La Taille Historique: el cofre del tesoro de F.P. Journe

\\ WT REF 31584 Se lee en 2' 38''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

Preparaos a sufrir. F.P. Journe acaba de presentar «La Taille Historique», un cofre de 5 relojes que sin duda será el sueño de cualquier aficionado a la Alta Relojería, o más probablemente pesadilla ya que pocos lo podrán adquirir. El motivo es simple; solo se emitirán 38 cofres y su precio, aunque aun no comunicado oficialmente, es fácil deducir que solo estará al alcance de bolsillos privilegiados.

Ya sabemos que por definición los relojes manufacturados por F.P.Journe son muy especiales. Pero ¿que hace aun más especial este cofre «La Taille Historique»?. En primer lugar que reúne 5 de los relojes más emblemáticos de F.P. Journe, que son los siguientes:

  • El Tourbillon Souverain (fabricado del 1999 al 2003)
  • El Chronomètre à Résonance en su configuración original (fabricado del 2000 al 2009)
  • El Octa Automatique (fabricado del 2002 al 2014)
  • El Octa Calendrier Annuel (fabricado del 2003 al 2014)
  • El Chronomètre Souverain (fabricado desde el 2005)

F.P. Journe La Taille Historique - coffret

Como veis se trata de relojes muy dispares, pero veremos que comparten características muy especiales. La primera ya se desprende de la anterior lista, y es que cuatro de ellos ya están descatalogados, es decir, no los podemos adquirir de forma individual. Esto, por si mismo, ya los convierte en especiales, por no decir únicos.

Todos ellos comparten que su movimiento está realizado en oro. En general, esto no tiene nada de especial en F.P. Journe, ya que todos su relojes actuales comparten esta característica. Pero en el caso particular del Tourbillon Souverain le convierte en un reloj realmente único, ya que durante su periodo de fabricación nunca se empleó el oro en su movimiento.

F.P. Journe Chronometre a Resonance - coffretPero ahora vamos a centrarnos en las dos características comunes a todos por relojes que alberga el cofre y que son las que verdaderamente les confieren su peculiaridad común. La primera de ellas es que la medida de su caja es de 38 milímetros de diámetro, el tamaño de los primeros relojes F.P. Journe de pulsera lanzados en 1991 y ahora abandonado, ya que los actuales relojes F.P. Journe han crecido hasta un mínimo de 40 mm. Ello sin duda atraerá a los apasionados de apetencias más clásicas, que hoy en día se encuentran frustrados ante el incremento generalizado del tamaño de los relojes

La segunda característica más significativa de los relojes que alberga el cofre «La Taille Historique» es que su caja está realizada en acero, algo realmente excepcional en relojes de muy alta gama de corte clásico. Esta rareza provoca que en marcas como Patek Philippe el valor en subasta de los contados relojes clásicos en acero que ha realizado superen con creces el precio de sus homólogos en metales preciosos. No me cabe duda de que con estos F.P. Journe ocurrirá lo mismo.

Con el fin de mantener la homogeneidad estética de los componentes de este cofre, F.P. Journe ha dotado a todos ellos de una esfera con fondo con tono bronce sobre fondo de oro. Sobre este fondo destacan las indicaciones que se muestran en sub-esferas plateadas con decoración guilloché. La única indicación que se desmarca de esta regla es la de reserva de marcha, común a todos ellos, y que s mantiene sobre el fondo bronceado.

Con todo este conjunto de características estéticas, es innegable el atractivo visual de estos relojes F.P. Journe, lo que unido a sus 38 mm de diámetro y al acero en que está elaborada su caja, cumplen todos los parámetros que imaginariamente han diseñado muchos apasionados de la Alta relojería. El único «pero», que enlaza con el inicio de este artículo, es que la limitación en su producción, junto con la imposibilidad de adquirir uno de estos relojes por separado, derivará sin duda en un precio al alcance de muy pocos afortunados.

\\ WT REF 31584
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta