Glashütte Original Sixties Iconic Square Collection.

Tras la Sixties Iconic Collection de 2015, Glashütte Original presenta los Sixties Iconic Square Collection. Misma exquisitez en forma de crono y caja cojín

\\ WT REF 39737 Se lee en 5' 1''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

No me cabe la menor duda de que la inmensa mayoría de los aficionados a la relojería recordarán la exquisitez con la que Glashütte Original nos obsequió en al año 2015: la Sixties Iconic Collection, con el Spezimatic de 1964 como inspiración. El éxito fue absoluto. Ahora, y en paralelo con la que será la 67ª Edición de la Berlinale, Glashütte Original nos presenta una serie de cronógrafos bautizados bajo el nombre de Sixties Iconic Square Collection y que continúan la saga iniciada hace dos años.

Glashütte Original  y la Berlinale.

Glashutte Original Sixties Iconic Square Collection Graphite

Me permitiréis un pequeño inciso antes de continuar con los relojes. La ocasión lo merece, ya que este va a ser un año muy especial en lo que respecta a la colaboración de Glashütte Original con la Berlinale. Si bien es cierto que el pasado 2016 fue ya la sexta de estas colaboraciones de la que por cierto, tuvimos la ocasión de ser testimonios directos y de la que guardo un imborrable recuerdo (podéis leer aquí el reportaje), hasta entonces la manufactura actuaba como «Partner Oficial». En este 2017 las cosas cambian, y mucho. Y es que como os contaba en este artículo del pasado mes de septiembre, Glashütte Original pasa a ser socio principal del Festival Internacional de Cine de Berlín siendo, además, protagonista principal en la creación de un nuevo premio a la mejor película documental: el Documentary Film Award. Dicho esto y aprovechando la ocasión para felicitar por ello a la familia de Glashütte, hablemos de la nueva Sixties Iconic Square Collection.

Sixties Iconic Square Collection.

Glashutte Original Sixties Iconic Square Collection Ocean Fire

Repitiendo la base de la colección Sixties Iconic anterior, Glashütte Original recurre a una perfecta caja en forma de cojín para albergar un movimiento de cronógrafo. Los cinco modelos que forman parte de esta colección toman el acero como material de construcción de la caja, que presenta unas dimensiones cuadradas de 41,35 mm de lado por 12,6 mm de altura. El fondo es del tipo visto (privarnos de la espectacular vista del calibre desde la trasera hubiera sido un crimen en toda regla) y la estanquidad del conjunto es de 3 bar (30 metros), más que suficientes dado que a los Sixties Iconic Square no se les supone, ni por asomo, actividad alguna que esté relacionada con medios acuáticos. La superficie de la caja presenta un acabado pulido, con unas asas que ocupan la práctica totalidad del ancho disponible. Genial el detalle de los pulsadores del cronógrafo, renunciando a las más actuales formas rectangulares, cuadradas o cilíndricas para adoptar una presencia más acorde al de la filosofía «Sixties».

Para qué negarlo, por atractiva que pueda ser la caja de los nuevos Sixties Iconic Square, que lo es, el protagonismo casi absoluto se lo lleva, por derecho propio, la esfera. De nuevo, manufacturadas en Pforzheim, resultan sencillamente hipnotizantes, excelentes, una maravilla. De hecho, las cinco piezas presentadas se distinguen exclusivamente por la cromaticidad de su esfera que, además, es el origen del nombre de cada una de ellas. De este modo, se obtienen los modelos Ocean (azul), Forest (verde), Fire (roja), Graphite (gris) y Tangerine (naranja).

Glashutte Original Sixties Iconic Square Collection Tangerine Forest

Dediquemos una pequeña parte del artículo a hablar del procedimiento de creación de estas esferas. El proceso empieza con la aplicación de un revestimiento de base galvánica para, a continuación, añadir manualmente una serie de capas de color en etapas posteriores. El color de estas capas, en función del modelo, es verde iridiscente para el Forest, azul oscuro para el Ocean, gris oscuro para el Graphite y, finalmente, rojo intenso y brillante para el Fire (no, no me olvido del Tangerine). En la última etapa se aplica una laca negra utilizando una pistola pulverizadora especial, de manera que en función del ángulo de incidencia se consigue el efecto degradado que, además, es único para cada uno de los relojes.

Glashutte Original Sixties Iconic Square Collection TangerineOs dije que no me olvidaba del Tangerine. Sucede que para este caso, el color de la esfera se consigue de manera ligeramente distinta a los otros cuatro, ya que para ello es necesario aplicar un color de laca adicional. En esta ocasión, el revestimiento galvánico inicial de oro se combina con una capa de laca negra y otra de laca roja.

Común para los cinco modelos es el último paso consistente en la cocción de la esfera en un horno para conseguir la fijación de los colores.

Si en lo que al procedimiento de aplicación de las lacas se refiere es el Tangerine el que se desmarca del resto de compañeros, en el acabado final es el Graphite el que se distingue de sus hermanos de colección. Así, en tanto que los modelos Ocean, Forest, Fire y Tangerine presentan un acabado del tipo sunburst que acentúa el degradado de sus esferas, el Graphite implementa un troquelado que se consigue aplicando una prensa de 60 toneladas antes del niquelado galvánico.

Pero la artesanía no debe estar, en ningún caso, reñida con la legibilidad. Y resulta obvio que Glashütte Original así lo entiende puesto que la legibilidad de las indicaciones de los Sixties Iconic Square es impecable. Dos numerales arábigos transferidos en blanco, a las 12 y a las 6, acompañados de diez índices del tipo bastón fresados directamente sobre la esfera en el resto de posiciones, son los responsables de marcar las posiciones horarias. Para los minutos y segundos del cronógrafo es una escala de índices, también de tipo bastón y transferidos en blanco, la responsable de facilitar la lectura. A las agujas centrales de horas, minutos y contador de segundos del crono se les añaden un pequeño segundero y el contador de 30 minutos del cronógrafo en dos diales subsidiarios a las 3 y a las 9 respectivamente. Las agujas de horas y minutos son de oro blanco con tratamiento Super-LumiNova y siguen la tan atractiva como complicada curvatura de la esfera.

El calibre que late en el interior de los cinco modelos es el de cronógrafo de remonte automático con la referencia 39-34, un movimiento consolidado en el catálogo de Glashütte albergado en el interior de guardatiempos como el Senator Navigator Chronograph del que os hablaba en este artículo de 2012 (como pasa el tiempo …). Con unas dimensiones de 31,15 mm de diámetro y 7,2 mm de altura, el volante de este movimiento oscila a 28.800 alternancias por hora y ofrece una reserva de marcha de 40 horas. Dispone además de parada de segundero, ideal para la sincronización o puesta en hora del reloj, y de un rotor esqueletizado con la masa oscilante de oro.

En cuanto a las correas, todas son de piel de aligátor de Louisiana, en color negro para los modelos Ocean, Fire y Graphite, y marrón para el Tangerine y el Forest. Serán un total de 25 los sets de 5 relojes Sixties Iconic Square Collection que se pondrán a la venta en las boutiques de la marca y en determinados distribuidores seleccionados.

Y ya para acabar. Todo apunta a que la próxima semana estarán en la boutique que Glashütte Original tiene el en El Corte Inglés de Castellana en Madrid. No dejéis pasar la oportunidad, si la tenéis, de poder disfrutarlos en vivo.

\\ WT REF 39737
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

Ingeniero Técnico Industrial, de formación electrónica con pasión por la micro-mecánica. Co-fundador y editor de Watch-Test. En mi trabajo y en la vida tengo una máxima: Las cosas hay que explicarlas de manera que se entiendan. De lo contrario, el esfuerzo es en vano.

Dejar una Respuesta