Hublot presenta los Big Bang Zermatt, una serie limitada de tres relojes que homenajean la población de Zermatt y el legendario monte Cervino

Hublot no cesa en su frenético ritmo de crear novedades y anuncia los nuevos Big Bang Zermatt. Lo digo en plural porque no se trata de un reloj, sino de toda una nueva serie compuesta de tres relojes que se inscribe en la colección Big Bang. Eso sí, será una serie efímera ya que tal y como nos tiene acostumbrados Hublot en la mayoría de sus lanzamientos, se trata de ediciones limitadas.

A pesar de que esta serie del Big Bang se denomina “Zermatt“, también homenajea el Matterhorn o Cervino, dos de las denominaciones (la suiza y la italiana) de esta legendaria montaña, situada en los Alpes haciendo frontera entre Suiza e Italia. Junto con el Eiger, el Matterhorn es una de las montañas que presenta las ascensiones alpinas clásicas más difíciles y expuestas. El pueblo alpino de Zermatt, además de su prestigiosa estación de esquí, debe su fama por ser el punto de partida (Cabaña Hörnli) de muchas de las vías, incluida la Norte Directa, de ascensión de esta célebre montaña.

Hublot Big Bang Zermatt - duo

Hublot nos ofrece tres versiones del nuevo Big Bang Zermatt. Dos de ellas, con cajas de 44 milímetros de diámetro, destinadas al público masculino, y la tercera, con caja de 41 milímetros, pensada para las féminas, aunque bien podría considerase como unisex.

Las dos versiones de 44 milímetros comparten una característica que en cierto modo caracteriza esta serie de relojes; su bisel realizado en pizarra. Esta es una muestra más del concepto de “fusión” uno de los signos que caracteriza Hublot. La firma de Nyon ha experimentado con multitud de materiales para las distintas partes de sus relojes, pero admito que nunca hubiera imaginado que se atreviera con la pizarra, una piedra que tiene la curiosa característica de ser extremadamente dura ante impactos verticales y extremadamente frágil en golpes laterales.

Además de su esfera azul satinada, otra característica que distingue estos Big Bang Zermatt del resto de la colección es el grabado del Matterhorn/Cervino, visto desde la perspectiva de Zermatt, que encontramos en uno de los contadores de la esfera; el ubicado a las 9 en las versiones de 44 mm y el de las 3 horas en el de 41 mm.

Las versiones de 44 milímetros se diferencian por el material elegido para su caja; oro rojo y acero, metal este último que también emplea la versión femenina de 41 mm. Esta versión de 41 mm renuncia a la pizarra para su bisel y en su lugar se decanta por el característico engaste de diamantes que adorna la mayoría de relojes femeninos.

Hublot Big Bang Zermatt - fondo

Todos los Big Bang Zermatt equipan movimiento de cronógrafo, el calibre HUB4100 y el HUB4300, para las versiones de 44 y 41 mm respectivamente, aunque misteriosamente se puede leer claramente la denominación HUB4200 en las imágenes del fondo de estos relojes que nos ha proporcionado Hublot. Nuevamente, también podemos apreciar a través del fondo de cristal de zafiro el perfil del Matterhorn impreso en el mismo cristal.

El Big Bang Zermatt de 44 mm con caja de acero está limitado en su producción a 100 unidades, el de 44 y caja de oro rojo a 50 unidades y el de 41 milímetros con caja de acero y engaste de diamantes en el bisel a 100 piezas.

Sobre el Autor

50 años de pasión heredada por la relojería. 10 años transmitiendo mi pasión por internet. Primero fue MundoPanerai, luego Cronomundi, ahora Watch-Test. Unos proyectos que nacieron bajo una idea muy clara que se mantiene en el tiempo: el lector busca opinión de calidad. Y con toda la subjetividad que conlleva, opinión y crítica razonada es lo que pienso seguir ofreciendo.

Dejar una Respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.