A pesar de la crisis económica que azota la economía global, no cabe duda de que el mercado chino está manteniendo e incluso incrementando las cifras mundiales de la Alta Relojería. Esto lo tienen muy claro las marcas que forman parte de este selecto club y lo demuestran con las continuas aperturas de boutiques en China, especialmente en Shangai.

Pero no se quedan ahí, sino que inciden en la cultura china con relojes inspirados en ella. Así, en poco tiempo hemos visto presentar el IWC Portuguese Automatic Edition Dragon Year, el Blancpain Villeret Calendrier Chinois, la trilogía de Vacheron Constantin Métiers d’Art “La Symbolique des Laques” y más recientemente, de la misma Vacheron, el “La Légende du Zodiaque Chinois: el Año de la Serpiente”. Ahora le llega el turno a Chopard con este L.U.C XP Urushi Snake.

Al igual que el último Vacheron, este nuevo Urushi Snake se inspira en el año de la serpiente del zodiaco chino, concretamente en su esfera que es la gran protagonista. Su decoración está realizada con la técnica de lacado Urushi, que es el nombre del árbol a partir del cual se obtiene dicha laca. Del árbol Urushi se recolecta la resina una vez al año y se debe esperar entre 3 y 5 años para convertirla en laca, que se aplicará en distintas capas para obtener el resultado deseado.

Una vez aplicadas las distintas capas de laca, se procede a espolvorear polvo de metal, en este caso oro, con la técnica denominada Maki-e. Este polvo de oro se aplica por medio de tubos de bambú y pequeños pinceles de pelo natural, lo que finalmente dará forma a la serpiente protagonista de la esfera. Es innegable la exquisitez de esta esfera, pero tengo que aplicarle el mismo reproche que ya he realizado sobre otras creaciones relojeras de este estilo, que es su ausencia de índices. Parto de la base innegociable que cualquier reloj tiene como finalidad básica e irrenunciable la indicación precisa del tiempo, algo que la ausencia de índices convierte en imposible, especialmente en lo que concierne a los minutos.

El Urushi Snake se inscribe en la colección L.U.C. de Chopard, la más prestigiosa de la marca, cuyas realizaciones deben ser consideradas sin duda como miembros de pleno derecho de la más Alta Relojería. Por tanto, los acabados de este Urushi Snake son irreprochables desde todo punto de vista. También lo es su mecanismo, en este caso el calibre de carga automática con microrotor L.U.C. 96.17, solución técnica que le permite minimizar el grosor final de la caja, de tan solo 6,8 milímetros, y en consecuencia optimizar su comodidad de uso y su elegancia. Otro detalle que impresiona es que Chopard es capaz de implementar dos barriletes en los escasos 3,3 milímetros de grosor de este movimiento, lo que le permite ofrecer una notable reserva de marcha de 65 horas.

La caja, realizada en oro rosa, mide 39,5 milímetros de diámetro y garantiza una hermeticidad de 3 bares. Contrariamente a lo esperado en una pieza de este tipo, Chopard no anuncia ningún tipo de limitación en la producción de este nuevo L.U.C XP Urushi Snake, aunque el laborioso proceso manual y artesano que requiere su manufactura, sin duda limitará ya de por sí su producción.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.
 

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.