Gran sorpresa la ofrecida por Girard-Perregaux en su avance de novedades de la próxima edición del SIHH. Y es que la manufactura asentada en La Chaux-de-Fonds recupera la esencia y la base del emblemático WW.TC, aunque esta vez albergado en una caja de la Colección 1966. Exquisita combinación cuyo resultado se ha bautizado con el nombre de 1966 WW.TC.

Girard-Perregaux 1966 ww.tc oro rosa

1966 WW.TC en caja de oro rosa

Pongámonos en situación. Para encontrar el origen de la Colección WW.TC debemos remontarnos hasta el año 2000, cuando el modelo WW.TC Chronograph tomaba las riendas de esta serie de relojes que, con el tiempo, adquiriría una relevancia extraordinaria en el catálogo de Girard-Perregaux. Nos extenderíamos demasiado en este artículo si nos dedicáramos a revisar todos y cada uno de los detalles de los WW.TC. Para aquellos a los que pueda interesar, os recomiendo que leáis los artículos que hace ya cuatro años (como pasa el tiempo) dediqué a estos guardatiempos. El primero ellos trata sobre la historia y hechos que se sucedieron en el camino hacia los husos horarios (leer aquí), en tanto que el segundo recoge una extensa representación de los modelos que nutrieron a la colección desde su aparición (leer aquí).

Girard-Perregaux ww.tc vs Traveller

A la izquierda el modelo WW.TC Chronograph. A la derecha el Traveller WW.TC lanzado en 2013

Pues bien, en el año 2013 y como novedad pre-Basel de esa edición, Girard-Perregaux (recordemos que la manufactura regresa al SIHH en 2017 después de un intervalo de cinco años en Basel) anunciaba que la Colección WW.TC desaparecía, en cierto modo, para pasar a ser una de las variantes de la que por aquél entonces se presentó como la Colección Traveller. Esta colección se dividía, a su vez, en los Traveller Moon Phases and Large Date y los Traveller WW.TC (podéis leer el artículo de test aquí) que eran, como resulta obvio, los destinados a suplir a la antigua colección. Con un rediseño considerable y manteniendo la impecable mecánica implícita de la marca, los nuevos WW.TC se dejaban, en mi opinión, una parte importante de su esencia por el camino.

Girard-Perregaux 1966 ww.tc soldat

1966 WW.TC en caja de oro rosa

De todas las variantes que integraban la Colección WW.TC, los nuevos Traveller únicamente mantenían el modelo con cronógrafo, los WW.TC Chronograph, abandonando las referencias que daban lugar a los WW.TC Small Second y WW.TC Power Reserve, a la vez que incrementaban hasta 44 mm el diámetro de la caja renunciando a los históricos 43 mm que siempre habían caracterizado a este reloj.

Como os comentaba al principio, personalmente (lo cual implica de manera implícita un alto grado de subjetividad), Girard-Perregaux acierta de lleno reinventando los WW.TC. Si bien es cierto que éstos abandonan la caja en la que se albergaban originalmente, el hecho de hacerlo en una 1966 les devuelve esa polivalencia de la que siempre gozaron desde sus inicios y que, desde mi punto de vista, había derivado hacia un carácter más deportivo en los Traveller. También es cierto que el modelo escogido por la manufactura para generar esta nueva referencia es el anterior WW.TC Small Second, sin lugar a dudas el más minimalista de todos ellos y el que mejor se adapta por diseño a su nuevo habitáculo. De momento, y a falta de ver lo que pasa en el futuro, el modelo con crono sigue reservado para la Colección Traveller.

Girard-Perregaux ww.tc vs 1966

A la izquierda modelo WW.TC Small Seconds, a la derecha el 1966 WW.TC.

De este modo, y en versiones de oro rosa y acero (por cierto, segundo modelo de la Colección 1966 que la manufactura produce en acero después del solo hora con fechador lanzado en octubre de 2015) la caja del 1966 WW.TC se presenta en unas dimensiones de 40 mm de diámetro por 12 de altura – en lugar de los 41 x 11 mm del WW.TC Small Second – conservando el movimiento de remonte automático de referencia GP03300 con una frecuencia de oscilación de 4 Hz (28.800 alternancias por hora) y una reserva de marcha de 46 horas. En realidad, la manufactura implementa dos variantes de este calibre en función del material de la caja del reloj. En tanto que para el modelo con caja de acero utiliza la misma que la utilizada en el WW.TC Small Second (la GP03300-0027), para el modelo en caja de oro rosa la referencia del movimiento responde a la GP03300-0022. A falta de imágenes de la trasera del guardatiempos es de suponer que, puesto que el fondo es del tipo visto al incorporar un cristal de zafiro, las diferencias se basarán en alguno de los materiales utilizados en su manufactura como, por ejemplo, el de la masa oscilante.

Girard-Perregaux 1966 ww.tc detail

Detalle de la esfera del nuevo 1966 WW.TC.

La esfera del nuevo 1966 WW.TC, de tonalidad opalina plateada, respeta los antiguos códigos de la Colección WW.TC con el anillo de las ciudades perimetral y el correspondiente al indicador día/noche a continuación, antes de encontrar la zona destinada a las indicaciones horarias, con las agujas en forma de hoja y un pequeño segundero en dial subsidiario a las 6 que se permite la licencia de aplicar un atractivo color azul a su aguja. Adicionalmente a las líneas de la caja correspondientes a la serie 1966, este guardatiempos recupera las dos coronas originales de los WW.TC para la manipulación de sus funciones (los Traveller las reunían en una sola). También los índices se ciñen a las normas de la 1966. Los correspondientes al WW.TC Small Second eran todos aplicados, en forma de numeral arábigo en las posiciones correspondientes a las 3, a las 9 y a las 12 y en forma de punto en el resto. Ahora, estos índices pasan a ser todos del tipo bastón, aplicados en las posiciones 3, 9 y 12 (doble) y transferidos en negro para el resto.

Girard-Perregaux 1966 ww.tc acero

1966 WW.TC en caja de acero

En cuanto a brazaletes y correas, el modelo en caja de acero presenta las opciones de correa en piel de aligátor con cierre desplegable más la correspondiente a un brazalete de acero. El modelo en caja de oro rosa únicamente estará disponible con la opción de correa de piel de aligátor con cierre desplegable en el mismo material que la caja.

Habrá que esperar al próximo mes de enero para acabar de sacar las conclusiones oportunas. De todos modos, conociendo y habiendo tenido en la mano tanto la caja 1966 como los anteriores WW.TC y a juzgar por las imágenes, no tengo ninguna duda de que se tratará de una pieza espectacular.

 

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

1 comentario

    Dejar una Respuesta

    ¿Te apasionan los relojes?

    ¿Te apasionan los relojes?

    A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

    ¡Genial! Ahora, revisa tu email.