Girard-Perregaux

Girard-Perregaux es una Manufactura suiza de Alta Relojería cuyos orígenes se remontan a 1791. La historia de la Maison está marcada por relojes legendarios que conjugan un diseño vanguardista con la tecnología más innovadora, entre ellos el célebre Tourbillon bajo Tres Puentes de Oro, presentado por Constant Girard en 1889 en el marco de la Exposición Universal de París, donde recibió la medalla de oro.

Con más de 80 patentes, Girard-Perregaux se consagra a la investigación y al desarrollo de la Alta Relojería y en la actualidad sigue siendo una de las pocas manufacturas que reúne bajo su techo todos los oficios de la relojería, incluyendo la fabricación del corazón del reloj: su movimiento. En 2013, Girard-Perregaux recibió numerosas distinciones por su revolucionario Escape Constant L.M., entre las cuales el premio más prestigioso y más codiciado de la industria relojera: l’Aiguille d’Or del Gran Premio de Relojería de Ginebra.

Girard-Perregaux pertenece al grupo empresarial Kering bajo el que se agrupan varias marcas de reconocido prestigio.