La tradición que aporta el propio bagaje histórico es uno de los principales valores en los que se apoyan muchas firmas de la alta relojería, tanto a nivel de imagen como de producción. Fundada hace sólo diez años, Greubel Forsey, a pesar de no disponer de este poderoso activo, implementa en su filosofía todo el savoir-faire de la mejor tradición relojera y la eleva a su máximo nivel técnico y artístico. Para ello, ha adoptando a una de las máximas complicaciones existentes, el tourbillon, como el eje sobre el que giran sus creaciones. Pero su gran virtud no ha sido sumarse a la gran cantidad de marcas que recurren a este mecanismo inventado por Breguet hace casi 230 años, sino saber reinterpretarlo, desarrollarlo y perfeccionarlo hasta un punto nunca visto, ofreciéndose como un perfecto nexo de unión entre la tradición y la vanguardia relojera. Su lema “Art of Invention”, resume perfectamente el ADN de Greubel Forsey

140922-05

La arquitectura de los relojes es el resultado de una marcada visión asimétrica, mientras que ciertas composiciones exhiben un aspecto sumamente contemporáneo. Con los años, esta dimensión estética, e incluso artística, ha pasado a insertarse definitivamente en el ADN de gran parte de sus guardatiempos.
En esta década, Greubel Forsey ha fabricado un total de casi 900 piezas, una reducidísima producción limitada por el tiempo necesario para manufacturar cada una de ellas. Actualmente, 120 empleados trabajan en su taller futurista construido en madera, hormigón y vidrio, una estructura contemporánea que, adosada a una histórica casa de campo de Neuchâtel del siglo XVIII, refleja perfectamente los valores de tradición y modernidad de la marca.

140922-03

Su capacidad de innovación se refleja en el impresionante número de invenciones patentadas y creaciones extraordinarias que jalonan este primer decenio de existencia, sin olvidar los prestigiosos galardones acumulados durante este tiempo: el Doble Tourbillon 30 °, el Cuádruple Tourbillon o el Tourbillon 24 segundos son algunas de ellas.

140922-02

Estos diez años, que podrían suponer un corto lapso de tiempo en la historia de la relojería, han permitido a Greubel Forsey aportar un soplo de aire fresco a un mercado especialmente tradicionalista en cuanto a grandes complicaciones se refiere. Audacia, ingenio, modernidad, atrevimiento, arte, creatividad, estética… palabras que podemos asociar a Greubel Forsey sin miedo a equivocarnos, y que, esperemos, seguirán presidiendo sus futuras creaciones para el deleite de los amantes de la relojería en su máxima expresión.


Watch-Test es una página web especializada en análisis y comparativas de relojes mecánicos de pulsera de alta gama y de lujo. Todos los artículos de Watch-Test son originales, independientes y exclusivos, escritos por editores referentes en el sector.

 

Sobre el Autor

Ingeniero geólogo, Master en Geología Marina y Master en Restauración Medioambiental, Co-fundador y editor en Watch-test. Opinión, pasión y rigor, son los pilares fundamentales que sustentan la redacción de mis artículos. La clave, disfrutar de una profesión que coincide con mi afición.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.