Girard-Perregaux sigue con su apuesta por la alta relojería femenina con tres nuevos modelos de su Colección Cat's Eye con la aventurina como protagonista.

El cristal de aventurina, también conocido como piedra de oro, es el común denominador de los nuevos modelos de la Colección Cat’s Eye que Girard-Perregaux nos avanza a la próxima edición del SIHH. A veces las casualidades existen y este es el caso del nacimiento de la aventurina, descubierta a raíz de una manipulación defectuosa de un fabricante de vidrio de Murano que desembocó en el vertido de limaduras de cobre en la mezcla tradicional de sílice, sodio y cal incandescente. El resultado fue un cristal brillante cubierto de escamas doradas. La aventurina.

Los tres nuevos Cat’s Eye reciben los nombres de Cat’s Eye Majestic Aventurine, Cat’s Eye Celestial Aventurine y, finalmente, Cat’s Eye Tourbillon Aventurine.

Cat’s Eye Majestic Aventurine.

Girard-Perregaux Cats Eye Majestic

La caja, manufacturada en oro rosa, presenta la habitual forma elíptica de la Colección Cat’s Eye con unas dimensiones de 40 mm en su eje vertical y de 34,7 mm en el horizontal. El bisel recibe un engaste de 60 diamantes talla brillante. El fondo es del tipo visto y la hermeticidad se fija en unos adecuados 3 bar (30 metros), dado el tipo de reloj del que se trata. La correa es de piel de aligátor azul noche con un cierre del tipo hebilla desplegable en el mismo material que el utilizado para la caja.

La esfera, que alberga las únicas indicaciones de horas y minutos implementadas con dos agujas de oro rosa y forma de hoja, tiene como principal protagonista al cristal de aventurina acompañado de los doce índices horarios con dos diamantes de talla brillante en cada uno de ellos.

El movimiento albergado responde al de remonte automático con la referencia GP03300-0121 que oscilando a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora (4 Hz) entrega una reserva de marcha de 46 horas.

Cat’s Eye Celestial.

Girard-Perregaux Cats Eye Celestial

El Cat’s Eye Celestial repite el oro rosa como material para la caja en tanto que reduce considerablemente las dimensiones de la elipse que pasan a ser de 35,4 mm en el eje vertical y de 30,4 mm en el horizontal. Además estos ejes intercambian sus posiciones. También se repite el fondo visto de zafiro y la estanqueidad de 3 bar. El engaste del bisel en esta ocasión se ha realizado con un total de 62 diamantes talla brillante.

A las indicaciones de horas y minutos se les añade una atractiva representación de las fases lunares. La aventurina sigue siendo protagonista de la esfera que, además, aumenta el número de diamantes talla brillante engastados hasta los 33.

El calibre responde al GP03300-0125 de remonte automático con la misma frecuencia y reserva de marcha que el implementado en el modelo Majestic. También la correa es idéntica.

Cat’s Eye Tourbillon.

Girard-Perregaux Cats Eye Tourbillon

Regresamos a la orientación vertical de la elipse de la caja que en esta ocasión toma el oro blanco como material y sustituye los diamantes talla brillante engastados en el bisel por 54 talla baguette.  Las dimensiones son de 32 mm en su eje mayor por 27 mm en el menor. En este modelo el engaste adquiere un mayor protagonismo ya que, a los mencionados, se les añade uno en la corona, 36 en la esfera y 7 en la hebilla desplegable que cierra la correa de aligátor azul noche.

Las indicaciones de horas y minutos están conducidas por el calibre manual GP09700-0015 con un tourbillon como órgano regulador. Con un total de 174 componentes, oscila a una frecuencia de 21.600 alternancias por hora (3 Hz) para entregar una reserva de marcha de 70 horas.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.