SIHH 2019. Angelico, la nueva obra maestra de Christophe Claret.

Christophe Claret sube aún más el liston de su excelencia con el Angelico, una obra maestra de la que hay mucho que contar.

\\ WT REF 55539 Se lee en 4' 53''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Red Gold SoldatEn 2019 Christophe Claret está de celebración por partida doble. Por un lado, su manufactura cumple tres décadas, en tanto que la marca como tal alcanza su primera década de vida. Angelico es la pieza responsable de conmemorar estas dos efemérides, un reloj que toma su nombre de Fra Angelico, el que fuera conocido como «pintor de los ángeles». Sin lugar a dudas, toda una declaración de intenciones.

El Angelico es uno de esos guardatiempos que tienen la virtud de sorprender y cautivar a primera vista. También responde a una de esas ocasiones en las que uno no sabe por donde empezar a describirlo. Sea como sea, y a falta de tenerlo en la mano durante el SIHH que empieza hoy, el Angelico promete ser uno de los relojes que más elogios recibirá durante el salón ginebrino.

Empecemos por lo sencillo. El Angelico verá la luz en dos ediciones limitadas a 10 piezas cada una. La primera de ellas tomando el oro rojo como material de fabricación para su caja y, la segunda, sustituyéndolo por titanio de grado 5. Las dimensiones de esta caja, generosas en términos absolutos aunque necesarias debido al mecanismo albergado, responden a un diámetro de 45,5 mm con una altura de 17,45 mm.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Titanium Mood

A pesar de que normalmente el precio ocupa las últimas líneas de nuestros artículos, en esta ocasión merece la pena hacerlo en este primer punto. Inicialmente, cabría esperar que el precio de venta de la versión en oro rojo fuera notablemente superior a la de titanio, sin embargo el primero es de 238.000 francos suizos y el segundo de 218.00 (en ambos casos sin incluir impuestos). Así pues, el sobreprecio que hay que pagar por la referencia en caja de oro es únicamente de un 9% respecto de la de titanio. El motivo de que este incremento sea tan pequeño debemos buscarlo en la excelencia mecánica del Angélico cuyo valor representa la práctica totalidad del conjunto haciendo que la influencia del material escogido tienda a la mínima expresión.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Soldats

Sigamos por la parte fácil. Las indicaciones. El Angelico implementa un doble huso horario digital de salto instantáneo. A las siete, una ventanilla acoge la hora que normalmente conocemos como «home time», es decir, la de nuestro lugar de residencia, en tanto que a las cinco una segunda ventana, simétrica con la primera, es la responsable de albergar la conocida como «local time» o la del huso en el que nos encontramos en un momento determinado. Acompañando a ambas ventanillas, dos pequeños orificios cuadrados hacen la función de indicador día/noche con un fondo blanco para el primero y negro para el segundo.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Detail 1

La indicación de los minutos es común para ambos husos y se implementa a través de una aguja perimetral resaltada con un rubí natural en la versión de oro rojo y con un zafiro azul en la de titanio. El extremo de esta aguja, única parte visible en la esfera, recorre el realce perimetral sobre el que se ha transferido la escala de minutos con índices de tipo bastón y numerales arábigos en las posiciones de cinco minutos.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Detail 2

La última de las indicaciones del Angelico responde a un indicador de reserva de marcha situado sobre la pared vertical del puente que sostiene a los dos barriletes en paralelo que suministran la energía para el movimiento.

A pesar de que las indicaciones deben ser el último fin de cualquier guardatiempos, en el caso del Angelico es lo último que un nuevo observador tiende a percibir. Y no es que la legibilidad no sea buena – es excelente – sino que la cúpula abovedada de zafiro asentada sobre la caja sin bisel se convierte en un palco a un espectáculo que no tiene otro protagonista que el calibre DTC08, un mecanismo de remonte manual que imprime un latido de 2,5 Hz (18.000 alternancias por hora) al movimiento del Angelico.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Titanium Caseback

Este protagonismo se debe principalmente a dos motivos que comparten importancia a partes iguales. El primero de ellos responde al diseño, a la maestría, a la calidad de los acabados y, en resumen, a todos aquellos aspectos que más tienen que ver con el aspecto estético del conjunto. El segundo responde a la búsqueda de la excelencia cronométrica, a la precisión y a la regularidad en la marcha del movimiento.

Las oscilaciones del Angelico están gobernadas por un tourbillon. Pero no se trata de un tourbillon convencional, sino de uno conocido como tourbillon de retén largo tradicional, cuyos orígenes debemos buscar en los cronómetros de marina del siglo XVIII. Este tipo de mecanismo se montaba sobre un cardán que, a su vez, se incorporaba al cronómetro de marina situado a bordo de los navíos. Como único punto débil, el tourbillon de retén largo presentaba una sensibilidad extrema a los impactos laterales. Resulta obvio que esta debilidad se convierte en un problema considerable si la intención es montarlo en un reloj de muñeca.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Red Gold Movement

El tourbillon del Angelico implementa una serie de dispositivos que permiten anular este riesgo por impactos. La caja de 16 mm de diámetro completa una vuelta cada seis minutos, en contra de los tradicionales 60 segundos, con el único objetivo de minimizar el impacto de su inercia priorizando, además, el uso de materiales caracterizados por su ligereza: el titanio para la caja y el aluminio para los puentes.

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Movement detail 2

Asegurada la precisión, Claret persigue además la regularidad en la marcha del Angelico, es decir, una transmisión constante de la fuerza que el doble barrilete montado en paralelo entrega durante 72 horas al tren de engranajes del movimiento. Uno de los mecanismos que mejor cumplen esta función ha sido históricamente el conocido como el de cadena y caracol. En el Angelico se reproduce este sistema pero con una innovación inédita hasta la fecha: la cadena se sustituye por un cable de nanofibra Dyneema. Este cable presenta un diámetro de 0,18 mm (un grosor equivalente al de tres cabellos) al tiempo que está dotado de una elevadísima resistencia (tiene la fuerza necesaria para tirar de una masa de casi 10 Kg sin romperse).

Christophe Claret Angelico SIHH 2019 Movement detail 1

El hecho de sustituir la tradicional cadena por el cable optimiza la eficiencia al eliminar la fricción existente entre los eslabones de una cadena convencional. Además, se produce un incremento y un ajuste exacto de la reserva de marcha ya que el número de vueltas del cable alrededor del caracol es dos veces superior al de un sistema de cadena.

A falta de tenerlo en la mano y a la vista de todo lo comentado en las anteriores líneas, personalmente me reafirmo en lo dicho al principio de este artículo: el Angelico de Christophe Claret se convertirá en una de las piezas más interesantes de este SIHH.

\\ WT REF 55539
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta