F.P. Journe Tourbillon Souverain Vertical

F.P. Journe sorprende de nuevo con el Tourbillon Souverain Vertical, un homenaje a este célebre reloj con una nesperada disposición del tourbillon.

\\ WT REF 56263 Se lee en 4'
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

El Tourbillon Souverain Vertical ha sido la gran  novedad de F.P. Journe durante el SIHH 2019. Dejando de lado la gama Elégante que extrañamente, a nivel de comunicación, se trata como si fuera una marca independiente, F.P. Journe ya nos ha habituado con la sana costumbre de presentar una sola gran novedad cada año.

Que el Tourbillon Souverain Vertical es una novedad de de gran calado nadie se atreve a dudarlo. Un motivo de ello es que aúna tres grandes complicaciones, el Tourbillon, el Remontoir d’égalité y los Segundos muertos, que de forma individual ya son raras de ver y se reservan para las grandes piezas. Si queremos motivos adicionales, podemos mencionar que una de ellas, el Tourbillon, se presenta en una geometría «vertical» inédita hasta ahora.

F.P. Journe Tourbillon Souverain Vertical - Platinum

El Remontoir d’égalité ya lo hemos visto en relojes F.P. Journe, por ejemplo en el Chronomètre Optimum del 2012 y antes en el Vagabondage II del 2011. Es más, este complejo sistema mecánico ya lo incorporaba el Tourbillon Souverain que lanzó François Paul Journe en 1999 y que homenajea este Tourbillon Souverain Vertical.

Este sistema, realmente difícil de implantar en un reloj de pulsera, tiene como finalidad acumular la energía que transmite el barrilete y liberarla de forma regular. De este modo, el órgano regulador siempre recibe el mismo par de fuerza y el isocronismo no sufre alteraciones. A nivel más práctico, se podría resumir que este sistema permite que el reloj actúe con la misma precisión independientemente del nivel de reserva de marcha que acumule.

Lo segundos muertos es una complicación realmente fascinante. A ojos de un no iniciado en relojería, parecerá que estamos ante un reloj de cuarzo ya que la aguja del segundero avanza a saltos exactos de un segundo. La implementación de los segundos muertos en este Tourbillon Souverain Vertical es del tipo denominado «natural», que al estar montado sobre una de las ruedas del Remontoir d’égalité no afecta en absoluto a la precisión cronométrica del reloj.

Esta complicación tampoco es ajena a F.P. Journe ya que desde el año 2003 la implantó en en el mismo Tourbillon Souverain. Por tanto, hasta aquí nada de nuevo en este espectacular reloj con respecto a las versiones existentes en el catálogo de F.P. Journe.

Y llegamos al Tourbillon, la tercera complicación que nos ofrece este Tourbillon Souverain Vertical. A pesar de lo fascinantes que resultan desde el punto de vista técnico el Remontoir d’égalité y los Segundos muertos, el Tourbillon es el elemento estrella de este reloj. Lo es desde el punto de vista conceptual ya que, como hemos comentado anteriormente, este Tourbillon Souverain Vertical se ha creado para homenajear los 20 años del lanzamiento del exclusivo (solo 20 unidades vendidas por suscripción) Tourbillon Souverain en 1999. Pero, el principal motivo de considerar el Tourbillon como la complicación «vedette» de este reloj es su peculiar implantación en vertical.

La inmensa mayoría de Tourbillon se implantan en el mismo plano horizontal de la esfera. Algunos de ellos se han implantado con diversos grados de inclinación, la gran especialidad de Greubel Forsey. Los más sofisticados, como el Gyrotourbillon de Jaeger-LeCoultre, recurren a un complejo sistema que los hace girar permanentemente en sus tres dimensiones. Pero, salvo que mi memoria falle, esta es la primera vez que veo un tourbillon implementado en vertical con respecto al plano de la esfera del reloj. Otra peculiaridad de este Tourbillon es que efectúa una rotación cada 30 segundos en lugar del minuto habitual.

F.P. Journe Tourbillon Souverain Vertical - Tourbillon

Durante muchos años pensé que la utilidad de un tourbillon en un reloj de pulsera era tendiente a nula. El Tourbillon se diseño para ser implantado en relojes de bolsillo, que siempre descansaban en posición vertical en el bolsillo de su propietario. En un reloj de pulsera el caso es muy distinto ya que el continuo movimiento del brazo ya es casi un tourbillon por sí mismo.

Pero, Giulio Papi, fundador de Renaud Papi y una de las grandes figuras de la relojería mecánica actual desbarató mis convicciones. Estábamos en el Hall de un hotel cuando le transmití mi convicción de que un tourbillon en un reloj de pulsera no era efectivo. Su respuesta fue demoledora: «observa todas las personas de este hall y fíjate en que posición está su reloj». Para mi asombro, la inmensa mayoría de relojes estaba en posición vertical. Luego, pensándolo con detenimiento, me di cuenta de que cuando estamos de pie o andando el reloj está en posición vertical, pero cuando estamos sentados, con el brazo en una postura habitual, también. Por tanto, la lógica de un tourbillon para compensar la posición vertical casi permanente en un reloj de pulsera también tiene sentido.

Toda esta diatriba que acabo de escribir viene al cuento de la peculiar posición vertical del tourbillon que ha implementado François Paul Journe en este Tourbillon Souverain Vertical. ¿Qué sentido tiene este ángulo si lo que hay que compensar es el opuesto?. Pero, en vista de mi anterior experiencia y mi nula formación en relojería ni se me pasará por la cabeza poner en duda una decisión técnica de uno de los grandes genios de la relojería actual.

F.P. Journe Tourbillon Souverain Vertical - duo black

F.P. Journe presenta dos variantes del Tourbillon Souverain Vertical, que se diferencian por el metal noble empleado en su caja: platino y oro rojo 6N. El resto de características y datos son idénticos entre ambos relojes. Caja de 42 mm de diámetro y 13,6 de grosor (aquí se nota la incidencia del tourbillon vertical). Fondo de la esfera decorada con guilloché «Clous de Paris». Dial de horas, minutos y segundos esmaltado. Movimiento realizado en oro rosa 4N, 21.600 alternancias por hora y 80 horas de reserva de marcha.

\\ WT REF 56263
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta