El fabricante de relojes Graham ha presentado hace unas semanas su último modelo, el Chronofighter Oversize GMT Black Steel. Como el resto de la colección Chronofighter, no pasa desapercibido. Sus medidas y sobre todo el original pulsador del mecanismo cronógrafo conforman el rasgo más característico de Graham. Esta marca nació a finales del siglo pasado de la mano de Eric Loth, resucitando la herencia del relojero inglés George Graham durante el primer tercio del siglo XVIII.

El Cronofigther Oversize GMT es un reloj grande, incluso para la moda actual de relojes de pulsera de gran tamaño. Con una caja de acero pulido y unas medidas de 47 mm de diámetro y un grosor de 16 mm, su presencia es imponente.

Pero, por supuesto, el principal hecho diferencial de este reloj es el enorme mecanismo de puesta en marcha y paro del cronógrafo. Pensado para utilizar con el pulgar mediante una leva, se sitúa en la parte izquierda de la caja. El pulsador de la puesta a cero, situado a las diez horas, tiene un diseño más standard. Sin embargo, y con razón, Graham argumenta que la rapidez de su activación y exactitud no resulta tan imprescindible como la puesta en marcha y paro del cronógrafo. La leva presenta cinco acanaladuras transversales en su parte final, destinadas a aumentar el “grip” a la hora de asegurar el momento de la pulsación. Conjuntamente con el pulsador de puesta a cero, lleva un recubrimiento de PVD.

Este mecanismo fue concebido originalmente durante la II Guerra Mundial para los pilotos de aviación. Las cabinas de dichos pilotos de combate estaban sometidas a los efectos de las bajas temperaturas. Para evitar posibles congelaciones en los dedos, los pilotos iban equipados con gruesos guantes que entorpecían las tareas de operar un cronógrafo y sus pequeños pulsadores laterales. Así surgió la idea de utilizar una gran leva para pulsar sin problemas con el pulgar de la mano derecha. En este modelo actualizado, a la ventaja que supone el hecho de que el pulgar es el dedo con un tiempo de reacción más corto, se le suma el diseño del mecanismo de leva, que comporta un menor esfuerzo a la hora de activar o para el cronógrafo.

 

El cronógrafo bicompax, característico de Graham, está adornado por un bisel GMT de acero metalizado recubierto por un cristal de zafiro, dividido en dos colores: negro, de 18 a 6 horas, y plateado, de 6 a 18 horas, resaltando la diferencia entre noche y día de dicha complicación. Coronado por un cristal de zafiro con tratamiento anti-reflejo por ambas caras, los contadores plateados contrastan sobre el fondo negro del dial. A las tres horas encontramos el subdial de los segundos (aguja blanca), y a las nueve horas, el subdial de los minutos de la función cronógrafo (aguja naranja). Sus escasos 30 minutos representan, bajo mi punto de vista, un aspecto negativo en el Chronofighter GMT.

Los números arábigos horarios de color blanco están situados en un anillo exterior de aspecto totalmente liso. Este anillo enmarca una circunferencia central formada por finos círculos concéntricos que proporcionan una bella textura de contrastes, rota con nitidez por el naranja de la aguja segundera del cronógrafo. De igual color son las siglas GMT situadas a las 6 horas, un poco grandes para mi gusto. Justo debajo, con un tamaño de letra mucho más comedido, podemos leer la denominación del modelo: “Chronofigther Oversize”.

A las 12 horas encontramos la gran ventana doble de la fecha, encajando perfectamente con el espíritu Oversize de este modelo. Las agujas centrales con forma de espada y recubiertas de Super-Luminova, tienen una anchura considerable. La aguja de la función GMT está esqueletizada, presentando una punta triangular contorneada en naranja, también recubierta del mismo material.

Este reloj está impulsado por el calibre Graham G1733 Graham, un movimiento de cuerda automática que late a 28.800 alternancias/hora. Con una reserva de marcha de 48 horas, este calibre lleva un sistema antichoque Incabloc, y presenta una estanqueidad garantizada hasta unos suficientes 100 metros. De todos modos, el principal factor que nos va a hacer desistir de bañarnos con él, es que va acompañado sólo de una correa de aligator negro. Una correa adicional de caucho hubiera sido un buen detalle para complementar este modelo claramente deportivo.

En resumen, y bajo mi punto de vista, Graham ha acertado plenamente con el Chronofigther Oversize GMT Black Steel. Presenta un dial negro con subdiales plateados muy acertado, equilibrado, con una alta legibilidad y un marcado carácter deportivo, acentuado por pinceladas de color naranja. De formas rotundas y dimensiones contundentes, resulta un reloj poco discreto; y si a ello le sumamos su característico pulsador, obtenemos un guardatiempos que será objeto de todas las miradas …….. aunque no siempre sean de admiración.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 1 Valoración: 4]

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.