Parecía que tras dos décadas de devastadora adquisición de marcas de relojería por parte del Grupo Richemont y el Swatch Group, los dos grandes grupos dominadores del mercado de Alta Relojería, no quedaba nada apetecible en el mercado, o por lo menos que estuviera a la venta. Ha saltado la sorpresa, pues Harry Winston cumple la primera premisa pero desconocíamos que cumpliera la segunda.

Para ser exactos, el Swatch Group ha adquirido la totalidad de las acciones de HW Holdings Inc, en el cual se incluye la marca Harry Winston, empresa estadounidense fundada en 1932, que está considerada junto a Cartier como la marca más prestigiosa de la Alta Joyería. Su gran especialidad son los diamantes, terreno en el cual muchos le conceden el estatus de nº1. En el terreno popular es muy conocida por su aparición en numerosos films, especialmente su boutique central de la 5ª avenida de New York, y también por ser proveedor habitual de las grandes estrellas del cine.

Su vertiente relojera es menos conocida y no goza de la misma relevancia que sus joyas, algo que tras esta adquisición por parte del Swatch Group puede cambiar muy rápidamente. Argumentos no le faltan, pues estamos hablando de una manufactura con sede en Ginebra, en el polígono tecnológico Plan-les-Ouates, donde podemos encontrar firmas como Patek Philippe, Vacheron Constantin, Cartier o Piaget, solo por nombrar algunas.

Su actual colección relojera es poco conocida, especialmente en Europas, en parte por sus desorbitadas exigencias a posibles distribuidores y en parte por su trato altivo y distante con la prensa especializada. Pero argumentos relojeros no le faltan para darse a conocer. Solo hace falta ver su muy exclusiva saga OPUS, que en colaboración con grandes relojeros de vanguardia ha dado vida a alguna de las creaciones más fascinantes de los últimos tiempos. En la imagen superior se puede ver el OPUS 12, última creación de esta familia de relojes y del que os hablamos en un artículo correspondiente a Baselworld 2012.

El montante de la operación asciende a 1.000 millones USD, de los cuales 250 corresponden a la asunción por parte de Swatch Group de la actual deuda de HW Holdings Inc. Con ello Swatch Group adquiere la totalidad del negocio relojero y joyero de Harry Winston, así como la responsabilidad sobre sus 535 empleados actuales. La transacción no incluye a la sociedad “Dominion Diamond Corporation”, dedicada a las actividades mineras en Canadá. La operación aun está pendiente de la aprobación por parte de las distintas autoridades reguladoras, pero cuando se hace pública por ambas partes es signo de que tienen claro que no habrá ningún problema en este sentido.

Nuestra enhorabuena a Swatch Group y a Harry Winston, una unión que no dudamos dinamizará su actividad y su presencia, especialmente en Europa.

AYÚDANOS A MEJORAR. VALORA ESTE ARTÍCULO.
[Total: 0 Valoración: 0]

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

¿Te apasionan los relojes?

¿Te apasionan los relojes?

A nosotros también. Mucho, mucho. Por eso queremos ofrecerte gratuitamente e-books, una newsletter semanal y acceso a contenido exclusivo. ¿Te parece interesante?

¡Genial! Ahora, revisa tu email.