivo de peonía engastados de diamantes. Dichas perforaciones en su zona izquierda y superior muestra el grabado del movimiento en su cara anversa, un efecto difícil de ver a simple vista pero que delata su estructura tridimensional. En las imágenes del anverso de su calibre se aprecia perfectamente el trabajo realizado. ¡Sencillamente espectacular!.

Tan protagonista como la esfera es su fastuoso y bello calibre L.U.C 96.23-L. Gracias a sus cuatro puentes y su masa oscilante de platino decorados con la misma ancestral técnica de grabado, esta pequeña maravilla merecería vestir una correa reversible para poder disfrutarlo en toda su dimensión.

Esta limitadísima edición de 8 unidades estará disponible únicamente en boutiques Chopard. Se entrega con una correa de loneta cepillada de color antracita junto a una hebilla de oro rosa engastada de diamantes.

Chopard L.U.C XP Esprit de Fleurier Peony

L.U.C XPS 1860 Officer

Esta artística versión del XPS 1860 viene definida, tal como indica su nombre, por su fondo officer, es decir, implementa una tapa posterior con cierre que esconde la trasera, rescatando así este elemento que llevaban los relojes de bolsillo de antaño. Esta tapa articulada se puede liberar ejerciendo presión sobre la corona, abriéndose exactamente a 90º. Tanto este fondo como la parte central de la esfera muestran el mismo grabado mediante un motivo hexagonal realizado en guilloché.

Con el L.U.C XP 1860 Officer ser rinde homenaje a varios hechos en la historia de la marca. En primer lugar, su nombre nos remite al primer reloj de la renacida Manufactura Chopard, el L.U.C 1860 lanzado en 1996, también con la esfera grabada en guilloché y el calibre L.U.C 96.01-L, entonces llamado L.U.C 1.96-L. Además, el interior de la tapa esconde otro grabado: el de la colmena y las abejas que Louis-Ulysse Chopard utilizaba en sus creaciones hasta los años 20. Colocadas de forma aleatoria, hacen que cada uno de los ejemplares sea totalmente único.

Con su caja de 40 mm fabricada en oro gris, el  L.U.C XP 1860 Officer es una edición limitada a 100 ejemplares.

L.U.C XPS Twist QF Fairmined

Chopard nos presenta un nuevo modelo fabricado en oro Fairmined con certificado Qualité Fleurier, una combinación que ya vimos en el L.U.C Tourbillon QF Fairmined lanzado en el 2014 y que aúna la sostenibilidad ética de la minería responsable con la exhaustiva garantía que representa el sello de Qualité Fleurier.

El oro Fairmined que garantiza que este metal ha sido obtenido de manera responsable y que los mineros han recibido por su trabajo un salario justo, bajo los criterios éticos que establece el Green Carpet Challenge (GCC). Esta vez, el oro rosa Fairmined da forma a la elegante y minimalista caja XPS en una edición limitada a sólo 250 unidades. Con un grosor de sólo 7,20 mm y un diámetro de 40,00 mm, alberga el calibre Chopard L.U.C 96.09-L, un movimiento de remonte automático certificado COSC con micro-rotor y dos barriletes que garantizan 65 horas de reserva de marcha. Sus funciones son las de horas, minutos y pequeño segundero descentrado a las 7 horas, una característica que le aporta un bello y dinámico desequilibrio que personalmente me encanta. Conseguido mediante el giro de 30 grados de su calibre, lleva implícito el desplazamiento de la corona hacia la posición de las cuatro horas.

Chopard L.U.C XPS Twist QF Fairmined

La esfera de color pizarra resulta impactante por la marcada decoración texturada en leve vórtice levógiro, un acabado que ya vimos en el L.U.C XPS Fairmined del 2015, aunque con un pequeño segundero más minimalista y centrado a las 6 horas, sin la escala minutera perimetral ni las actuales manecillas dauphine-fusée,  y sin el sello Qualité Fleurier.

