Hublot Big Bang Tourbillon Samuel Ross; nuevas fronteras

El Big Bang Tourbillon Samuel Ross que nos presenta Hublot eleva todos los límites al máximo: el técnico, el estético y el de los materiales.

\\ WT REF 83949 Se lee en 4' 35''
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp

En el Big Bang Tourbillon Samuel Ross se escenifica al máximo el ADN de Hublot, que podemos resumir con ese concepto de «Fusion» que ya nos resulta tan familiar. La Fusion de Hublot atiende a dos ámbitos principales que atañen a vertientes muy distintas pero que son tan importantes la una com la otra.

El primero es la capacidad de mezclar en un solo reloj materiales antes considerados como incompatibles. Así nació en 1980 el primer reloj de Hublot, que se atrevía a combinar una caja de oro con una correa de caucho, una mezcla impensable casi sacrílega en la época. El segundo ámbito de Fusión se refiere a la colaboración con personajes y ámbitos totalmente ajenos al mundo de la relojería, concepto del cual han nacido tantos relojes que serían interminables de enumerar.

Hublot Ambassador Samuel Ross 01

Ahora, con el Big Bang Tourbillon Samuel Ross se elevan al máximo estas vías de Fusión de la mano del Director Creativo que le da nombre. Samuel Ross es un auténtico fenómeno, que a sus 30 años ya exhibe unas credenciales asombrosas. Es un artista multidisciplinar, director de cine y diseñador de moda, aunque él prefiere describirse a sí mismo como director creativo. Este es el resumen de su curriculum que nos facilita Hublot:

En 2012 se graduó con matrícula de honor en diseño gráfico e ilustración por la Universidad De Monfort de Leicester. Desde entonces ha colaborado con numerosas marcas y agencias creativas –desde Oakley y Nike hasta Dr. Martens y Mackintosh–; a finales de 2015 lanzó su marca de moda masculina deportiva de lujo A-Cold-Wall* y en 2019 puso en marcha su propio estudio de diseño, SR_A.

En 2019, Ross ganó el prestigioso Hublot Design Prize, y un año después fue nombrado embajador oficial de la marca, una ocasión que estuvo marcada por la presentación de REFORM, una escultura diseñada para reflejar los 40 años de historia de Hublot. Combinando un material natural antiguo (el granito) con otro moderno y creado por el ser humano (acero), Ross creó su propia «Fusión», que unía el pasado y el presente en un proceso de producción en el que se utilizó el acabado tradicional a mano y un mecanizado de vanguardia.


En la industria relojera es habitual partir de un diseño de caja existente para crear a partir de él reinterpretaciones de esfera y/o de mecanismo, pero a Hublot le encanta llevar la contraria y así lo hace de nuevo. El Big Bang Tourbillon Samuel Ross parte de un conocido movimiento de muy alta gama y le hace un traje a medida. La siguiente imagen, en la que vemos tres ejemplos de este tourbillon (hay más) es plenamente definitoria de ello.

Hublot Big Bang Tourbillon trio

De izquierda a derecha, vemos el Big Bang Tourbillon Automatic Orange Sapphire (artículo), el Big Bang Integral Tourbillon Full Sapphire (artículo) y el nuevo Big Bang Tourbillon Samuel Ross. Se aprecia claramente que todos ellos comparten el mismo movimiento, el calibre HUB6035. También comparten la misma matriz de colección; la Big Bang. El mérito es que a pesar de estas similitudes, a priori definitivas, estos tres relojes se parecen en muy poco a nivel de imagen.

Esta enorme diferenciación estética se centra exclusivamente en las caja de estos Big Bang. En los dos primeros casos, además del tamaño, la diferencia se centra en los materiales y en los colores empleados en sus cajas. El Samuel Roos que hoy nos ocupa también sigue este patrón diferenciador, pero va mucho más lejos ya que somete las icónica lineas del Big Bang a una reinterpretación tan asombrosa como extrema.

Lo más meritorio de esta gran transformación es que el reloj sigue transmitiendo la imagen de un Big Bang, lo que se expresa mediante tres de los rasgos genéticos que lo definen y que han permanecido inalterados; la geometría hexagonal, los seis tornillos del bisel y las «orejas» que sobresalen a ambos lados de la caja.

A partir de aquí, dos son los rasgos que definen este nuevo diseño del Big Bang de Samuel Ross, que atañen a su bisel y a la carrura. En el primer caso, vemos que el típico bisel redondo del Big Bang desaparece y deja paso a una inédita forma que recuerda a una cruz.

Un aspecto destacable de esta cruz es que carece de líneas rectas ya que todas sus caras son cónicas y convexas. Estas últimas, las convexas, son las que conforman los recortes a la altura de los los cuatro angulos principales de la caja y que originan esta peculiar geometría. Este insólito bisel está realizado enteramente en titanio, que alterna el acabado satinado de la cara superior con el satinado de las caras laterales.

Big Bang Tourbillon Samuel Ross

Pasamos a la carrura, la parte principal y estructural de la caja de un reloj, que en este caso bien podríamos calificar de esqueletizada. A este elemento, que conforma la estructura que aloja y protege el movimiento, se le efectúan diversos calados, que se distinguen por la estructura en forma de panel de abeja que encontramos en ellos.

Por encima de esta carcasa de titanio vemos otra estructura, de color naranja, realizada con un material tipo composite, que se puede considerar como una especie de funda. Estas piezas parecen realizar más una función más estética que física y forman parte de la filosofía de Hublot de fusionar en una misma caja piezas de distintos materiales y colores.

Big Bang Tourbillon Samuel Ross

Esta arquitectura en forma de panel de abeja que hemos visto en la carrura, también se extiende a la esfera e incluso al sorprendente fondo e la caja, que nos deja ver su cristal de zafiro. Admito que esta inesperada visión del fondo me resulta atractiva, casi hipnótica, pero tiene su cortapisa ya que la observación del movimiento prácticamente se anula.

La correa del Big Bang Tourbillon Samuel Ross está realizado con caucho y su color es exactamente el mismo naranja que el de las estructura externa de la caja. También está diseñada con una estructura calada, a través de la cual apreciamos lo que parecen ser láminas metálicas, a buen seguro también de titanio, que también exhiben una estructura tipo panel de abeja.

Big Bang Tourbillon Samuel Ross

Como se aprecia en la imagen, la caja con la que se entrega el Big Bang Tourbillon Samuel Ross está a la altura de este reloj, cuyo precio es de 115.000 EUR. Como era de esperar en piezas de este nivel, su producción está limitada, a tan solo 50 ejemplares.

\\ WT REF 83949
  • facebook
  • Tweet
  • Linkedin
  • pinit
  • WhatsApp
, el autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 15 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad y fiable. Con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta