Chopard L.U.C Perpetual T, ahora en platino

El Chopard L.U.C Perpetual T en platino se ofrece como su versión más noble, aunando dos grandes complicaciones como el calendario perpetuo y el tourbillon

\\ WT REF 31170 Se lee en 3' 42''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Dos años y medio después de ser presentado en la feria de Baselworld 2013, Chopard lanza una nueva versión del espectacular L.U.C Perpetual T, en una edición limitada a 25 piezas en la que el platino sustituye al oro rosa que lucía en su debut. Chopard reúne en el Perpetual T dos grandes complicaciones, calendario perpetuo y tourbillon, en un exuberante ejercicio de dominio técnico y mecánico que alcanza con el platino su máxima expresión de elegancia, debido a la mayor discreción de este frío metal frente a la ostentación visual del oro rosa. Aunque era previsible una versión del L.U.C Perpetual T, lo que me ha sorprendido gratamente es que Chopard recurra al platino en vez del oro blanco como suele ser habitual en la firma de Fleurier: en la colección actual, sólo dos referencias están fabricadas en platino, el L.U.C XPS Poiçon de Genève y el L.U.C Quattro platino. Este hecho no debería sorprendernos lo más mínimo si recordamos que este metal resulta bastante más duro y menos maleable que el oro, por lo que su manipulación y mecanizado encarecen ostensiblemente el precio final del reloj.

Chopard L.U.C Perpetual T 1

Las suaves formas de la generosa caja, de 43 mm de diámetro y 14,90 mm de grosor, lucen un acabado pulido general únicamente interrumpido por el cepillado vertical de la carrura. Su exquisita elegancia tiene continuidad en la esfera de oro blanco, decorada con un motivo en guilloché radial de eje descentrado… aunque personalmente quizás hubiera preferido un acabado soleil, más discreto, para aligerar el dial y poder centrar toda nuestra atención en las grandes complicaciones.
Los grandes numerales romanos aplicados describen un círculo que encierra las indicaciones del calendario perpetuo. Los dos subdiales gris pizarra están también guillochés, con el fin de separar las funciones (2 en cada uno) y reforzar los contrastes. El ubicado a las 3 horas implementa en su anillo externo la función de mes del año, mientras en su interior nos indica el año bisiesto. Por su parte, la subesfera a las 9 muestra el día de la semana y la función de 24 horas. Por encima de ellas, justo bajo las 12 horas, encontramos la doble ventana de fecha.

Chopard L.U.C Perpetual T crop esfera

Evidentemente, aún nos queda otro elemento por encajar, el tourbillon. Situado en una gran abertura en su habitual posición a las 6 horas, está sujetado por un puente horizontal calado sobre el cual transcurre la trayectoria del pequeño segundero.
La simétrica disposición y equilibrada relación de tamaños de sus diferentes componentes, logran que la esfera del Chopard L.U.C Perpetual T sea atractiva y armoniosa; a ello contribuye decisivamente el platino, al ofrecer una uniformidad y continuidad cromática entre la caja y la esfera que, subjetivamente, me resulta más elegante que el contraste con el oro rosa de la versión lanzada el 2013.

Chopard L.U.C Perpetual T trasera

Si con estas dos grandes complicaciones no fuera suficiente, el Chopard L.U.C Perpetual T implementa el excepcional calibre L.U.C 02.15-L, un movimiento mecánico de remonte manual caracterizado por su extraordinaria reserva de marcha de 216 horas (9 días), una cifra conseguida gracias a sus cuatro barriletes y a su tecnología Quattro. Para no sobrecargar a la esfera, el indicador de la reserva de marcha está situado en la parte posterior del reloj y es visible a través del fondo de cristal de zafiro transparente. Por suerte, a través de él podemos admirar el perfecto acabado del calibre L.U.C 02.15-L, como por ejemplo las platinas perladas, los tornillos pulidos, los puentes biselados y adornados con un motivo de Côtes de Genève en vertical, y los rubíes engastados en chatones de oro. La calidad de estos tratamientos permite al L.U.C Perpetual T ostentar el prestigioso sello de calidad Punzón de Ginebra. Y si por si fuera poco, su precisión cronométrica lo hace acreedor de la certificación COSC. 

Chopard L.U.C Perpetual T calibre L.U.C 02.15-L

Especificaciones técnicas

Caja:
• Platino
• Diámetro total 43,00 mm
• Grosor 14,90 mm
• Sumergible a 30 m
• Corona de oro gris de 18k con logo L.U.C 6,50 mm
• Carrura satinado vertical
• Bisel y fondo pulidos
• Cristal de zafiro anti reflectante
• Fondo abierto

Movimiento:
• De carga manual L.U.C 02.15-L
• Diámetro total 33,00 mm
• Grosor 9,35 mm
• Número de piedras 31 rubís
• Frecuencia 28’800 A/h (4 Hz)
• Reserva de marcha 216 horas
4 barriletes – tecnología Quattro®
• Puentes decoración Côtes de Genève
• Certificado de Cronometría COSC
• Punzón de Ginebra

Esfera y agujas:
• Esfera de oro de 18k guilloché a mano
• Contadores azurés en color pizarra
• Esferas de calendario perpetuo (fecha en ventana, día de la semana e indicación de 24 horas, meses y años bisiestos) – en el lado de la esfera
• Agujas dauphine para las horas y los minutos, de calendario de días y meses, de segundero pequeño rodiadas. Agujas de los calendarios día/noche y año en forma de triángulo blanco
• Minutera Chemin de fer

Funciones y visualizaciones:
• Visualización de la hora y del minuto en el centro
• Segundero pequeño y tourbillón a las 6 horas
• Gran fecha a las 12 horas
• Calendario perpetuo
• Indicador de reserva de marcha en el fondo

Correa y hebilla:
• Correa de cocodrilo negro, cosida a mano, forrada de cocodrilo.
• Hebilla desplegable de oro gris de 8k

\\ WT REF 31170
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta