Que François-Paul Journe es un maestro relojero “estrella” nadie osa ponerlo en duda. Que sus creaciones huyen de modas y tendencias es evidente con un breve estudio de su catálogo. Que su Chronomètre à Résonance, primer y único reloj de pulsera con una complicación basada en el fenómeno físico de la Resonancia, es un hito de la relojería moderna no es discutible. Que yo estaba firmemente convencido de que ya no se podía aplicar una nueva complicación mecánica en los relojes de pulsera, es cierto. Que estaba equivocado… también. Señores, señoras, apasionados de la relojería, acaba de nacer el primer reloj de pulsera con Segundos Saltantes Digitales: el F.P. Journe Vagabondage III.

Prácticamente todos los relojes que forman y ha formado parte del catálogo de F.P. Journe pueden considerarse especiales, en su estética, en su fuerte personalidad y muy especialmente por seguir los cauces técnicos que nacen de la privilegiada mente de François-Paul Journe, fiel a sus principios y totalmente ajeno a lo que haga su posible competencia. Pero si hay una serie de relojes que elevan estos conceptos a su máxima expresión, son los Vagabondage.

F.P. Journe Vagabondage trio

Vagabondage I (2006)                                     Vagabondage II (2010)                                  Vagabondage III (2017)

El primer Vagabondage nace en el año 2004 en forma de tres piezas únicas destinadas a una subasta benéfica con el find e recaudar fondos para el Instituto ICM (Instituto de investigación de enfermedades cerebrales). Dos años más tarde, en el 2006, F.P. la saga Vagabondage adquiere el primer dígito cuando Journe lanza este mismo reloj con caja de platino en una edición limitada a 69 ejemplares y 10 adicionales con engastado de diamantes. Tendremos que esperar al 2010 para ver nacer el Vagabondage II y siete años más para vea la luz este nuevo y flamante F.P. Journe Vagabondage III.

Como es lógico, todos los Vagabondage tienen un carácter estético común, basado en una caja en forma de tonel y un tamaño discreto y elegante, como todo reloj formado F.P. Journe. pero lo que realmente los hace especiales es que desde el primero carecen de aguja indicadora de las horas, dicho en otras palabras, todos los Vagabondage indican la hora mediante dígitos saltantes que se muestran a través de una ventana. Las complicaciones saltantes son realmente fascinantes para cualquier apasionado a la relojería y requieren un gran dominio técnico por el desgaste de su mecanismo y por la gran energía que consume este sitema.

F.P. Journe Vagabondage III - rose goldEl Vagabondage II dio otra vuelta de tuerca a este principio mostrando también los minutos de forma saltante, con lo que en su esfera apreciábamos una ventana para las horas y otra doble para los minutos. Como es evidente, la dificultad mecánica de este reloj se elevaba aun más con respecto al primer Vagabondage, hasta niveles que admito creía que representaban el límite de este sistema de mostrar el tiempo. Para lograrlo, Journe desarrolló un barrilete y un sistema de “remontoir d’égalité” que optimizaban la gestión energética del movimiento.

Pero una vez más F.P. Journe ha desbaratado mis teorías y realiza un “pequeño cambio” en el segundo Vagabondage, sustituyendo sus Minutos Saltantes Digitales por Segundos Saltantes Digitales; ha nacido el F.P. Journe Vagabondage III, el primer reloj de pulsera de la historia en ofrecer los segundos en formato digital y en secuencia saltante, algo impensable hasta ahora y que hará las delicias de sus futuros y afortunados poseedores. Cada segundo podrán disfrutar con la magia mecánica de ver como desaparece un dígito y es sustituido por  el siguiente.

Este Vagabondage III sigue el camino iniciado por el II mostrando a través de su esfera los discos responsables de las indicaciones digitales, pero también da un paso más en este sentido recurriendo a un moderno esqueletizado que deja visible una buena parte del mecanismo del anverso del calibre 1514, el gran protagonista de este reloj. Ambos relojes también coinciden en mostrarnos un indicador de reserva de marcha, ubicado a las 12 en el II y a la 1 en el III.

El movimiento que anima el F.P. Journe Vagabondage III, el calibre 1514, sigue estrictamente los cánones de la Alta Relojería con una forma que sigue exactamente la geometría de la caja y deja ver su reverso a través de su fondo de cristal de zafiro. Su carga es manual y la frecuencia de oscilación de 21.600 alternancias por hora. Este movimiento solo mide 5,88 milímetros de grosor, una cifra extraordinaria si tenemos en cuanta los tres discos necesarios para mostrar la horas y los segundos digitales en modo saltante. Ello permite que la caja del reloj no supere los 7,84 mm, lo que le concede con todo merecimiento el calificativo de extra-plano.

F.P. Journe Vagabondage III - back

El F.P. Journe Vagabondage III se producirá en dos variantes que difieren en el metal noble utilizado para su caja; platino y oro rosa. Ambas versiones se emitirán en formato de edición limitada, a 69 ejemplares la versión de platino y a 68 la de oro rosa. Como ya ha ocurrido en otros relojes de F.P. Journe, para permitirles completar la trilogía, se dará prioridad para su adquisición a los propietarios del Vagabondage I y II,

 

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 5 Valoración: 5]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.