Mille Miglia 2017 Race Edition

La edición de este año tiene como principal elemento diferencial su esfera decorada en bouchonné. Fabricado en acero en una serie de 1.000 ejemplares, el Mille Miglia 2017 Race Edition rinde homenaje a la mítica carrera automovilística, de la que la casa Chopard es, desde 1988, patrocinadora y cronometrador oficial. Para ello, Chopard recupera el diseño del Mille Miglia GTS Chrono, con la salvedad de la anteriormente citada esfera plateada decorada mediante la clásica técnica del bouchonnage. Sobre ella se disponen los tres contadores en disposición 12-6-9, unas posiciones ocupadas por el totalizador de 30 minutos, totalizador de 12 horas y pequeño segundero respectivamente, mientras que a las tres horas encontramos la ventana de fecha dentro de la flecha roja de la Mille Miglia.

La caja de 44 mm de diámetro incluye un bisel con inserción de aluminio negro que implementa una escala taquimétrica. En coordinación con los detalles en rojo de la esfera, el borde interior de la caja sobre el que se apoya el cristal está pintado del mismo color, reforzando si cabe la imagen deportiva y racing de esta pieza.

El único “pero” reside en su interior, no por la falta de calidad de su mecanismo (certificado COSC), sino porque no implementa un calibre manufacturado en Fleurier Ebauches a diferencia de sus hermanos de colección, los Mille Miglia GTS Automatic y GTS Power Control (cal. 01.01-C y 01.08-C respectivamente). Lástima, sobretodo contando con el 03.05-C, un movimiento cronógrafo flyback con embrague vertical y rueda de pilares que le hubiera ido de perlas, aunque fuera a costa de incrementar notablemente su precio.

Mille Miglia Classic XL 90th Anniversary

A pesar de no tener el caché del apellido L.U.C, una de las referencias que más me ha gustado este año es el Mille Miglia  Classic XL 90th Anniversary, el reloj con el que Chopard celebra el 90º aniversario de la histórica carrera italiana. Y…¡ ohhh, sorpresa por todo lo alto!, ya que por primera vez, un Mille Miglia recibe un calibre L.U.C, aunando así su fascinante estética vintage con un corazón a la altura de esta efeméride,  el L.U.C 03.07-L, dotado con el Punzón de Ginebra.

Este calibre se lanzó por primera vez en el interior del L.U.C 1963 Chronograph, y es el primer movimiento cronógrafo de la marca de remonte manual. Con un total de 300 componentes y 60 horas de reserva de marcha, este cronógrafo flyback dispone de embrague vertical y rueda de pilares, dos ventajosas características que le confieren una mayor suavidad de accionamiento y precisión. Fabricado en alpaca y acero, sus dos tonalidades conforman un contraste que resulta extremadamente atractivo.

Con un diámetro de 46, mm no podemos decir que su caja de oro rosa sea precisamente discreta o fácil de vestir, tanto por tamaño como por peso, pero en la muñeca me ha parecido más cómodo de lo esperado vistas sus dimensiones… aunque también es cierto que mi muñeca no es precisamente de tamaño normal.
Por su parte, la esfera, igual que la caja, recurre al diseño de los Mille Miglia existentes. Delimitada por el realce perimetral que implementa una escala taquimétrica, la delicada esfera blanca de tipo porcelana incluye grandes numerales arábigos pintados con Superluminova, sobre los cuales se disponen los tres totalizadores de 30 minutos, pequeño segundero y de 12 horas en las posiciones de las 3, 6 y 9 horas respectivamente. Los únicos y deportivos detalles de color quedan a cargo del color rojo presente en la flecha símbolo de la Mille Miglia y en el tercio terminal de la trotadora central.

Chopard Mille Miglia Classic XL 90th Anniversary Limited Edition

Coincidiendo como era de esperar con la cifra de su aniversario, el Mille Miglia Classic XL 90th Anniversary es una edición limitada a 90 ejemplares. Con el número de referencia 161299-5001, su precio es de 38.420 €.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 4 Valoración: 5]

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.