En las últimas décadas el sector de la Alta Relojería está siguiendo una tendencia creciente a la verticalización productiva. El aspecto más notorio y visible de ello es la internalización de la producción de movimientos por parte de un gran número de marcas que hasta hace poco tiempo recurrían a proveedores externos para tan crítico elemento.

Pero también hay otros elementos con menor repercusión mediática en un reloj que son igual de imprescindibles que el mecanismo, como son la caja o la esfera. Ahora es Glashütte Original quien nos anuncia la inauguración de su propia manufactura de esferas, ubicada en la población de Pforzheim y con una superficie total de 1.300 metros cuadrados.

Esta manufactura de esferas, propiedad del grupo Swatch desde el año 2006, se integró a partir del 2012 en las instalaciones de la manufactura Glashütte Original. Dada la limitación de espacio, que impedía el crecimiento productivo, la dirección de Glashütte decidió reconstruir y modernizar el edificio original de la manufactura de esferas, ubicada en el número 24 de la Stuttgarter Straße, que finalmente ha sido reabierta oficialmente el día 6 de marzo en un acto presidido por Günter Wiegand, Managing Director de Glashütte Original.

La esfera es un elemento vital en un reloj, pues es su rostro, lo más visible y lo primero que percibimos de él. Además, una atenta observación de sus acabados, preferiblemente a través de una lupa, determina con mucha claridad si el reloj que la exhibe es digno o no de ser denominado de Alta Relojería. A pesar de la gran modernización que ha experimentado la manufactura de Pforzheim, una gran parte del proceso de producción de las esferas sigue realizándose a mano. Esto es algo que ocurre con todas las piezas que componen un reloj, que aunque mecanizadas inicialmente por los procesos automatizados más avanzados, exigen unos acabados que ninguna maquinaria CNN es capaz de realizar.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.