El Senator Moon Phase Skeletonized de Glashütte Original representa un excelente ejercicio de compromiso entre el esqueletizado y la legibilidad de un reloj

En alguna ocasión he podido oír que el esqueletizado en los movimientos de los relojes no es una complicación. Resulta obvio que quien haga suya esta afirmación lo hace desde el punto de vista que entiende las complicaciones como algo que se transmite en una indicación o función particular a la esfera o al funcionamiento del reloj, es decir, un calendario en cualquiera de sus variantes, un cronógrafo o una sonería – por poner algún ejemplo para el primer caso – o un tourbillon o un carrousel  para el segundo. Pero no nos equivoquemos, el esqueletizado en la relojería responde a una complicación por derecho propio. Y el nuevo Senator Moon Phase Skeletonized Edition de Glashütte Original es una excelente muestra de ello.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition

Reducir a la mínima expresión las superficies sólidas del movimiento, aplicando un grabado como decoración en las nervaduras resultantes, manteniendo la resistencia a la torsión y a la rotura del conjunto a la vez que respetando la legibilidad de las indicaciones. La frase anterior sería la que entregaría como definición de esqueletizado, una definición que, sin lugar a dudas y debido a las premisas que reúne, se identifica  plenamente con una complicación. Pero dejémonos de disertaciones y dediquémonos al reloj en cuestión.

El material escogido por Glashütte Original para la caja de este Senator Moon Phase Skeletonized es el oro blanco al que se le ha aplicado un acabado pulido en toda su superficie. Dimensionalmente, los 42 mm de diámetro y 11,2 mm de altura, hacen de este guardatiempos una pieza contenida en lo que a espesor de refiere en tanto que la sensación que ofrece en cuanto a diámetro es mayor que la real debido, principalmente, al diámetro de 34 mm de la esfera que deja un anillo para el bisel, ligeramente convexo, de tan sólo 4 mm. La estanquidad del conjunto es de 3 bar, un registro más que suficiente teniendo en cuenta el tipo de reloj del que se trata (puesto que no se le suponen actividades acuáticas) y añadiendo el hecho de que la única opción disponible en cuanto a brazalete se limita a una correa manufacturada en piel de aligátor de Louisiana de color azul.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-profile

De manera adicional al propio esqueletizado y al grabado de su decoración, este tipo de relojes suelen inducir a un riesgo más que frecuente y que no es otro que la pérdida de legibilidad. Los diseñadores, obsesionados por esa reducción al mínimo de lo que sería la esfera en un reloj normal, pierden el sentido de la practicidad, el del último fin de un reloj – mecánico o no – que responde a dar la hora y que su portador pueda interpretarla de manera rápida y sencilla. De este modo, es más que habitual encontrarnos con guardatiempos esqueletizados de una manufactura exquisita, verdaderas obras de arte, que en el afán de la búsqueda de mínimos tan sólo presentan las agujas de horas y minutos en su esfera. Nada más. Otros, aquellos que optan por lo indispensable, suelen adoptar soluciones como las de implementar un pequeño realce en el perímetro del dial responsable de albergar discretos índices – generalmente en forma de punto o bastón – en las posiciones horarias y, en ocasiones, también en las correspondientes a los minutos.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-soldatOtra de las características que suele acompañar a un guardatiempos esqueletizado es la reducción de sus indicaciones a las más básicas. De este modo, lo más habitual es que en su esfera no encontremos nada más allá de las indispensables horas y minutos. El nuevo Senator Moon Phase Skeletonized Edition es un verdadero ejercicio de demostración de que un esqueletizado puede albergar indicaciones adicionales a las más básicas y que, además, todas ellas pueden ser perfectamente visibles.

De este modo, si observamos la esfera del Senator Moon Phase Skeletonized Edition, podemos localizar fácilmente las indicaciones de horas y minutos centrales acompañadas de un pequeño segundero a las seis. A estas se les añaden las correspondientes a las fases lunares, entre las 10 y las 11, y finalmente un indicador de reserva de marcha situado entre las posiciones correspondientes a la 1 y las 2. La solución adoptada por Glashütte Original para respetar de manera impecable la legibilidad de todas y cada una de estas indicaciones ha sido sencilla a la vez que inteligente. El realce perimetral goza de un grosor sensiblemente mayor al habitual en estos casos con lo que se consigue que la superficie disponible permita implementar una escala de minutos de tipo ferrocarril transferida en negro acompañada de numerales romanos en las posiciones horarias. Partiendo de este realce y de manera solidaria – se trata de la misma pieza – se implementan una serie de prolongaciones destinadas a acoger las escalas o indicaciones correspondientes a las funciones de fases lunares (realizada en la fábrica de esferas que la manufactura tiene en Pforzheim), indicador de reserva de marcha y pequeño segundero. Todas las agujas de las indicaciones están realizadas en acero azulado.

glashutte-original-senator-moon-phase-skeletonized-edition-back

Este tipo de configuración en la esfera propicia una legibilidad óptima del reloj a la vez que penaliza mínimamente la visibilidad del excelente trabajo de esqueletizado del movimiento. Además, si lo que deseamos es contemplarlo en toda su magnitud no tenemos que hacer más que darle la vuelta al reloj. La trasera es puro espectáculo.

glashutte-original-senator-skeletonized-calibre-49-13

En este tipo de piezas, que reducen la esfera a la mínima expresión en aras de dejar al descubierto el movimiento del reloj, adquieren mayor protagonismo, si cabe, los calibres que laten en su interior. En este caso se trata del Calibre 49-13, un movimiento de armado manual con unas dimensiones de 35 mm de diámetro y 5,8 mm de altura que, oscilando a una frecuencia de 28.800 alternancias por hora (4 Hz) entrega una reserva de marcha de 40 horas (con una desviación aproximada del ± 5%).

glashutte-original-senator-skeletonized-calibre-49-13-detail

Una vez más, y como suele ser habitual en los guardatiempos creados por la manufactura sajona, las tres referencias disponibles del Senator Moon Phase Skeletonized Edition difieren entre ellas en el tipo de cierre que monta la correa. Este cierre puede ser del tipo ardillón (o hebilla) o del tipo desplegable. Para esta última opción existen, a su vez, dos longitudes distintas, una de estándar y otra de más corta. Si desconocéis la diferencia entre ambas, probad a llevar puesto un reloj con un desplegable que no se adapte a vuestra muñeca. Y es que la excelencia se puede encontrar también en detalles como la comodidad.

Sobre el Autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.